Archivo diario: 21 noviembre 2012

Desahucios

Han tenido que suceder un par de suicidios para que el tema de los desahucios pase definitivamente a la primera plana de la actualidad. Un drama que hace tiempo nos está afectando a todos y al que, desgraciadamente, los políticos no le habían dado su espacio hasta ahora. Así funciona nuestra clase política, a impulsos y siempre muy por detrás del pueblo. En su nube de coches oficiales, sobresueldos espectaculares, dietas y viajes en primera clase.

 

Se han estado reuniendo en estos días representantes de los dos principales partidos políticos españoles para meter mano a la Ley Hipotecaria, una ley que tiene más de cien años (es de 1.909) y que ahora quieren modificar en tres días, con la de años y gobiernos que han pasado, no ya sólo en un siglo largo, sino, y principalmente, en los treinta años de democracia, pero no han tenido tiempo de dedicarle a ello mucho tiempo, ahora en tres tardes (como aquel aprendía economía) queremos solucionar lo que no hemos hecho en tanto tiempo muerto.

 

Se pretende dar una moratoria en el pago de dos años (ojala fuera suficiente ¿pero alguien cree realmente que con eso se soluciona el problema? ¿Habremos salido de la crisis y tendremos trabajo todos en dos años?) pero sólo para los colectivos más vulnerables  (¿Quién decide la vulnerabilidad? ¿Los propios bancos?¿Cobrar menos de 20.000 € al año?) En esas estamos mientras algunos bancos ya han dejado de ejecutar los desahucios, los jueces piden más flexibilidad, los cerrajeros van a dejar de abrir puertas obligados, los policías no quieren participar y los políticos se acaban de enterar de cómo está el patio, nueva tristeza.

 

¿Saben cúal es realmente el problema para evitar los desahucios? Pues que los políticos quieren quedar bien ante la banca, para que ellos posteriormente les sigan perdonando los créditos escandalosos que estos piden para hacer sus macrocampañas electorales. Hasta ahora protestaba por ello algún partido, pero al entrar en gobierno y perdonarles a ellos también los créditos, mejor calladitos. De todas formas viven en su mundo y no creen que nos enteremos los españolitos de a pie.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 17/11/2012

Anuncios