Archivo diario: 4 abril 2013

Niña Goyesca

Familia de clase media, acomodada. Durante unos cuantos años estuvo trabajando el matrimonio y podían mantener a sus tres hijas sin grandes problemas. Entraba un buen dinero y pasaron a ser clase media alta, de esas que tienen hipoteca, coche y pueden darse el lujo, de vez en cuando, de salir un fin de semana a la playa o a la montaña. De salir a cenar una vez al mes y darse el homenaje tras horas de trabajo.

De sus niñas una era especialmente caprichosa, se le antojaba todo. Si alguna quería chuches, tenían que comprar también para ella. Si a la otra le regalaban algo por su cumpleaños o santo, tenía que ir acompañado de otro obsequio para ella. Durante mucho tiempo fue así, pero llegó el día en que los ingresos mermaron notablemente, la lacra del paro entró en la casa y uno de ellos dejó de trabajar. Tuvieron que apretarse el cinturón y dejar de darse algunos caprichos. Pero la joven más antojadiza no entendía mucho de recortes, se empeñó y consiguió que la nombraran Goyesca de la Feria de Pedro Romero, con todos los gastos que ello conlleva. Sus padres buscaban debajo de las piedras y aunque se veían de todos colores para llegar a fin de mes, accedieron. Dejaron de hacer algunos gastos necesarios para dar a la caprichosa todo lo que pedía, aunque sus hermanas no pudieran tener algunas necesidades.

Algo así nos está ocurriendo en esta pantomima de país llamado España. Mientras nos encontramos con recortes por todos lados, en educación, en sanidad, en cultura…. La caprichosa de la Capital tiene que tener sus Juegos Olímpicos, los tuvo Barcelona y los solicitó Sevilla, así que ellos tienen que tenerlos, aunque a los demás nos ahoguen, pero claro la Alcaldesa de la capital, además, es la mujer del anterior jefe…así como nos vamos a negar a darle su caprichito. Comer no comeremos pero ¿y lo bien que lo vamos a pasar vistiendo de Goyesca a la niña?

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 23/03/2013

Anuncios