Archivo mensual: febrero 2010

Princesas

Será porque ha pasado por una pequeña crisis, al menos eso dicen en la tele, pero el caso es que le ha dado por arreglarse el físico. Teniendo en cuenta que una princesa necesita, como decían “la mujer del rey no sólo tiene que ser pura, también tiene que parecerlo” pues a ello se ha puesto, a arreglarse todo lo que había que reparar.

Los medios que están un poco aburridos, se ve que algunos se aburren tela, se han dedicado a despellejar si es verdad o no que se ha operado. Que si la nariz, que si las orejas, que si se ha subido los pómulos, que si se ha quitado ojeras (no se de qué, porque madrugar madrugará poco) lo único que si parece claro es que se ha operado los pechos, se ha puesto una talla digna de una princesa, porque para ponerte según que vestidos necesita de algo más de lo que había para ponérselos y como sale tanto en los medios de comunicación…, el día que no sale hay a algunas personas que les falta algo.

Con la de problemas que debe tener el personal resulta que todas las discusiones van en el mismo sentido, que si se ha operado y ahora está mejor, que si no “donde vas a parar antes tenía mejor cara, ahora parece una muñequita de porcelana o la Mariquita Pérez”, otros dicen “la nariz no le pega nada, hasta parece otra, esa no es la que conocimos”.

Y ahora para colmo la Princesa Leticia (otra que tal baila) va y también le da por hacer las mismas cosas que la verdadera Princesa del pueblo. Le da por ponerse brackets y resulta que le está quitando todas las portadas a Belén Esteban.

Ahora la discusión no es si a la ex-jesulina le quedan bien las operaciones, es si la mujer de Felipe debe o no operarse. Por favor, pero ¿cómo se le ocurre a Leticia intentar quitarle el puesto de Princesa a Belén? Hasta ahí podríamos llegar, hombre.

Publicado en “La Voz de Ronda” 20/02/2010

Anuncios

Amigo Amadeo

Te veo en el cuadro que hay en tu casa vestido con aquel traje plateado de gala, mirando al cielo azul de tu pueblo al que tanto amabas, mirada orgullosa de saber que lo estabas haciendo bien y que estabas disfrutando la fiesta a la que tanto dedicaste.

Me he ido a ver las fotografías que me traje de mi visita durante las fiestas del año pasado. Te veo en la puerta de tu casa junto a tus amigos de la escuadra y vuestras mujeres, elegantemente vestido de gala para la que fue tu última diana. Sonriendo, como siempre, apoyado en esa navaja que habías utilizado para hacer un desfile cómo los que a ti te gustaban, de arte. Blandías la navaja como nadie y sabias pasear orgulloso el traje de contrabandista como pocas personas.

No pudiste venir a Ronda, tu enfermedad no aconsejaba el viaje, pero estabas allí con todos nosotros. Cuándo pasamos por la puerta de la plaza de toros con el banderín de contrabandistas y las dos escuadras formadas, estabas allí. En el corazón de todos y cada uno de nosotros había un hueco para ti. Las lágrimas de emoción que muchos soltamos aquel día iban también en tu recuerdo. Todos y cada uno de los allí presentes nos acordamos de ti y de lo bien que lo habrías pasado representado a tú pueblo y a tus fiestas en ese paseo por Ronda con lo mejor de las fiestas de Ontinyent.

Recuerdo el día de la bajada del Cristo de la Agonía, me cogiste del brazo y me dijiste -vente aquí, junto a esta ventana. Es la única ventana que da al arco y tiene una vista del Cristo que no olvidarás nunca- Efectivamente, no he olvidado ni la vista del Cristo ni el momento en que me contabas la historia de la fiesta, la bajada del Cristo y lo que hacías durante aquellos días. Estuvimos charlando un rato en el que me mostraste lo que es un Señor, un hombre que se viste por los píes, que no tiene nada suyo, que todo lo comparte, que se emocionaba con sus cosas y con su gente, que disfrutaba sabiendo que no le quedaba mucho, pero quería disfrutarlo al máximo.

En los días que estuve allí conocí lo que eras, un Señor con mayúsculas, con ese humor tan fino que hacía que te rieras hasta de propia sombra. He conocido a muchas personas grandes, pero a muy pocas como tú Amigo Amadeo.

Publicado en “El Periodic” de Ontinyent

Carnavaleros

En uno de mis paseos vespertinos, dicen los médicos que es bueno andar, pasé por la Casa de la Cultura. Una vez allí vi que había una exposición dedicada al carnaval, estuve ojeándola por unos minutos, no tanto cómo me hubiera gustado, volveré.

Una vez allí y viendo las fotos me vinieron muchas cosas a la memoria, cosas de carnaval naturalmente. Me acordé de las galas que se hicieron en “El Corralillo” durante los primeros años de recuperación de la Fiesta del Pueblo por antonomasia, me vinieron a la memoria aquellos disfraces que nos hacíamos con cualquier cosa, comprando la peluca a última hora (ahora la peluca me haría falta todo el año) y riéndonos los amigos.

Recordando amigos me acordé de Ángel Harillo, de su grupo “Los Bandoleros”, de la copita que siempre te ponía en la confitería entre ratos de charla y que fue la persona que más ha hecho por el carnaval de Ronda (y no sólo por el carnaval). Del año que salí en “Los Bucaneros del Guadalevín” aunque canto peor que un grillo, pero las ganas de participar en el carnaval hicieron que el Coro de la Virgen de la Cabeza, germen de ese coro carnavalero, me hiciera un hueco aunque escondido. De Horacio que también lucho lo suyo por la fiesta. Pero también de personas aún vivas y que han dado mucho como Cuqui o José María León (grandes en música y letras para grupos antológicos).

Y no tuve más remedio que pensar en otra persona que ha dado todo por el carnaval. Él es el carnaval durante todo el año, que se ha disfrazado de todo lo posible, que ha enseñado a muchos chavales, como era yo, lo que es y significa el carnaval. Que ha sido todo en el carnaval y que lo vive como nadie. A ti José Luis mi abrazo y mi admiración carnavalera, eres grande, de los más grandes que ha dado el carnaval de la serranía y, hagas lo que hagas, tú eres y representas el carnaval. ¡Que grande eres Galindo!.

Publicado en “La Voz de Ronda” 13/02/2010

Inexistencia

Todos sabemos, porque hemos oído hablar de ello, de la plasticidad que tiene el mundo taurino. Son infinidad los artistas que han dedicado tiempo a ello, sobre todo pintores y escritores, pero si una corrida de toros es especialmente dada a inspirar pintores esa es la Goyesca que se celebra cada septiembre en Ronda.

Entre los artistas a destacar que se rindieron a la belleza del mundo del toro están Hemingway y Orson Welles. Ahora otro artista americano, el pintor Eric Fischl, considerado uno de los pintores de la figuración americana más importantes de la segunda mitad del siglo XX junto a Alex Katz, ha dedicado pinturas y óleos a este arte.

El pintor neoyorquino estuvo invitado por un amigo en la Corrida Goyesca de Ronda en 2007 siéndole de gran inspiración, por ello se dedico a plasmar en lienzo las vivencias que tuvo aquella tarde en que torearon Francisco Rivera, Cayetano y César Rincón, una serie de óleos magníficos hoy expuestos en el CAC de Málaga ¡he ahí el problema!

Ningún medio de comunicación provincial se ha hecho eco de este acto, buscando por todos sitios lo he encontrado en medios de comunicación de Sevilla, Madrid, algún que otro taurino pero ¿malagueño? ninguno. Dice una frase célebre que no hay que “echar margaritas a los cerdos”, esto significa que no debes ofrecer tu delicadeza a alguien que no sabe apreciarla porque estás perdiendo el tiempo, ofrécelo a quién sabe apreciarlo.

Pues eso Sr. Fischl, se ha ido a ofrecer una obra de arte sobre Ronda a Málaga. Como habrá visto no le han ofrecido ni una mala reseña. Usted no sabe que para la ¿capital? todo lo que suene a serranía no tiene el más mínimo interés, hasta que llegue la corrida Goyesca de este año, entonces sí, todos a intentar ver los toros de gañote.

Publicado en “La Voz de Ronda” 06/02/2010

Más crisis, más fútbol

Ahora resulta que la Liga de Futbol Profesional y la Federación Española de Fútbol se han puesto de acuerdo en una cosa, por fin, para decidir que haya partidos del deporte rey los lunes, para partidos de primera, y los viernes, para partidos de segunda.

No teníamos bastante, sobre todo a los que lo les gusta el fútbol ¿verdad Mamá?, con tener partidos los martes, los miércoles, los jueves, los sábados y los domingos que ahora se descuelgan con que también haya los días que quedaban libres y se podrían ir a cenar o a dar un paseo los sufridos cónyuges (y conyugas, que también las hay) de los futboleros (y las futboleras, que dicen las estadísticas que cada vez hay más).

Como en tiempos del señor bajito con bigote que estuvo gobernando tantos años (no confundir con Aznar) que decía a sus más próximos cuándo había problemas que lo mejor era no entrar en política, así se solucionaban más rápido (los problemas, digo), lo arreglaba haciendo que pusieran por la tele un partido de fútbol, casi siempre del Real Madrid que para eso era su equipo. Así en vez de hablar de la crisis o del paro en las reuniones de los amigos, todos a hablar de si Cristiano (que de su nombre sólo tiene eso, el nombre) se merece sanción o no por golpear a un jugador contrario (pobre jugador del Málaga, mira que poner la cara por donde iba pasando el brazo del portugués) o de si el Barça de este año es mejor que el del año pasado. Por no hablar del Real Betis Balompié ¿subirá o no? (por favor Lopera, déjanos en paz).

Y menos mal que José Tomás y Cayetano no quieren que les televisen sus corridas de toros, que si no los días que los futbolistas se tomen vacaciones nos ponen a todos por la tele toros, otra de las aficiones favoritas de aquel señor, a no ser que se les haya ocurrido pedir al Cordobés (padre) que vuelva a los ruedos, otra cosa estaría más lejos.

Publicado en “La Voz de Ronda” 06/02/2010