Malaya


Esta semana que estamos a punto de dar por concluida ha comenzado el juicio del caso Malaya. Según todas las informaciones el mayor caso de corrupción política que se ha producido en España, están acusados de corrupción casi un centenar de personas, entre las que se encuentran políticos, empresarios y un sin fin de especuladores que hicieron del Ayuntamiento de Marbella una máquina de blanquear dinero y de cobro de comisiones por hacer cualquier cosa que tuviera algo que ver con el consistorio.

Según algunas fuentes, allí había que pagar a ciertos individuos hasta casi por respirar. Qué querías sacar una licencia para abrir un bar, tenías que pasar previamente por el despacho de alguien y pagar un dinero con el que agilizar el trámite o si no te veías con que los plazos se alargaban hasta extremos insospechados. Qué querías hacer una urbanización, no había problema, previo pago de unas comisiones exorbitantes, te recalificaban los terrenos si no eran urbanizables y te daban licencias para hacer lo que quisieras, dependiendo del pago que se hubiera hecho a la persona encargada de cobrar las comisiones de estos menesteres. Por lo visto así era con todo y para todos.

Esto nos debe hacer reflexionar a todos, políticos y votantes, ya que no deben volver a producirse hechos de este tipo que nos afectan y afean a todos. Los políticos, porque esta forma de hacer política populista que puso de moda el GIL nos llevó a esta trama de corrupción que ha traído todo esto, deben estar alerta y saber que de continuar con esas actuaciones cada vez más personas van a pasar de la política y de ir a votar, animando a especuladores y hambrientos dinero fácil a realizar su trabajo.

Y los votantes nos tenemos que mirar en nosotros mismos. Muchos de los que hoy insultan a los acusados en esta trama no hace mucho los vitoreaban y animaban cómo si fueran los salvadores de la patria. Y mira como les ha ido.

Publicado en “La Voz de Ronda” 02/10/2010

Anuncios

Una respuesta a “Malaya

  1. Paqui Gutiérrez

    Amigo Reina, como siempre, en el clavo. Es inaceptable este cúmulo de rateros, raterillos y gentes de mala calaña que, cada vez con más frecuencia, afean la imagen de una responsabilidad que debería ejercerse en beneficio de los ciudadanos. Nuestra realidad parece estar aún hipotecada por esa vieja practica, heredada del franquismo, que es la corrupción. Al amparo del poder medran todo tipo de tramposos, abarcando tanto a los que venden su alma por un plato de lentejas, como a los que compran al poder para sumar ceros a su cuenta en Suiza o en cualquier otro paraiso fiscal al uso.
    Pero lo grave de ésto, no es solamente eso, que ya sería bastante. Lo grave es que los ciudadanos parece ser que no tomamos nota. Seguimos aqui, escuchando cantos de sirenas, vengan de donde vengan. Seguimos embarcándonos en aventuras de azaroso resultado. Para, cuando despertamos del sueño de la razón, preguntarnos como pudo suceder y prometernos, acto seguido, que no volverá a pasar. Palabras vanas, si no somos capaces de analizar los refritos que nos venden bajo el nombre de programa electoral y confrontarnos con la realidad que nos rodea, la proxima vez volverá a sucedernos. ¡Y es que no habremos aprendido nada! Un placer leerte, amigo Reina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s