Archivo de la etiqueta: ayuda

Cambio

Cuando se produce un cambio en tu vida lo tienes que afrontar como viene. No es ni mejor ni peor, todo depende de cómo lo afrontes, las actitudes positivas siempre harán que vayan bien las nuevas perspectivas que se ofrecen en el horizonte.

 

Han sido casi cinco años. En ellos ha habido de todo, buenos momentos, algunos más regulares, pero ninguno malo. La ayuda de los compañeros ha sido una constante sobre la que se ha basado toda la historia de estos años. La cooperación y ofrecimiento de ayuda para cualquier tema, la complicidad y la amabilidad, algo imprescindible.

 

Han cambiado muchas cosas en estos años, ha subido la cantidad de trabajo y las personas que acudían al centro, pero la magnífica labor de todos hace que vaya adelante de una forma ejemplar, deberían tomar nota muchos que sólo ven lo superficial, el trato con personas con problemas te hace, o debería hacerlo, más humano, hasta al polo de hielo que muchas veces aparece por estos lares.

 

imagesNo es fácil dar un paso adelante y dejar de lamerte las heridas, pero hacer sangre de ellas tampoco ayuda mucho. Esa actitud que me han enseñado en muchos momentos de mi vida, en estos años la he vivido aún más de cerca, no estamos solos y es bueno que sepamos donde están esas personas que te pueden ayudar, que te pueden oír y ofrecer esos momentos de calma que muchas veces son necesarios. No hace falta nombrar a nadie cuando cada uno sabe que pata de la mesa es y como la mantiene.

 

Espero que sea un hasta pronto, compañeros del Centro Comunitario de Servicios Sociales de Ronda, más que nada porque las tintas del bolígrafo se gastan muy rápido y está la cosa como para tener que comprar uno nuevo.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 02/11/2013

Anuncios

Haití

Hemos hecho algo mal, no sabemos el qué, pero algo no ha salido cómo teníamos previsto. No es normal que las grandes catástrofes se ceben con los lugares más pobres, no sabemos si será un castigo divino o de la naturaleza pero lo que hemos visto estos días confirma la tesis de que algo ha salido mal. Que un terremoto haga moverse los cimientos de un pueblo es normal, lo que no es normal es que lo haga con tanta fuerza y en el país más pobre de América.

Dicen que en los lugares como Haití se notan más las catástrofes porque allí las construcciones son más frágiles y con ello al más mínimo movimiento de tierra tienden a caerse, pero es que se ha caído casi todo, desde la sede de la ONU hasta el Palacio Presidencial, que no creo que estuvieran precisamente construidos en precario, simplemente ha sido un movimiento de tierra brutal. Siempre estremece ver imágenes de una catástrofe de este tipo, se nos hizo un nudo en la garganta con las imágenes de las inundaciones en Nueva Orleáns, con montones de personas desplazadas de sus casas y pueblos, refugiándose donde podían. Con el tsunami que barrió Indonesia el corazón se nos encogió al ver las imágenes de cómo el agua se llevaba todo por delante, pero supimos responder con ayudas solidarias que hicieron que floreciera lo mejor de muchas personas y países, pero lo que ha pasado en el pequeño país americano nos ha hecho estremecernos totalmente.

Que la naturaleza se muestre tan cruel con un país tan pobre como el Haitiano nos hace mucho más pequeños. Que ocurra en un país con recursos económicos es triste, pero se pueden recuperar, pero que el problema sea en un lugar donde comer ya de por sí es un problema nos hace ver la magnitud de la catástrofe que nos hemos encontrado. Necesitan ayuda, así que no dudemos en dársela, derrochemos solidaridad con Haití.

Publicado en “La Voz de Ronda” 16/01/2010