Archivo mensual: marzo 2011

Menores

Tras muchas páginas en los medios de comunicación y un año de la desaparición de Marta, el pasado jueves tuvimos conocimiento por fin de una de las sentencias condenatorias hacía los implicados en la muerte y posterior desaparición de Marta del Castillo, de la que aún no sabemos dónde está el cuerpo y por lo visto no lo sabremos nunca.

La sentencia ha sido sólo para el menor acusado de la violación,  crimen, desaparición y encubrimiento de estos lamentables hechos. “El Cuco” como le conocen ha sido absuelto de los delitos de violación y asesinato, pero no por el encubrimiento que le va a costar la “friolera” de tres años de internamiento, si bien el último mes será en libertad vigilada.

Qué hayan condenado por esos terribles actos de un “menor” a una pena tan ridícula da mucho que pensar. Porque no se crean que va a ir a la cárcel, irá a un centro de internamiento donde tendrá muchos beneficios por ser “menor” y además de estar sólo tres años el último mes se lo dan en libertad vigilada, no vaya a ser que demasiado tiempo en el trullo le venga mal al chiquillo, total para lo que ha hecho la criaturita.

Si tratamos a todos por igual, una persona que tenga la capacidad para encubrir (ya que de los otros delitos lo han absuelto) mintiendo y haciendo dar vueltas a toda la policía de un país ¿por qué lo tratamos como a un menor? Dicen que sólo los niños y los borrachos dicen la verdad, pero hay algunos niños que ni hartos de priva rectifican una mentira.

Con esta condena lo único que vamos a conseguir es que otros “menores” como éste vean las posibilidades que tienen, total cometan el delito que cometan no lo van a poder retener más que un tiempo, muy poco, y después encima lo dejan libres y con el expediente limpio, que nadie sepa lo que  han perpetrado. Y a la familia de la asesinada ¿qué se le pasará por la cabeza cuándo dentro de nada se crucen por la calle con “El Cuco”?

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/03/2011

Anuncios

No es lo mismo

Ya está pasando demasiadas veces que la realidad supera a la ficción. No es normal lo que algunas veces pasa, no hablo de lo de Japón y sus imágenes apocalípticas vistas en más de una película, de eso ya se encargan muchísimos especialistas y bastantes más que no lo son, hablo de lo sucedido a un paraguayo que huía de Málaga a Madrid en el autobús.

Este hombre de 19 años compró un billete para quitarse del medio, ya que la policía estaba tras su pista. Según las informaciones hubo una pelea en un bar malagueño entre dos bandas, un ecuatoriano nacionalizado español intentó mediar entre unos y otros y fue apuñalado, detuvieron a cuatro de los cinco sospechosos pero les faltaba el que había cogido las de “Villadiego” que decimos por estas tierras aprovechando la confusión. Se dirigió a la estación de autobuses y se dispuso a irse mientras más lejos mejor, allí cogió un autobús hacia Madrid.

Quiso la imprudencia de este individuo (además de la mala suerte, castigo divino dirán algunos) que con el nerviosismo le hiciera andar con el teléfono móvil haciendo llamadas continuamente. Cuando creía que todos dormían le contó a un familiar con el que hablaba lo sucedido “Estoy jodido. Me he tenido que ir de Málaga, porque el otro día estaba borracho y le metí varias puñaladas a uno. He metido la pata” pero no contaba con que hubiera en el mismo autobús un policía de paisano que no podía dormir y lo oyó perfectamente. A continuación el policía se puso en contacto con el 091 y le dio los datos que conocía, estos al ver que coincidía con los datos que manejaban sobre la persona buscada lo esperaron en Madrid, donde un cordón policial esperaba al individuo que según todos los indicios tiene la lengua mucho, muchísimo más larga que el entendimiento.

La verdad es que hay algunas cosas que hacemos, aunque sean barbaridades tan grande como ésta, que si no lo cuentas no es lo mismo. ¿De qué sirve hacer algo grande si no puedes vacilar posteriormente de ello entre tus amigos y familiares?

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 19/03/2011

Por un puñado de votos

Estamos en plena campaña electoral para las municipales (aunque no oficialmente, si oficiosamente) y los munícipes de todos los pueblos están como locos haciendo y diciendo.

Los hay que están inaugurando obras terminadas y por empezar, rotondas, plazas y hasta una placa para cambiar el nombre de una calle. También los hay que en cuatro años no han hecho nada y ahora lo quieren arreglar con reuniones en las que preguntan qué harían los ciudadanos para mejorar el pueblo, o hacen algún que otro torneo de cartas o dominó para que los candidatos vayan pavoneándose y entregando trofeos, a falta de ofrecer algo con que los electores conozcan su forma de trabajar (cómo si no hubiera quedado clara su forma de hacer al no haber hecho nada en cuatro larguísimos años).

Están los que por un voto como Belén Esteban “matan”, siendo capaces de hacer cualquier cosa. El colmo de la cara dura (podría haber puesto otros adjetivos como desfachatez, insolencia, desvergüenza, etc. pero no he querido hacerlo) es anunciar a bombo y platillo que van a dedicar el precio de una valla publicitaria (980,00 €) a comprar 500 kg. de alimentos para los más necesitados, dicen que hay muchas personas que los están pasando mal y por eso lo hacen, hasta aquí todo correcto y deberían tomar ejemplo otros partidos, pero lo que no es de recibo es que se los van a entregar a Caritas Interparroquial.

Y no es que esta ONG vinculada a la Iglesia no lo necesite o no lo vaya a repartir bien, que lo van a hacer bien seguro, sino que la entrega se hace por parte de la coalición IU de Estepona. Ese mismo partido que se ha dedicado los últimos años a criticar todo lo relacionado con la Iglesia ahora, para conseguir algunos votos, decide darle la potestad sobre el reparto a Cáritas porque son los que mejor pueden hacer ese trabajo. Mejor les iría a los de la coalición de ¿izquierdas? si en vez de estar cuatro años criticando y ahora alabando hubiera colaborado con ellos durante todos esos años, demostrarían al menos sensibilidad.

Mou

Hay personas que quieren llegar a convertirse en personajes, con el riesgo que ello conlleva, para conseguir su objetivo se inventan a ellos mismos para ser otra cosa que no es lo que eran. Algunos lo consiguen y hacen de ese personaje durante tanto tiempo que se convierten en el inventado. Tenemos el ejemplo de Belén Esteban, que por el simple hecho de haber estado con un famoso se ha convertido en el personaje que creó (o crearon para ella, más probable).

Mourinho es un señor que empezó en el mundo del fútbol desde abajo, su inteligencia le ha llevado a pasar de ser traductor de un entrenador inglés (que trabajo les cuesta a los de la pérfida Albión aprender otro idioma que no sea el de Shakespeare) para que se entendiera con sus jugadores, a ser uno de los profesionales mejor pagados en el mundo de fútbol.

Pero Mou se ha creado su propio personaje, ese que le tiene que hacer dejar el complejo de inferioridad para convertirse en lo que se ha propuesto y está consiguiendo. No hay día que no suelte una rajada, ha hablado contra la UEFA, contra los árbitros, contra los propios compañeros y hasta contra los calendarios. Cada vez que habla no deja títere con cabeza. Además de llamar hipócrita a un periodista por el simple hecho de no pensar lo mismo que él (a los que no le responden los llama cobardes, sin saber que quizás no se quieran rebajar a su nivel) pero claro luego pide perdón al informador y los medios afines salen con que le honra disculparse, aunque claro le hubiera honrado más no insultar a nadie, pero lo hace con todos.

Cuándo salió de Inglaterra para irse a Italia, antes de dar la espantada que lo trajo este verano a España, los profesionales ingleses descansaron y empezaron a vivir un poco mejor. El Real Madrid ha pasado de ser un club señor a convertirse en una marioneta en manos de este portugués, bien haría esta institución en llamarlo al orden, porque puede pasarle una factura muy grande que quizá el club de la capital no merecería pagar, o si.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 05/03/2011

23-F

Esta semana se ha celebrado el XXX aniversario del 23-F, día en que el Teniente Coronel Tejero y unos cuantos amigotes más intentaron dar un golpe de estado a la, por entonces y aún continúa para algunos, joven Democracia.

Los medios de comunicación se han cebado con esta noticia, pero con tan poca imaginación que todos han dedicado el tiempo a lo mismo, una única cuestión ¿Qué estábamos haciendo cada uno en esa fecha?

El 23-F se ha convertido actualmente en una fecha que sirve para cualquier cosa menos para celebrar la Democracia. Todo el mundo estaba haciendo algo importante, todos defendían a muerte la Democracia, todo el mundo renegaba de Tejero y sus malas artes para acabar con lo que “todos hemos luchado para que terminara la dictadura” que decían algunos. El 23-F se ha convertido en un nuevo mayo del 68 francés, si juntáramos a todos los que han dicho que estaban en París en aquella fecha tendríamos para llenar no sólo la capital sino a toda Francia de personas luchando por las libertades. Pues lo mismo ocurre con esa fecha emblemática en la reciente historia de España, si todos los que ahora dicen que hicieron lo que cuentan lo hubieran hecho Tejero no habría llegado a juntar personas para el intento ni para llenar un mini o un 600, se hubiera dado de bruces contra la realidad que ahora sí está instalada.

La conclusión que podemos sacar de todo esto que ha sucedido durante la semana del aniversario es que, si bien muchos de los que lo dicen no lo hicieron en aquel momento, es hora de defender la Democracia, como muchos pueblos están pidiendo constantemente con sus manifestaciones en África y muchos medios de comunicación en España deben rebajar el tono de sus manifestaciones, no seguir crispando como lo están haciendo, no vaya a ser que salga algún nuevo iluminado como en su día fue Tejero e intente arreglar esto, en vez de palabras, con pistolas en el Congreso de los Diputados.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/02/2011