Archivo de la etiqueta: arbonaida

Genio y figura

Lo conocí cuando era un niño, el ya era prácticamente igual. Era un hombre de costumbres que no las cambió nunca. Lo podías ver por la Calle la Bola continuamente, vivía cerca, con su andar característico y su ajetreo diario. Siempre estaba con algo encargado de hacer. Siempre dispuesto a ayudar a sus Andalucistas.

Era leal al extremo, daba igual quién dirigiera la nave, el estaba a su lado para lo que hiciera falta incansablemente, cuando surgía cualquier disputa siempre mediaba y conciliaba para que no pasara a mayores, intentó siempre convencer a todos que el fin era el mismo y que se llegara a un acuerdo por el bien de todos. Siempre estaba al servicio del partido, lo mismo repartía carteles que revistas, iba a recoger a uno o a otro, animaba al extremo.

articulos-283308Lo recuerdo perfectamente en la pastelería de su amigo Ángel, allí tenía su mesa, era su despacho, desde allí organizaba el correo que el partido no enviaba con sellos, era él quién se encargaba de entregar esas cartas. Siempre en las medidas de sus posibilidades, como todos, estaba dando bandazos. Una copita de mosto junto a sus amigos en el obrador era imperdonable. Su carácter alegre le hacía ser base de muchas bromas que tomaba con alegría y siempre respondía. Era amigo de sus amigos y Andalucista por encima de todo, pero si algo le importaba y le llenaba el corazón era Ronda, no dudaba en discutir con cualquiera que pusiera en duda eso. El beneficio de todos los rondeños estaba muy por encima del suyo propio, era un rondeño de pro.

Estos días me ha venido el recuerdo de cuando, yo era un chaval con apenas 18 años, íbamos a pegar carteles. En alguna barriada, los que se consideraban más que nadie y pertenecían al partido obrero, nos abucheaban y nos quitaban los carteles que íbamos poniendo, él con su carácter alegre siempre les decía que no tenían ni idea de lo que era el Andalucismo. Genio y figura, la casualidad ha querido que su funeral sea el 4 de diciembre, el día Nacional de Andalucía, la arbonaida te ha acompañado hasta el final de tus días. Se nos ha ido Manolo Cañestro y con él se va una parte importante del Andalucismo, ese que sin querer figurar llegó a ser Concejal, sólo por ayudar a su pueblo.

Publicado en “La Voz de Ronda” 06/12/2014

Anuncios

4 Diciembre

La fiesta esperaba, la bandera al hombro y tarareando la música que rondaba en la cabeza, ánimo y a salir a la calle a pedir lo que el pueblo andaluz quería en ese día, era 4 de diciembre en toda Andalucía.

 

La “Arbonaida” (que es como se llama la bandera de Andalucía) lanzada al vuelo en las principales ciudades andaluzas (aunque alguno que ahora va de máximo defensor de todo lo andaluz y aún sigue dando “guerra” en la política creyera y dijera “¿Qué hace tanta gente con la bandera del Betis?”) pidiendo la autonomía, esa que sólo ha ganado en las urnas el pueblo andaluz, qué a los demás se la dieron por la cara y a Andalucía le costó sangre, sudor y lágrimas (cómo por otra parte ha pasado casi siempre en la historia de nuestro pueblo) las calles a rebosar de alegría y Andalucía.

 

Ahora se cumplen treinta y cuatro años de los sucesos de Málaga, donde los defensores de la no-autonomía y la derecha más rancia (los hay todavía, no crean) no podían soportar que el pueblo saliera a la calle, de esa forma y en ese número a pedir autonomía para decidir por sí mismo su futuro y volver a ser lo que fue este pueblo un día, sin exclusiones y sin rencores. Andaluces por Andalucía.

 

Tras todo este tiempo de lucha no podemos dar pasos atrás en nuestros derechos, esos que a algunos costó la vida y que la dieron por lo que ahora disfrutamos, no debemos darnos por vencidos y seguir en esa lucha. Ahora que algunos llaman a las autonomías “chiringuitos” y que tienen afán de disolverlas y anularlas, ahora es el momento de volver a luchar y gritar por el pueblo andaluz, por no volver a ser de terceras, por llegar a ser de primera y por todos los que nos han legado el deber de mantener y ampliar la cultura y la lucha por Andalucía.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 03/12/2011