Archivo mensual: abril 2014

Dulce resaca

No ha podido ser una Semana Santa completa, ya que el Domingo de Resurrección las palmas se volvieron lanzas y cayó la mundial de agua, pero aún así podemos darnos con un canto en los dientes comparado con lo ocurrido en el lustro anterior, en que fueron muchísimas las que se quedaron en casa.

 

 

Ha sido una Semana Mayor, con mucha diferencia, de las mejores que hemos vivido últimamente. Todas las Cofradías han sacado más nazarenos que en años anteriores. Todas han podido hacer su recorrido completo, a excepción del Resucitado y Loreto. Los pasos y tronos han ido excepcionalmente adornados. Tenemos dos bandas de música en Ronda que son para enmarcar, tanto la Municipal Aureliano del Real como Arunda han dado muestras de estar al mejor nivel de muchas bandas muy renombradas y que, de venir, cobrarían un dinero muy alto.

 

Desde aquí también quiero dar mi merecida enhorabuena a la Banda Municipal de Arriate Maestro Paco Tenorio, excepcional interpretaciones y compostura en la calle, más de uno debería darse ya cuenta que aquí tenemos muy buenos músicos y muy buenas bandas y darles la oportunidad que se merecen y se han ganado con muchos años de trabajo.

 

Los hoteles llenos, los restaurantes trabajando por turnos para poder dar de comer a tanto comensal venido desde fuera o los propios rondeños que querían aprovechar para comer fuera de su casa, unos días olvidándose de la crisis no le viene mal a nadie, los parkings a rebosar… todo ha acompañado para que estemos disfrutando de una dulce resaca. Ha sido excepcional y todos los sabemos, a pesar de esos que siempre esperan que algo salga mal en estas fechas para no se sabe muy bien qué.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/04/2014

Anuncios

Ya está aquí

Ya vas contando con un solo dígito los días que faltan para que los sentimientos que tienes escondidos afloren a flor de piel.

 

Los afluentes que corren por tus venas se están convirtiendo en ríos que fluyen directos al corazón, ya empieza a bombear de distinta manera. Más fuerte, más seguido, más directo, casi sin darte cuenta se están acabando estas vísperas que al principio parecían que no iban a concluir nunca.

 

Los Días Soñados están ya aquí. Prepara el cuerpo. Mírate al espejo y verás que las arrugas del paso del tiempo están desapareciendo poquito a poco, como se acercan los buenos palios. Tu Cristo se refleja en cada gota de agua que cae cuando te lavas la cara. En cualquier desconchón está escondido el mensaje que te hace brotar.

 

descargaYa es el fin de semana previo. Los días no son normales ya son de Pasión. Dentro de horas pasaran a ser Santos. Desde Ramos hacia adelante todo son sueños de los que no quieres que te despierten “Déjame soñar, no me despiertes” ¿Es qué no ves que el resto del año me estoy preparando para que estos días no me agote el cansancio?

 

No hay palabras para describir lo que sientes, porque la belleza no es posible definirla con palabras. Los golpes recibidos durante el resto del año se convierten en rasguños que se curan conforme se acercan los días en los que el sol reluce más que ningunos otros.

 

No es taquicardia lo que notas en tu pecho, es tu corazón preparado para la primera levantá que se va a hacer en estos días que se sueñan el resto del año. Prepárate, ya está aquí aquello con lo que llevas soñando todo el año.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 05/04/2014

Algo debe haber

He tenido ocasión de asistirá numerosos actos que organizan las Hermandades de Semana Santa durante esta Cuaresma, gracias a las invitaciones que he ido recibiendo por parte de éstas.

 

En todas ellas hay un denominador común, los cofrades que forman parte de las Juntas de Gobierno de sus Hermandades, también muchas personas vinculadas a ellas durante muchos años, toda su vida diría alguno. Pero si algo me ha llamado la atención es encontrar a otro tipo de personas, algunas que no imaginarias en la vida encontrarlas en este tipo de actos, llámense pregones, funciones principales o cultos de distinto tipo.

 

Esas personas que no podríamos imaginar encontrarnos allí las he visto emocionarse, llorar, reír, disfrutar al fin y al cabo de la vida de las Hermandades. Asistir con más rigor y comportamiento que muchos otros a los que se les supone integrados en este mundo de las cofradías. Oír atentos a los pregoneros o exaltadores, presenciar los cultos con verdadera devoción, y sin embargo no creerías en encontrarlos ahí.

 

Tenemos en nuestras Hermandades, algunas, círculos cerrados donde es difícil entrar, o no sabemos como abrirlos para que estas personas puedan formar parte de la vida diaria de las Hermandades. O quizá es que prefieren vivir su fe desde otro sitio, sin necesidad de entrar en el trabajo duro que significa dirigir u organizar todos estos actos.

 

Lo único que queda claro en estos casos es que no sólo se trata de actos culturales, ya que algo debe de haber para que estas personas, tan alejadas, tengan todas esas emociones al llegar a los actos de las Hermandades. Algo debe haber.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 29/03/2014