Objetivos

Hay empresas, sobre todo públicas, que nacen para cumplir unos objetivos, que se crean para llenar un hueco o para servir para unas determinadas intenciones. Así Canal Sur nació con la intención de servir como instrumento de información y participación para los andaluces en la sociedad, la cultura y la política del país. Además, pretendía ser un medio de difusión de los valores históricos, culturales y lingüísticos de Andalucía.

Cuando sucede algún hecho de relevancia es cuando se ponen en valor las intenciones para la que fue creada esa empresa. Este fin de semana hemos tenido un incendio en la zona de Doñana que ha puesto en jaque a todos y en el que se ha puesto en riesgo el pulmón de Andalucía y uno de los lugares más importantes de Europa ¿dónde estaba Canal Sur? Pues con María del Monte y su programa (grabado) de sevillanas en la televisión y en la radio con un evento en directo, pero de dar cobertura a los incendios, nada de nada.

UnknownImagínense por un momento que estuvieran ese día en aquella zona ¿no les gustaría estar informados en todo momento? Para cualquier evento importante debería estar el servicio público al que se debe esa empresa. Nos ofrecieron en directo el escrutinio de votos de las primarias socialistas, evento importante sin duda, sobre todo para la jefa del chiringuito que creía iba arrasar. Eso es información de interés, pero cuando sucede algo de muchísimo más interés como lo sucedido el domingo, ahí no estaba.

Dice que es un medio para difundir los valores lingüísticos de Andalucía, pero sin embargo los presentadores de las noticias parecen más de Valladolid que de cualquier lugar de Andalucía. Por no hablar de otros programas que en lugar de poner en valor a la sociedad andaluza pone el acento en los tópicos más chirriantes y más dañinos de los que se valen para ridiculizarnos.

El andaluz es un idioma, quizá mejor que otros, ya que tenemos una variedad de palabras y un diccionario más completo que el utilizado habitualmente en otros territorios donde también se habla el español.

Eso por no hablar del aumento de incendios estos dos últimos años ¿causa-efecto? Pues desde que en el año 2015 se cambió la ley que permite a las Comunidades recalificar los terrenos quemados a los tres años, se han multiplicado ¿casualidad?

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 1 de julio de 2017

Anuncios

Hospital de los despropósitos

¿Han oído el anuncio que hace la Consejería de Salud del nuevo hospital de Ronda? Es precioso, dice que es el “primero de Andalucía con todas las habitaciones individuales, tiene los máximos adelantos en las consultas, todo el material nuevo y las urgencias abren las 24 horas” de todo esto sólo lo primero y lo último es verdad, pero lo realmente grave es que hay otras muchas mentiras que no dicen en la publicidad.

Ha sido bautizado a nivel nacional como “hospital de los despropósitos” así que ya no tenemos que preocuparnos si se llama hospital de la serranía de Málaga o de Ronda, la Junta de Andalucía ha conseguido que le pongan el nombre los usuarios y medios. Todo un acierto, que parece ser el único.

articulos-502359A la ya desfachatez de llamarlo “moderno” se une la de estar orgulloso de lo hecho por parte de los políticos de la Consejería. Si ya era un despropósito merecedor del nombre el tener el único hospital de Andalucía sin acceso peatonal, sin carril único de ambulancias, sin el personal necesario (aunque se note poco por la profesionalidad de los que actualmente están trabajando en él) se une la más alta de las consideraciones y merecedora de la medalla al mérito al trabajo a quien haya aprobado y probado las instalaciones, muy modernas…pero no caben las camas en los ascensores.

Si hay alguien que merece la medalla al mérito son los trabajadores del hospital, que encima tienen que aguantar las quejas de los usuarios, que tienen razón, pero los trabajadores no tienen la culpa de que haya sido un hospital diseñado por políticos que se lo llevan crudo y son unos incapaces además de ineptos. Tienen que informar a los familiares y justificar que hayan inaugurado un hospital donde para pasar a los pacientes de una planta a la otra lo tengan que hacer en ambulancia, ya que no caben en los ascensores, toda una prueba de para qué sirven los políticos de la consejería de sanidad.

El SAS era la joya de la corona, pero “Susi interruptus” lo está convirtiendo a base de recortes y despropósitos en un servicio deficiente. En su empeño en la política nacional olvidó completamente Andalucía, ahora estamos pagando las consecuencias. Los andaluces le importamos un bledo a Susi, nos tiene como segundo plato, de ahí lo que pasa y tenemos que sufrir, no la quieren en su partido y tenemos que tragar con ella.

Ah, otro día hablaremos de la Consejería de Educación y su carta a los centros escolares donde llega a animar al absentismo escolar, con lo que se trabaja en ello por parte de los trabajadores sociales. Pero claro es más barato que invertir en Educación. Nos queda poco que sufrir con el ascenso interruptus de Susi.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 24 de junio de 2017

Pensamiento único

En la 2 de TVE, los antiguos la llamábamos UHF, llevan muchos meses emitiendo películas españolas bajo el título “Historia de nuestros cine” en el cual nos encontramos con películas de todas las épocas. Muchos, como me pasó a mí, descubrirán títulos de mucho nivel, comprometidos con su tiempo y magnífica calidad. Mucho más allá del manido y tan utilizado españoladas y películas de ese tipo.

Precisamente la semana pasada emitieron una en la que se trataba el tiempo en que ETA estaba en su máximo apogeo y las relaciones entre los protagonistas, de toda índole ideológica. Es una magnífica película en la que seguro se ha basado en parte el éxito editorial de este año en España, el libro de Fernando Aramburu “Patria”

la_casa_de_mi_padre-144829863-large

Cartel de la película. FilmAffinity

La película de la que hablo es del año 2008 y se titula “La casa de mi padre” dirigida por Gorka Merchán y protagonizada por Carmelo Gómez, Emma Suarez y Juan José Ballesta entre otros. Es dura y refleja muchas realidades de hace apenas diez años, aunque parezcan muchos más. Fíjense si parecen muchos que uno de los pensamientos más recurrentes mientras la veía es que una película así sería muy difícil de estrenar hoy día.

Hemos dado tantos pasos para atrás que seguro que algún iluminado de turno saldría en las redes sociales pidiendo el boicot a dicha película sólo por el tema que trata. Como ocurrió con los muchos catetos culturales que pidieron boicotear la película de uno de los mejores directores de comedia española, Trueba, por el simple hecho de mostrar unos pensamientos y unas palabras más o menos acertadas. Aún me extraña, quizá haya salido y no lo he visto, un boicot a ese cocinero que sigue contando chistes mientras cocina en el mediodía de alguna cadena cuando reconoció haber pagado el impuesto revolucionario de la banda armada.

Hace unos meses se produjo un boicot también a una película en la que una de las protagonistas había manifestado unas ideas políticas que puede o no gustar, pero hace unos años se respetaba y ahora cada vez menos. Vamos dando pasos avanzados hacia un pensamiento único en el que no se respeta que alguien piense lo contrario. Bloqueamos en redes sociales, pedimos que no vean películas, incluso le negamos (casi) el pan y la sal, solo por no compartir unos ideales.

Recuerdo una frase que decía “no comparto tus ideas pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlas” que teníamos no hace tanto como frase de cabecera en la mayoría de personas y medios de comunicación. Desgraciadamente eso ha pasado a mejor vida y cada día más faltamos al respeto al que no tiene el pensamiento único.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 17 de junio de 2017

Moción de censura

Que España tiene un gobierno en precario, ya no lo discute nadie. No es por el número de diputados que lo mantiene, ya que cuenta con una mayoría, apuntalada cuando hace falta en las leyes importantes por Cs y PSOE (una de las leyes más importantes de la legislatura, los presupuestos generales, han contado con su apoyo, aunque haya sido con un sólo diputado) Lo que mantiene en precario a este gobierno es su actitud y su falta de aptitud para seguir gobernando un país como es España.

Todavía hay quien discute si debe seguir o no gobernando quien está actuando como lo está haciendo en todos los sentidos.

Desde el Ministro de Justicia, que puso (indirectamente) a investigar la corrupción a un fiscal que ha tenido que dimitir por supuesta corrupción, todo un alarde de hacer las cosas bien. No sólo eso, es que el fiscal general del estado, encima, lo defiende y dice que no debería haber dimitido, con toda la cara dura del mundo. Por cierto tanto el ministro como el fiscal general han sido reprobados por el Congreso de los Diputados, pero como en ese país llamado Españistán se pasan por el forro casi todo, más si tiene que ver con la corrupción, no pasa nada.

Desde el Ministerio del Interior se les ofrece a corruptos la información necesaria para que no se muestren mucho, ya que los están investigando. Chivatazo que se resuelve con un “no sabía nada” “no sé que eso haya sucedido” y aquí paz y después gloria, que dice mi madre.

UnknownPero rizando el rizo de la incapacidad más manifiesta ahora ha salido una sentencia del Tribunal Constitucional (el que defiende que se cumpla la Constitución) en la que se declara inconstitucional la ley de amnistía fiscal (que en las posverdades típicas de este gobierno se llamó “regularización fiscal”) a través de la cual muchos de los amigos del Partido Popular pudieron regularizar millones de euros sin pagar impuestos, que para eso ya estamos los pobres y curritos de a pie ¡vayamos a hacer pagar impuestos a los ricos!

Yo no sé si habrá habido un gobierno anterior que se mereciera la moción de censura, seguramente si, pero más que éste no creo que lo haya habido.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 10 de junio de 2017

Siempre CD Ronda

El pasado domingo volvió a ser un día triste para el deporte y en especial para el fútbol rondeño, y van… ya que el CD Ronda, club decano de la provincia de Málaga, descendió a primera andaluza.

Desde hace unos años este club que representa al equipo más antiguo de la provincia, en lugar de ser cuidado y respetado, está siendo ninguneado y pisoteado por los políticos rondeños de una manera escandalosa. Representa lo que eran nuestros padres y abuelos. Siempre ha tenido una afición corta pero fiel, a ello también contribuye en demasía lo que se está haciendo con el fútbol actual, ya que no es comprensible que haya partidos de élite desde el viernes por la noche hasta el lunes, sin dejar ninguna mañana o tarde liberada para los equipos de categorías inferiores, en esto, también, la liga española tendría que aprender de la mejor del mundo, la inglesa, donde se deja hueco para que haya partidos de otras categorías a unas horas determinadas del fin de semana.

Hace unos años un concejal de infausto recuerdo para algunos, decidió que había que apostar por otros deportes, cosa que es de aplaudir, pero a cambio dejó a otros en la estacada, cosa que es de reprochar. No creo que sea necesario dejar de ayudar a unos para que se beneficien otros, pero claro, el concejal era del norte y además le gustaba el ultrafondo, por lo que hay muchas carreras de este tipo pero el cambio en su conjunto ha sido a peor. Hubo incluso un presidente del CD Ronda nombrado por el concejal que quiso hacer del club un filial del Marbella, lo que hubiera llevado a su desaparición, otro despropósito.

CD RondaPero los actuales regidores no han sido mejores para el fútbol, prometieron una subvención que han dado un día antes del fatídico día del descenso, será para que no le hagan responsables en su parte, ya lo eran. Han contribuido con su actitud y su ineptitud a que hayan pasado varios presidentes que se han tenido que ir ante la burla contínua que recibían de los responsables municipales, algunos de una trayectoria y valía considerable, como D. Antonio Morales o José Manuel Ortega.

A los jugadores y técnicos no se les podía pedir más, han tenido una profesionalidad que ya quisieran los políticos, por lo que desde aquí sólo nos queda dar ánimo a todos ellos y desear que el próximo ejercicio haya más compromiso por parte de los que lo tenían que haber dado y todo el apoyo de los que queremos un CD Ronda a la altura de su afición. Adelante y Siempre CD Ronda.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 3 de junio de 2017

Fin de la cita

El domingo pasado no fue el día soñado por Susi Emperatriz, ya que su gozo quedo en un pozo y siguió siendo Susi Virreina, I de Andalucía.

Se las prometía muy felices, no en vano todos los grandes pensadores y peces gordos de su partido habían apostado por ella. Todos los varones del partido, excepto Cataluña y Baleares, iban con ella. Además contaba con que había ganado en avales sobradamente ¿Quién iba a esperar que la militancia le diera la espalda?

5922086b1eaeeLo de los avales tiene su explicación, ya la semana pasada apunté algo. En la campaña para esas primarias uno de los candidatos, Patxi López, insinuó que había habido presiones por parte de algunos secretarios de agrupaciones para la firma de los avales, algo que sentó muy mal a esos mismos y que se veía como impensable, es más, en algunos medios de comunicación lo mostraron como una pataleta por parte del candidato ¡cómo se ve que no conocen a según que agrupaciones! No hace falta el puñal en el pecho, pero se sabe de tiempo inmemorial que no puedes ir contra la ejecutiva de tu agrupación, si no quieres ser irrelevante.

Ya llevamos mucho tiempo denunciando que en los partidos tradicionales, en alguno nuevo ¿verdad Albert? tampoco puedes levantar mucho la voz, están aborregados, no se asciende en el partido por valores o iniciativa, tampoco por valía, valoran mucho más la sumisión al líder de turno, y sin rechistar que dice mi madre, ya que el que manda no quiere verse amenazado por cualquiera que pueda hacerle sombra.

Lo más sangrante de la noche electoral socialista fue lo que sucedió una vez se fueron sabiendo los resultados ¡Qué tuvieran que pactar hacerse la foto los tres candidatos! una vez Susana fue derrotada no quería hacerse foto ninguna. La forma en que dio la enhorabuena al ganador Pedro Sánchez, al más puro estilo Rajoy, sin querer nombrarlo “el secretario electo” dijo, como aquel que en el Senado decía “el señor del que usted me habla” En fin, que al final la derecha le salió por la derecha y… “fin de la cita”

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 27 de mayo de 2017

El socialista

Luis no tenía razón para ser socialdemócrata, es más, su padre siempre votó a UCD y se consideraba centrista y demócrata, aunque cuando algo iba mal en la democracia siempre le salía la misma frase “con Franco esto no pasaba” o cuando la cosa se ponía realmente mal decía “un Franco con veinte años es lo que hacía falta”

Aún siendo así su aprendizaje en casa él tenía más interés en defender a los trabajadores y las clases sociales más bajas, intentaba acercarse a ellos, su posición económica no era alta, pero tampoco baja. Estaba en esa clase media a la que sin sobrar grandes cosas, no le faltaba nada de lo imprescindible. Cuando empezó a estudiar en la universidad decidió afiliarse al PSOE, era de izquierdas y socialdemócrata, como él, y no dudó en empezar a colaborar en todo lo que podía en las filas del partido, rellenando sobres, poniendo carteles, asistiendo a actos en los que ayudaba a preparar colocando sillas y banderas en el escenario…

Cuando terminó la carrera empezó a trabajar en un despacho de ingeniería, poco sueldo pero al menos tendría independencia. Pocos meses después de empezar a trabajar, no pasarían más de tres o cuatro, lo llamaron un día a la Casa del Pueblo, había una reunión con los jefes provinciales del partido. En la reunión estaban presentes pocos asistentes y conocía a casi todos de sus reuniones y salidas para apoyar al partido, el secretario general de su agrupación junto con la secretaria de organización y por la parte provincial el vicesecretario general y la vicepresidenta de diputación, el presidente que era del partido estaba en una reunión de la ejecutiva autonómica, junto a él había otro compañero que también ayudaba en todo lo que podía y del que se había hecho amigo a fuerza de encontrarse en todos los actos.

La reunión fue breve aunque intensa, al amigo le propusieron ir en las listas al ayuntamiento en las siguientes elecciones que serían dentro de poco, cubriendo la parte de las juventudes, iba a ir de número tres o cuatro, dependiendo de la cuota femenina y las listas cremallera, que defendieron con vehemencia en la misma reunión. A él le ofrecían otra cosa, querían que siguiera haciendo cosas por el partido, trabajando para el engrandecimiento de la organización, pero aún no lo querían en cargo público, su puesto iba a ser más técnico, un cargo en Diputación como ingeniero, a cargo de los puestos de libre designación que tenían por los votos obtenidos. No era un puesto fijo, ya que dependía de la presidencia y del grupo socialista, un puesto de confianza, pero le aseguraron que tendría trabajo, al menos, por los próximos cuatro años, de entrada, ya que normalmente esos puestos de confianza se renovaban con las ejecutivas, pero que estuviera tranquilo, todo el mundo dentro de la agrupación tanto local como provincial apostaban por él muy fuerte, de ahí el proponerle para ese puesto.

Salió de la reunión muy contento, al fin iba a poder hacer planes a largo plazo. Dentro del partido lo consideraban un valuarte, como habían dicho, alguien de futuro al que cuidar y, quien sabe, quizá en unos años alguien que encabezara las listas más importantes.

Tras las elecciones municipales tomó posesión de su cargo en Diputación. El primer día de trabajo llegó a la sede del organismo provincial a las ocho de la mañana, no había nadie del partido ni por supuesto la persona con la que tenía que hablar y decirle las funciones que debía realizar, era un miembro del partido, pero a cambio de él era de los más antiguos militantes, fue concejal del partido en la capital muchos años y ahora, ya retirado de las listas electorales, ejercía de jefe de ingenieros.

Mientras todos los funcionarios empezaban su trabajo uno de ellos, el que parecía ser jefe intermedio, lo llevó a la zona de descanso que había en la planta donde trabajaban, un lugar que hacía al tiempo de cafetería y lugar de esparcimiento. Invitándolo a un café de la máquina de expreso que había allí, le pidió lo acompañara a la terraza que había en esa misma habitación y que daba a la parte trasera del edificio, donde fumarían un pitillo y no los oiría nadie. Allí le informó que aunque no fuera funcionario, debería llevarse bien con ellos, ya que al fin y al cabo serían sus compañeros y le tendrían que salvar el culo alguna vez, el último que estuvo en su puesto se puso a mal con ellos y terminó saliendo “por patas” la discreción, lealtad y solidaridad le darían muchas opciones de estar mucho tiempo —El jefe te pondrá ahora al día— le comentó.

El jefe del departamento llegó algo más tarde de las nueve, al verlo le hizo una indicación y se fueron a beber un café, otro, en una cafetería cercana al edificio. Allí le puso al día de su trabajo. Lo primero era que fuera consciente de que no era un funcionario, su horario no era de ocho a tres, podría llegar a las nueve o más tarde —normalmente dejo a mis hijos en el colegio de los jesuitas a las nueve y me vengo para aquí, llego entre y cuarto y menos cuarto, pero ya te digo que no somos funcionarios— ahora te daré todo lo necesario en unas carpetas que tenemos preparadas para ello, tus obligaciones y, sobre todo, tus funciones principales en el puesto que ocupas, que no olvides es del partido, no de la Diputación—

Lo primero que le extrañó al sentarse en el despacho que tenía destinado para realizar su trabajo y recoger la carpeta con las instrucciones fue que su compañero de partido y jefe en el trabajo llevara a sus hijos a un colegio privado, luego se daría cuenta que lo hacían la mayoría de los compañeros de partido.

Las instrucciones de trabajo eran claras, tendría que supervisar el trabajo del grupo de ingenieros del departamento, ver dónde y cómo se iban a hacer los trabajos. Eso lo haría siempre que el partido no lo mandara ir a algún lugar de la provincia, fuera de ésta serían por ahora pocos los desplazamientos, para servir de apoyo a cualquier miembro del partido que lo necesitara. Por supuesto tendría que dejar todo cuando el Presidente se lo pidiera, mientras fuera el de su partido. Tendría que asistir a ruedas de prensa fuera del edificio, inauguraciones en periodo de campaña, apoyo a las posibles mociones de censura en cualquier municipio, reuniones de partido en cualquier momento. Era posible que tuviera que trabajar algún fin de semana, pero por lo mismo si algún día no tenía nada en la agenda del partido, podría ausentarse del trabajo sólo con decirlo el día antes al jefe. Si tenía alguna revisión médica de sus hijos o mujer (aún estaba soltero, pero tenía novia y no tardaría en proponerle casarse dadas las circunstancias actuales) algún trabajo particular en casa o un viaje de “negocios” no había límite en ese sentido, siempre que la agenda lo permitiera.

Poco a poco fue acostumbrándose al trabajo, el coche de diputación lo tenía a su disposición en las cocheras del organismo cada vez que le hiciera falta, los bonos para comprar ropa en los centros comerciales formaban parte de las dietas, que también incluían comidas y demás. La vida le era cómoda, formó una bonita familia con dos hijos, niño y niña, que fueron al colegio de los jesuitas, lógicamente, ya que era el mejor de la zona, aunque no fuera barato precisamente.

Llegó el 1 de octubre de 2016, esa noche iba a una cena que un grupo de matrimonios amigos hacía una vez al mes. Mientras se ajustaba los gemelos de oro a la camisa de doble puño oía la radio y lnuevo-logo-psoe-01o que sucedía en Ferraz. La dimisión del Secretario General y las condiciones en que se había producido. Miró el armario/vestidor de su bonita casa de dos plantas en una de las mejores urbanizaciones de la zona, vio los trajes de marca de todos los tipos que lo llenaban, las camisas exclusivas casi todas de doble puño para los gemelos y los zapatos acorde con los trajes. Sólo al final del perchero de las camisas observó que estaba la camisa blanca que llevo en su primer día de trabajo, ese que duro pocos meses tras licenciarse en la facultad. No había querido desprenderse de ella a pesar de las muchas veces que se lo había pedido su mujer. Ni rastro de las camisetas y jerséis que usaba en su juventud, por supuesto tampoco rastro de las zapatillas tipo deportivas que utilizaba en esa época. Hasta la ropa interior era de las mejores y más exclusivas marcas del mercado.

Quitándose la camisa que se estaba poniendo intento colocarse la blanca de aquel primer día, le quedaba estrecha, había engordado en estos últimos veinte años algunos quilos, no muchos, pero los suficientes para que la camisa no le abrochara. Dejándola en el lugar que estaba se puso otra, menos ostentosa y sin gemelos, a pesar de la insistencia de su esposa diciéndole que luego haría frío dada la fecha que estaban, rehuso de llevar chaqueta, no le llegaba ese día, le sobraba, iba mejor en mangas de camisa.

Durante los meses siguientes siguió con interés las reuniones que tenía en distintas agrupaciones de toda Andalucía, cada vez más callado, más interiorizando lo que ocurría que aportando a algo que en ese momento se le escapaba de las manos. En el trabajo observaba que cada día iba menos por su despacho en la diputación, los compañeros funcionarios lo respetaban, ya que siempre siguió los consejos del primer día, pero veía como el trabajo lo hacían ellos y él se dedicaba a trabajar más en funciones que no estaban destinadas a mejorar el trabajo en diputación, más bien a mejorar la vida de los compañeros de partido para los que trabajaba.

Ahora se alegraba de no haber dado un paso más las muchas veces que se lo propusieron e ir en listas para el ayuntamiento, el parlamento andaluz e incluso para el congreso de los diputados. Siempre decía lo mismo, estaba satisfecho de su trabajo en la diputación, más en la sombra, sin grandes ambiciones ¿para qué? tenía un poco de tiempo para su familia, no mucho, pero más que si estuviera en un cargo superior.

El día de la recogida de avales para las primarias en las distintas agrupaciones que iba a visitar las instrucciones recibidas fueron claras —hay que buscar los apoyos necesarios para nuestra presidenta, si alguien está indeciso demuéstrale que estamos mejor todos en nuestros trabajos gracias al partido tal como estamos ahora— Así lo hizo y también él firmó.

Llegó el día de la votación en las primarias para elegir a quien debía dirigir los destinos del partido en los próximos años. Le entraron las dudas. A Patxi no lo podía votar “habia gobernado con la derecha en Euskadi” de Susana no estaba satisfecho, lo que sucedió en el famoso comité federal, las formas en que se hizo todo, cómo se tuvo que ir el que era secretario, siempre había vivido la lealtad al jefe del partido, lo había aprendido, sin fisuras, aunque se equivocara, firmes en su apoyo. Además ella también estaba gobernando con la derecha, nueva y liberal, pero derecha al fin y al cabo. Pedro tampoco le llenaba como candidato, aunque había cumplido lo que le mandaron y no acababa de entender la forma en que lo quitaron, pero precisamente por eso tenía más simpatías hacia él. Pero también sabía que si lo votaba se acababa el trabajo que había hecho los últimos veinte años, no sabía dónde podría mandar un curriculum ni si estaría preparado después de tantos años para volver a la empresa privada en la que sólo trabajo durante unos meses cuando era muy joven.

Poniéndose la camisa blanca de su primer día de trabajo, ahora tras lo pasado en los últimos meses había adelgazado y por lo menos le abrochaba, cogió el carnet del partido y dirigiéndose a su agrupación lo entregó.

 

Salud y suerte

 

Relato corto. En Ronda Semanal se publica un extracto el 20 de mayo de 2017