Archivo de la etiqueta: adelgazar

Nuevo año

Acaba un nuevo año, lo que lleva al comienzo de otro, del que tenemos muy buenas expectativas, al menos deseamos que sea mejor que el anterior siempre. Buscamos la forma de hacer que termine el año de buena forma para traer suerte al nuevo.

Con el principio de año empiezan, también, los propósitos de enmienda o de hacer cosas que nunca hacemos, aunque nos propongamos hacerlas. Es el día que dejamos de fumar (solo fumamos unos cuantos cigarrillos, pero siguen siendo nocivos, así que toca dejarlo del todo) dejamos de beber (aunque sólo bebamos unas cervecitas de vez en cuando, es el momento de hacer que sean menos, por nuestra salud y no engordar) por supuesto es cuando decidimos ponernos a régimen, lo que hemos comido en navidades se ve en esos michelines que hay que hacerlos desaparecer.

Nos proponemos ser mejores personas y entrar en menos discusiones, ser más tolerantes con los demás y no olvidar ponernos en el lugar del otro, como siempre. También propone el nuevo año que hagamos más por los demás, ayudar al que lo necesita y no esperar nada a cambio. Y, no puede faltar, apuntarnos al gimnasio o hacer algún tipo de deporte para encontrarnos mejor físicamente y no sólo por adelgazar, la salud es lo primero.

final-anoAdemás de todo eso, tenemos los deseos de que se termine de una vez el nuevo hospital, se hagan unos accesos medianamente seguros (lo de la seguridad total ya lo damos por perdido) que terminen de arreglar nuestros accesos a la ciudad, que le metan mano de nuevo a la llamada variante de Arriate (que no pisa término municipal del pueblo, pero en fin) o que se haga una piscina de verano, una autovía a algún lado… Aunque esas cosas casi es mejor pedírsela a los Reyes Magos, que son los únicos reyes en los que creo, a los demás los ponía yo a trabajar con el salario mínimo, incluso el doble les daba, sobre todo a alguna infanta que después de costarle a todos los españoles cientos de miles de euros en su mantenimiento, ahora que está inmersa en un juicio por algún tema relacionado con la corrupción, dice que está deseando que acabe para no pisar más ese país que llaman España y que espera que devuelva algo de lo que ha costado, ya que no quiere estar en ese país.

En fin, que tendremos muy buenos deseos y propósitos, pero debemos poner de nuestra parte para que las cosas vayan mejor, sobre todo pedirle a los políticos que hagan su trabajo bien y de forma honrada, aunque suene duro tener que pedirles eso en una democracia, pero es el país donde vivimos y por ahora no ha cambiado. Feliz Año.

Salud y suerte.

 

Publicado en Ronda semanal el 31 de diciembre de 2016

Anuncios

Operación polvorón

Ya mismo estamos con la “operación bikini” pero ¿qué sería de esta operación sin las anteriores? Porque, no nos engañemos, para llegar a la del bikini anteriormente hemos tenido que pasar por otra fase ¿o se creen ustedes que llegar a una meta no requiere esfuerzos anteriores?

 

Para llegar a utilizar los métodos de adelgazamiento, anteriormente hay que pasar por los de engorde, no me refiero a los que se utilizan para ciertos animales que en veinte días se ponen hechos unos fenómenos y están listos para su disfrute, aunque algo tiene que ver una operación con la siguiente, la “operación polvorón!

 

polvoronEmpezamos desde bien temprano, ya que no podemos dejar escapar oportunidades de lado. Tenemos reuniones de compañeros de trabajo en las que todo lo que no engorda se deja de lado ¡vengan ahí piernas de cordero, solomillos de ternera, pavos rellenos, pollos en salsa de no sé qué! Además regado con buena cerveza e inmejorable vino, no vaya a ser que “desengordemos” como decía una conocida mía, posteriormente los postres no pueden ser de algo “light” ¡hasta ahí podríamos llegar! tienen que ser con su dulzor correspondiente, para pasar a los típicos dulces de estas fechas, todas las fechas tienen sus dulces como a cada cerdo le llega su San Martín, para concluir con unas copitas de combinados con su refresco correspondiente, aquí si nos permitimos poner algo light, zero, o cualquier modernidad de estas que ayudan en poco al proceso que comenzamos y que debemos concluir.

 

Todo esto nos lleva a tener que utilizar, cuando llegue el frío y largo invierno, la operación bikini para poder llegar al corto y caluroso verano como un figurín, no vaya a ser que quedemos mal con los amigos. En fin, no les canso más, vayan a lo que hay que ir, engorden para luego adelgazar, pero ante todo disfruten ¡Feliz Navidad!

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 21/12/2013

Año Nuevo

Cuándo llegamos a estas fechas hacemos listas para todo y para todos los gustos, es una manía que tenemos cada fin de año o cada año nuevo, según se mire.

Desde los profesionales que nos ofrecen un sinfín de ellas: que si la de mejor vestidas (casi siempre la reina, princesa o infantas ¡qué ya les vale!) la de las más guapas (ahí suelen estar Elsa Pataki o Pilar Rubio, a mi también me gustan) también tenemos los mejores vestidos ( por aquí aparecen los miembros de la familia real y algún que otro Grande de España ¿es que no miran a la gente que trabaja?) y la de los más guapos (en la mayoría de los casos suelen coincidir, será por que las mujeres lo ven como un conjunto ¡estos no me gustan nada!) y así con cada profesión, pueblo y hasta casa.

Pero también las tenemos de consumo propio, no todas las listas van a ser a gran escala, que hacemos de nosotros para nosotros mismos. En estas listas nos dedicamos a poner los propósitos para el nuevo año, a saber: dormir más (será porque el día de fin de año nos acostamos tarde) adelgazar y hacer ejercicio (o sea dieta y a correr, con lo mal que corremos algunos y lo que nos gustan las comidas) aprovechar el tiempo libre (el que lo tenga, que algunos para llegar a fin de mes tienen que echar las 24 horas del día trabajando, el día que cambian la hora 25 ¡eh!) dejar de fumar (este es un clásico, lo decimos en año nuevo, el Miércoles de Ceniza, a final de verano y hasta el día del cumpleaños, sea o no el tuyo) relajarme y disfrutar, sobrellevar lo mejor que podamos la crisis (lo que quiere decir que tienes trabajo, porque sino ni te relajas ni disfrutas y la crisis la tienes desde hace muchos años) cuidar la salud (y la cartera, que esta la cosa…).

En fin que yo este año he decidido no hacer listas, voy a hacer torpes, de todas maneras no las voy a cumplir, por lo menos a final de 2010 me reiré de mí mismo. Feliz Año.

Publicado en “La Voz de Ronda” 02/01/2010

Operación Bikini

Esto del verano y la “operación bikini” es una “hartá trabajoso” como dice una amiga. Consiste en tener que ponerte el bikini para ir a la playa ya que un mes de agosto sin ir a darte un bañito a la costa no es lo mismo (ni mucho menos) y tienes que prepararte.

PiazzaArmerina-Mosaik-BikiniPara ello lo primero que hay que hacer es una dieta, puesto que tras todo el año sin mirar como te queda el bañador, éste es posible que te apriete un poco y tampoco es plan de ir apretado en vacaciones (para eso está el resto del año y los sueldos ya nos ajustan lo suficiente). En temas de adelgazamiento tenemos más opiniones y recetas que para hacer un buen gazpacho. Tenemos la “quemagrasa” que, como su nombre indica, consiste en hacer tanto ejercicio como si fueras a correr tres maratones y por supuesto, comer verduras y arroz hervido (ésta es muy buena si quieres estar todas las vacaciones con agujetas, con lo que no tienes ganas de nada, ni siquiera de ponerte el traje de baño, problema solucionado). La “dieta de la toronja”, que también es ganas de ponerle nombre a un método de adelgazamiento, consiste en hartarte de pomelos, por la mañana con café, por la tarde con tomate y por la noche con lechuga (si no adelgazas por lo menos cojeras un colorcito blanco que te obligará a ir a la playa estés como estés). Hay otra que es “CLM”, no es el nombre de un banco que ha quebrado, es comer la mitad (muy buena en estos tiempos, ya que si no pierdes peso, al menos no pierdes dinero, ya que en la cesta de la compra ahorrarías unos euritos que vienen muy bien para pagarte las vacaciones). La del “cucurucho” (que no la explico nada más que en privado), la de la “alcachofa”, la de los “garbanzos” y así un largo etcétera.

Pero la mejor de todas, la que yo recomiendo, es comprarte el bañador dos tallas más grande, que adelgazar no adelgaza, pero por lo menos al mirarte al espejo no lo notas apretado y la moral sube una barbaridad que, en el fondo, de eso se trata ¿o no?

Publicado en “La Voz de Ronda” 08082009