Archivo mensual: mayo 2014

Coalición

Se ha descolgado Felipe González con una propuesta innovadora. Dice que los dos grandes partidos deberían hacer una gran coalición de gobierno si la cosa se pone mal (peor aún debe ser). Esta apuesta en Europa no es nueva. En Alemania hace años que lo hacen. Los populares de allí gobiernan con los socialistas y… así nos va a nosotros. Lo están haciendo tan bien, que el propuesto por el partido socialista europeo para presidir la Comisión Europea es un compañero de los coaligados con Merckel en las tareas de mandar en el país germano. Pero eso sería nuevo en España, o no.

 

Desde hace un tiempo la política económica nos la imponen desde Europa y los gobiernos que hemos tenido, de ambos partidos, hacen lo que les dicen ¿es eso gobernar en coalición? Se parece. En los asuntos importantes no les importa ir de la mano. ¡Qué hay que reformar la Constitución para imponer un tope del déficit en los presupuestos! pues se pacta y se hace aunque sea en agosto y sus señorías tengan que dejar a un lado sus vacaciones y sus paseos en bañador y pareo por las playas. Si hay que cambiar la ley electoral para impedir que partidos pequeños y que no tengan representación actualmente se puedan presentar a las elecciones (a no ser que recojan miles de firmas) pues se hace, para eso estamos en el mismo barco ¿no? Aunque eso en mi pueblo se llama vallar el cortijo, para que otros no vengan a por lo “nuestro”.

 

Y en Andalucía, más de lo mismo. Se nos dice que nos envían menos dinero para Sanidad, pero el Gobierno de PSOE e IU tiene competencias plenas en ello y se podría invertir mucho más, una manera de justificar el recorte. Se cierran plantas para no contratar personal que sustituya al que se va de vacaciones, se hacen contratos por el 75% de la jornada para ahorrar en salarios y las consultas más vacías que mi nevera a mediado de mes (a final de mes ni le cuento como está, más limpia que la patena el Obispo de Cuenca). O sea que se podría hacer un trío y nos seguiría yendo de maravilla. ¿Para qué dos pudiendo ser tres? ¡Mucho mejor, donde va a parar!

 

¿Se puede cambiar la economía? ¿Se puede gobernar de otra manera? ¿Es posible salir de aquí sin tantos recortes? Por supuesto. Para eso están las elecciones de los próximos años.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 24/05/2014

Anuncios

Aprender

Nos desayunábamos hace unos días con la noticia de que en el Ministerio de Fomento se han pagado diez mil millones de euros en sobrecostes en obras en los últimos seis años, mismo importe del recorte en 2012 en Sanidad, Educación y Dependencia.

Ésta noticia, que nos debería haber hecho reaccionar de algún modo, haber pedido alguna responsabilidad o solicitar que alguien se hiciera responsable de esto, ha pasado totalmente desapercibida por todos, es lo habitual en este país al que llaman España. No pasa así en otros lugares. En Arabia Saudí hay empresas españolas construyendo un tren de alta velocidad y ya les han avisado que de sobrecostes nada. Han renunciado empresas españolas a hacer obras en Colombia ante el aviso de que allí se paga lo que se oferta. Ya pasó en Panamá donde empezaron a salir sobrecostes y cuando llegó el primero no justificado convenientemente le dijeron a los españoles “mireusté, aquí se dijo que se pagaba esto y es lo que se va a pagar”

imagesHasta el país centroamericano se fue la Ministra de Fomento a explicar el tema, pero en ningún país del mundo entienden lo que sucede aquí. Si se hace una oferta para hacerlo por cien, se hace por ese dinero, si luego cuesta doscientos treinta, como ha pasado con algún tren en España, se apechuga y punto.

Hay una solución, o aprenden a hacer presupuestos o se enseñan a hacer obras. Ya está bien de pagar el doble o el triple de lo previsto. ¿O es qué aquí estamos haciendo el primo? El primo rico a costa de los impuestos que tanto trabajo nos cuesta pagar a los que pagamos, lógicamente. Que encima los que se lo llevan calentito y sobrevalorado les salen todas las declaraciones a devolver ¡Ay si supieran hacer los presupuestos y las obras como hacen los impuestos, cuanto ganaríamos todos!

Publicado en “La Voz de Ronda” 17/05/2014

Votos

Acabamos de empezar una nueva campaña electoral. Sí, así es. Lo notarán en que ahora, a pesar de sus corruptelas y sus favores debidos, no les tiembla el pulso a la hora de pedir el voto, con la mejor de sus sonrisas. Vótanos y olvídate de todo.

UrnaTodos sabemos, y está claro, que hay que cambiar las leyes electorales. Lo de la Ley D´hont no hay por donde cogerlo con la situación actual. Los amigos de IU dijeron que iban a cambiarla, pero ahora que tocan pelo en la Junta lo han pensado mejor. Les va de cine y no es momento de hacer experimentos, a la buchaca y tira pa´lante.

Qué un partido con poco más de un 40% de voto emitido, que no llega al 30% si contamos todos los que tenían el derecho al sufragio, tenga una mayoría absoluta que sobrepasa en mucho el límite, es que el sistema no funciona.

A ellos les da igual que vayas a votar o no, es más están contentos con los que se quedan en casa, esos no van a votar porque no les interesan estos partidos, así que como el voto no va a ir para ellos, prefieren que no lo hagamos. La solución sería bien sencilla, tanto que no la pondrán en práctica. Si sólo vota la mitad del electorado, lo lógico sería que en lugar de 300 repartieran 150 escaños. Veríamos como, ahí sí, se pondrían las pilas para intentar conseguir que fuéramos todos a votar, para poder mantenerse. Pero como no es así y se reparten el pastel entre ellos, no les preocupa lo más mínimo que votemos o no.

Ellos van a seguir con sus sobresueldos, sus viajes en primera clase, sus mariscadas a todo trapo y sus peleítas de salón para que en el ruedo de la vida los demás suframos tanto por poder llevarnos un mendrugo de pan a la boca que no nos acordemos de “tó sus castas” que es lo que deberíamos hacer desde ya.

Garcías

No es lo mismo apellidarse Borbón que García, apellido que se lleva tremendamente orgulloso, no sé si otros pueden decir lo mismo.

 

Los García de este mundo tienen que levantarse todos los días a las claras para poder llevar un plato de comida a la mesa. Si no le renuevan un contrato deben buscar por todos lados otro para poder seguir manteniendo a su familia. Si quieren salir un día a comer con su familia, tienen que dejar de hacer otras cosas, y si encima es en un restaurante de moda, esperar varios días o semanas que le toque el turno. Si desean ir a un viaje, tienen que ahorrar durante muchísimo tiempo para poder hacerlo, por supuesto nada de veraneos en palacios ni yates. Sudamos, los garcías de este mundo, sangre y lágrimas para poder pagar una hipoteca por pequeña que sea.

 

En cambio si eres un Borbón no tienes que buscar trabajo, no lo necesitas. Madrugas más por placer que por necesidad, la comida la tienes asegurada, algún viaje en representación que te hace levantarte temprano. Sitio reservado en cualquier restaurante a la hora que quieras. Viajes por doquier, todo incluido, por la patilla. Por supuesto te dan trabajo, cuando lo quieres, y casa donde vivir, además de amueblártela y darle un lavado de cara cada dos por tres. Y, el verano, a Mallorca a la “casita” que te dejan y al “barquito” que te ceden.

 

Captura TV

Captura TV

Por eso de vez en cuando me alegro que un García llegue a lo más alto. Me alegra que un equipo como el Atleti llegue a la final de la Champions, con el sudor de su frente. Sin ayudas millonarias de televisiones, sin favores permanente del erario público, sin poder dejar de pagar miles de millones a Hacienda o la SS, sólo con su esfuerzo.

 

Han pasado muchísimas penurias, descensos, ninguneo, oír cómo se cachondeaban de ellos quienes lo tienen todo por la cara. Ahora tienen su recompensa. Los Garcías del mundo nos alegramos por vosotros, y lo sabéis. #DelAletiSomos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 03/05/2014