Archivo mensual: diciembre 2009

Navidades

Si por algo se distinguen estas fiestas es por las cenas y comidas que celebramos, normalmente en Nochebuena y Nochevieja se reúne toda la familia para ello.

Todo empieza perfectamente, se reciben las familias para cenar dándose la bienvenida, olvidando lo que ha pasado en otras celebraciones, recibimos a las personas que quizá no hayamos visto en todo el año (o en varios años) y celebramos la Navidad. Cuando llega la hora de sentarse a la mesa empiezan los problemas, siempre te toca al lado del familiar pesado (nos pasa a todos, el pesado cambia con la persona). Con el primer plato empiezan los primeros desencuentros, ya llevamos suficiente tiempo juntos como para que aparezcan hostilidades. Normalmente se suelen evitar conversaciones en las que chocamos, pero según pasa el tiempo se acaban los temas y siempre está el graciosillo de turno que saca el tema tabú, se entabla la primera disputa que la persona mayor de la familia trata de calmar, consiguiéndolo la mayoría de las veces -que estamos en Navidad y no es plan de terminar como todos los años- es decir, peleados unos con otros. No pasa nada termina la cena y no ha habido problemas, aunque haya miraditas.

Posteriormente se muestran los dulces típicos que ponemos en bandejas para que cada uno coja lo que quiera, ahí es cuando piensas viendo las peladillas para que servirán, conforme va pasando el tiempo piensas –ya sé para que sirven, no saben bien, no son blanditas para poder masticarlas sin romperte un diente y no te endulzan lo suficiente- es cuándo le das la utilidad a las peladillas “sirven para tirarselas a la cabeza a aquel familiar que te está dando la noche” -si se veía venir, cariño, sabia que me daba la noche- le dices a tu mujer o compañera haciéndole cómplice de tus pensamientos.

A pesar de todo, Feliz Navidad a todos, que lo pasemos lo mejor posible estos días.

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/12/2009

Anuncios

Demagogia

La semana pasada en este mismo periódico aparecía una entrevista que leí con ganas e interés. Se trataba del portavoz de ¿Izquierda? ¿Unida? en el Ayuntamiento de Ronda.

En ella decía este concejal “no pactaremos con un PSOE que hace una política de derechas” quedándose tan pancho, igual hasta se lo cree, que se sepa nadie le ha pedido pactar para nada, es más después de las elecciones igual se queda sin la representación que ha tenido hasta ahora (algo así dicen las encuestas). Me hace mucha gracia que pida eso en Ronda y no lo haga en muchos lugares donde ellos gobiernan, tenemos ejemplos bastante cercanos (unos más que otros) dónde no es que hagan política de derechas, es que no hacen ni política, se dedican a poner pancartas, repartir unos panfletos y punto.

Hay sitios donde llevan gobernando más de diez años y no han hecho ni una vivienda de protección oficial, pero hacen una macrourbanización de lujo en la que las parcelas van con piscinas incluidas, está cerca de donde querían poner un campo de golf, pero no se manifiestan en contra (cuándo van a quitar la misma cantidad de agua, sino más). Sólo es de izquierdas, según ellos claro, quitar los crucifijos de los colegios, protestar en esos mismos centros cuando se monta un portal de belén o se cantan unos villancicos, como si por ser de izquierdas no pudieras ser cristiano, conozco muchos que lo son. Mientras tanto “dicen” que defienden a las mujeres y financian con dinero municipal en otro sitio donde gobiernan a grupos de música homófobos, pero eso es libertad de expresión.

Claro que dice que no pactaría con los Socialistas ni con los Andalucistas, a ellos les va más hacer la “pinza” con el PP como abanderado, tapándole las vergüenzas como se está viendo en el Parlamento Andaluz, o pactando con otros partidos como la Falange. Quizá esa política se asemeje más a lo que ellos demuestran que es IU.

Publicado en “La Voz de Ronda” 19/12/2009

Señales

Durante estos últimos quince días por distintos motivos he tenido que viajar por varios sitios de Andalucía, como decimos por aquí “he viajado más que el baúl de la Piquer”.

Por todos estos sitios me he ido encontrando en la carretera distintos anuncios de la DGT, del tipo “al volante, ni una gota de alcohol”, “no dejes que el conductor beba alcohol”… avisándonos para intentar evitar accidentes. Estoy de acuerdo en que velocidad y alcohol no deben ir de la mano, así como que no debemos correr con el vehículo más allá de la velocidad permitida. Para ello también nos ponen radares por muchos sitios, me he encontrado algunos anunciados y otros ocultos, que los ves cuándo ya los has pasado (no sé si habré traspasado la velocidad ante estos radares, espero que no, de todas maneras si lo he hecho me enteraré en unos días). Junto con esto también he visto en varios sitios anuncios como “modere su velocidad, zona de acumulación de accidentes” lo que quiere decir que tienen experiencia y en esos determinados kilómetros de la carretera ha habido varios accidentes, te lo anuncian para que sepas que debes tener más cuidado de la cuenta, o te ponen un radar en esa zona, sin embargo no se ocupan lo suficiente de arreglar esa determinada zona para que no haya accidentes. También he encontrado señales de obras donde habían terminado con ellas hace meses, se les ha olvidado quitar las señales según me comentó algún conocido de la zona, con el peligro que ello conlleva, ya que si ves una señal que te avisa de algo que no existe a la tercera no la crees, todos somos así, pero se olvidan de quitar algunas señales.

Viajé hace unos años a Alemania, uno de los sitios con menos accidentes de tráfico y no existe límite de velocidad. Las carreteras son magníficas en todos sitios y si ponen una señal de limitación es porque es realmente necesaria, no se les olvida quitarlas cuándo ya no sirven, todos respetan las señales bajo severa multa, pero saben que son reales.

Publicado en “La Voz de Ronda” 12/12/2009

2012

A vueltas con lo mismo de siempre cuando se acerca final de año, ampliado por la última de cine catastrofista de los americanos, en la que nos salvan de desaparecer.

Agoreros y profetas los hay a patadas, desde Nostradamus ya nada es lo mismo. Cualquiera es capaz de decirte cuándo y a qué hora es el fin del mundo, concretamente el 23 de diciembre de 2012 (menos mal que la lotería es el 22, por lo menos nos vamos a ir de este mundo ricos) lo de la hora lo dejan un poco al libre albedrío, ya que mientras aquí esta amaneciendo en la otra parte del mundo esta anocheciendo (si serán raros los americanos, hasta para eso). Pero lo que es seguro es que no veremos el año 2013, con las ganas que tienen algunos, lo que le mola a muchas personas el número trece, conozco uno que incluso se mudó de casa para que le tocara vivir en ese número de su calle y otro no es capaz de comprar un cupón de la ONCE sino es el dichoso trece.

Desde ahora al día de San Silvestre tenemos a todas horas anuncios para llamar a precio de oro y nos dicen lo que va a pasar el 2010. Desde si vas a tener o no trabajo hasta si vas a tener suerte con el azar o el amor, lo saben todo. Llamas y le dices –mira que quiero saber si voy a tener trabajo durante todo el año- y empiezan a hacerte preguntas de todo tipo, que si dónde trabajas en la actualidad, que tipo de empresa es, que horóscopo es tu jefe o jefa (tenemos que ser políticamente correctos) los días que te duele el juanete y si se tercia, que siempre se tercia, le tienes que decir hasta el número de pie que tiene tu familia hasta el quinto o sexto grado de consanguinidad.

Todo eso para que te pase como a un amigo, que fue un día a casa de un adivino de estos y al pegar en la puerta le preguntó que quién era, contestando mi amigo –Po valla mierda adivino- y cogiendo los bártulos se fue a otra parte. Para adivinos estamos…

Publicado en “La Voz de Ronda” 05/12/2009

Cine

La semana pasada pusieron en la televisión una película de éstas imprescindibles en el cine español, se trataba de “Amanece que no es poco”. Pero lo mejor del programa fue el posterior debate que tuvieron la presentadora del programa con el director de la cinta José Luis Cuerda y uno de los protagonistas, el gran actor Antonio Resines.

Durante la charla Resines habló sobre la actualidad del cine español y la competencia con el que viene del más allá, es decir de Hollywood, proponiendo que las que vengan en un idioma diferente al nuestro se emitieran en versión original con subtítulos –decía- “se igualaban las películas ya que las veríamos como la hacen ellos y los matices de su audio original” cosa que no estaría mal. Pero cuando viene una película de Norteamérica viene empaquetadita, es decir, a los distribuidores españoles le obligan a poner en los cines una de éxito acreditado por las taquillas de allí con tres o cuatro que no valen un duro, se la “meten doblada” a los empresarios del cine aquí, ya que esto es innegociable “si quieres la buena traga con las malas” con lo que si había alguna película española con poco público inmediatamente te cuelan la “americanada” aunque tenga aún menos público, pero son los que mandan en la industria fílmica.

Si obligaran a las distribuidoras españolas a tener un mínimo de películas en cartel (si el cine es de 5 salas al menos dos o tres españolas) al cine español le vendría mucho mejor que no subvencionar sólo las películas más taquilleras, éstas ya son beneficiosas para el productor (por cierto la Comisión Europea ha frenado la Ley que aprobaba estas ayudas al cine español, con lo que tendrán que esperar se supone que unos meses) sería mejor intentar ayudar al cine, no dando al que más recaude, sino ofreciendo al público la posibilidad de ver las películas españolas en la gran pantalla aguantándolas un poco en cartel y no sólo verlas en televisión. Quizás no sea la solución, pero por probar…

Publicado en “La Voz de Ronda” 28/11/2009