Archivo de la etiqueta: boda

Duquesa

Conste de entrada que cada uno puede hacer con su vida y su legado lo que le venga en gana. No podemos meternos en lo que hace tal o cual persona y mucho menos si ésta es octogenaria, allá cada persona con sus actos y las consecuencias que ellas acarrean.

 

La Duquesa de Alba ha decidido legar su patrimonio a sus hijos en vida. Cosa bastante loable si quieren, además se ahorra imaginar las peleas que tendrán entre sus hijos tras su fallecimiento ya que lo podrá ver en vivo y en directo. Todo esto según dicen los críticos de sociedad en la prensa seria, hasta en las noticias ha salido, para poder casarse por no sé cual vez (no soy muy seguidor del famoseo) con un hombre que es funcionario del Estado y que, según parece, no tiene donde caerse muerto, aunque parece muy vivo. Los hijos de la Duquesa no quieren que se pueda apropiar de parte del legado que generación tras generación, ha ido acumulando la familia, cosa que a algunos más que a otros les pueda parecer mal… o bien, quién sabe.

 

Lo que no es plausible desde ningún punto de vista, más aún en los tiempos que corren, es que haya hecho una fundación con todo su legado. A través de esta fundación los hijos de Dña. Cayetana acceden a su patrimonio, aunque la señora se ha guardado para ella el uso y disfrute de todas sus propiedades mientras viva, todo ello sin pagar un solo euro del impuesto de sucesiones ni donaciones, gratis total que diría el otro. No hace mucho un hombre que conozco donó algo a su hija y tuvieron que pagar a Hacienda, Junta Andalucía y Ayuntamiento, amén del sablazo correspondiente en  la declaración de la renta del año siguiente.

 

Que la duquesa reparta su herencia en vida me parece bien, más aún que se case con quien quiera, pero que no pida regalos en la boda. Qué con la triquiñuela perpetrada y permitida por las autoridades competentes, ya va bien servida. Y además un regalo de todos los españoles, para que luego diga que no la queremos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 20/08/2011

Anuncios

El crimen del mes de mayo

Hace varios años en el carnaval de Cádiz salió una agrupación que tenía este nombre “El crimen del mes de mayo”. Iban disfrazados de niños y niñas de primera comunión y criticaban lo que estaba pasando ya por aquel entonces. Han pasado los años y lo que era una critica hacia algo que estaba empezando a ser una moda se ha extendido a todos.

Traje comunionAntes, cuando el que esto escribe era un niño e hizo la primera comunión, se daba un desayuno en los propios salones parroquiales o del colegio, en el que participaban todos los compañeros que habían tomado el cuerpo de Cristo por primera vez. A lo máximo, tus padres te hacían una fiesta en tu casa a la que invitaban a la familia más directa y, quizá, a algunos amigos muy íntimos. Te daban algún regalo que otro y aquello era algo así como un cumpleaños algo más grande, se almorzaba en familia y, como mucho, se merendaba tras una tarde de juegos y fiesta familiar.

Hoy se ha convertido en un evento social que va mucho más allá de lo que significa el acto. Las niñas parecen que van a celebrar un ensayo de su boda, vestido incluido, y los niños, porque van la mayoría de marineritos (nunca comprenderé el por qué) sino serían proyectos de novios ante el altar. Posteriormente acudimos a restaurantes en lo que los cubiertos cuestan como los de cualquier boda y, por supuesto, acaba con la barra libre, con lo que al final sale la fiesta por un pico y los progenitores teniendo que pedir un préstamo para intentar pagar la deuda contraída, además del sablazo pegado a los familiares y amigos.

Se ha dado el caso de algún niño que no estaba ni siquiera bautizado, los padres no son creyentes, pero han querido hacer la comunión porque una fiesta así no se puede dejar pasar, cuando realmente ni el niño ni los padres saben lo que significa la “Primera Comunión”, para ellos sólo es un acto que se ha convertido en “El Crimen del mes de Mayo”.