Archivo diario: 11 diciembre 2009

2012

A vueltas con lo mismo de siempre cuando se acerca final de año, ampliado por la última de cine catastrofista de los americanos, en la que nos salvan de desaparecer.

Agoreros y profetas los hay a patadas, desde Nostradamus ya nada es lo mismo. Cualquiera es capaz de decirte cuándo y a qué hora es el fin del mundo, concretamente el 23 de diciembre de 2012 (menos mal que la lotería es el 22, por lo menos nos vamos a ir de este mundo ricos) lo de la hora lo dejan un poco al libre albedrío, ya que mientras aquí esta amaneciendo en la otra parte del mundo esta anocheciendo (si serán raros los americanos, hasta para eso). Pero lo que es seguro es que no veremos el año 2013, con las ganas que tienen algunos, lo que le mola a muchas personas el número trece, conozco uno que incluso se mudó de casa para que le tocara vivir en ese número de su calle y otro no es capaz de comprar un cupón de la ONCE sino es el dichoso trece.

Desde ahora al día de San Silvestre tenemos a todas horas anuncios para llamar a precio de oro y nos dicen lo que va a pasar el 2010. Desde si vas a tener o no trabajo hasta si vas a tener suerte con el azar o el amor, lo saben todo. Llamas y le dices –mira que quiero saber si voy a tener trabajo durante todo el año- y empiezan a hacerte preguntas de todo tipo, que si dónde trabajas en la actualidad, que tipo de empresa es, que horóscopo es tu jefe o jefa (tenemos que ser políticamente correctos) los días que te duele el juanete y si se tercia, que siempre se tercia, le tienes que decir hasta el número de pie que tiene tu familia hasta el quinto o sexto grado de consanguinidad.

Todo eso para que te pase como a un amigo, que fue un día a casa de un adivino de estos y al pegar en la puerta le preguntó que quién era, contestando mi amigo –Po valla mierda adivino- y cogiendo los bártulos se fue a otra parte. Para adivinos estamos…

Publicado en “La Voz de Ronda” 05/12/2009

Anuncios