Techo de gasto


Todos hemos estudiado matemáticas en el colegio, allí aprendimos que cada problema tiene su solución, o casi. Después está la vida real, en la que nos encontramos otro tipo de problemas, algunos no tienen solución en cambio otros tienen varias soluciones, el éxito consiste en saber aplicar la solución correcta para solucionar el problema.

Tengo un primo que desde que entró en la empresa en la que actualmente está tenía como objetivo llegar a dirigirla, un buen día los compañeros decidieron que ante la cantidad tan grande y grave de problemas que ésta tenía lo mejor era ponerlo a él como gestor. Había dado siempre la impresión, por lo que decía y como actuaba, de saber solucionar los problemas que se habían presentado en estos difíciles momentos.

Tenía ante sí dos soluciones, la primera consistía en hacer los recortes necesarios para poder solucionar los problemas económicos y de liquidez. Para ello podía hacer un despido de muchos empleados y la reducción del salario del resto, que no pondrían problemas ya que es mejor cobrar algo menos pero seguir trabajando. Reducir el gasto en gasoil para los camiones de la empresa, también vendería algún que otro vehículo (eso da buena imagen de recorte) los envíos de la mercancía de la empresa se harían más tarde, habría que esperar a tener un camión casi lleno para realizar la entrega, pero los clientes lo sabrían entender, se les explicaría. Y así con todos los gastos “recortar y recortar en todo” es la única solución le propuso otro empresario de éxito.

La segunda opción que barajaba era la de ampliar la hipoteca y la línea de crédito de la empresa, haría recortes en lo superfluo pero no dejaría de pagar a los trabajadores puntualmente y ampliaría la plantilla con nuevos empleados que hicieran una diversificación del negocio. No sólo venderían lo que tenían actualmente, se tendrían que dirigir a otros mercados, para ello necesitaría nuevos comerciales y, por supuesto, la entrega de mercancías se haría lo más rápido posible, si había que renovar el parque de vehículos se hacía y así darían el mejor servicio de todas las empresas del sector.

Mi primo se decantó por esta última solución, actualmente la empresa es la mejor del sector y la crisis la ha solventado con éxito. Está creciendo por encima del resto y todos se preguntan cómo lo ha conseguido, el les dice que se arriesgó, es cierto, aumentando el techo de gasto, pero a veces es mejor eso que no hacer simplemente recortes en lo esencial ahogando la empresa hasta tal punto que tenga que cerrar.

Esto lo hizo mi primo en su empresa ahora esperamos que nuestro otro primo, Mariano al que hemos puesto de Presidente del Gobierno, tome nota. A veces endeudarse es bueno, lo malo es no saber cómo hacer para pagar lo que debemos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 04/02/2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s