Archivo de la etiqueta: capital

SICAV

Todos hemos oído hablar de las “SICAV”, pero pocos sabemos lo que realmente son éstas, lo único que sabemos seguro es que son muy rentables para los que tienen bastante dinero. Vamos a intentar analizar lo que ello significa.

 

La SICAV es un híbrido de inversión a caballo entre una sociedad anónima y un fondo de inversión con la particularidad de que tributa al 1% en el Impuesto de Sociedades, en cuanto el dinero está a nombre de la SICAV y éste se invierte, los posibles beneficios obtenidos de la inversión tributan al 1% en lugar de al 30% en el impuesto de sociedades siempre que el capital permanezca en la SICAV. No obstante, cuando la SICAV devuelve el capital a su dueño, entonces éste tributa igual que las acciones y paga lo mismo que cualquier inversor: entre un 19 y un 21%. Lo que significa que, sea como sea, se ahorra entre un 9 y un 11% en impuestos.

 

La verdadera ventaja radica en las reducciones de capital. Esto significa que los dueños de las SICAV pueden sacar dinero sin tributar hasta que no supere la cantidad inicialmente invertida. A primera vista parece que es lógico no tributar si no se retira el dinero de las plusvalías, el problema reside en que eso no se puede hacer en ninguna otra inversión, sólo en las SICAV. Es decir si alguien ha invertido en fondos de inversión y quiere retirar parte de su dinero, tiene que pagar por la plusvalía obtenida desde el primer euro, saque o no una cantidad inferior a la que invirtió. Llevado al extremo, permitiría sacar todo el capital, sin tributar, y dejar en la SICAV sólo las plusvalías, que a su vez generarían nuevas plusvalías, sólo al sacar esas plusvalías se generaría el pago a Hacienda, que como ven no somos todos.

 

Así que mientras la mayoría de los curritos pagamos sobre un 20%, si usted es rico o tiene más de 2,4 mill. de € puede entrar a formar parte de una SICAV y tributa bastante menos. ¿No sería una solución entrar a saco ahí en vez de continuar subiendo impuestos y recortando a los que de verdad pagamos?  Claro que la mayoría de los inversores en las SICAV son los mismos que manejan la economía, con lo cual son los que mantienen este sistema y a los políticos que no quieren cambiar la ley para fastidiarlos. Para fastidiarnos ya estamos los curritos, que además celebramos tener deportistas y empresarios entre los mejores del mundo, aunque tributen tan poco para el mantenimiento del sistema.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 18/08/2012

Anuncios

Políticos

Era un charlatán de feria, pero no uno cualquiera, era el mejor. Capaz de venderle un aire acondicionado a un esquimal o una estufa a un etíope. Lo buscaban en todas las fiestas locales e incluso había quien lo seguía de una a otra, lo mismo vendía navajas de Albacete que botijos de Alcalá, y se lo quitaban de las manos. Era el mejor en su oficio.

 

Pasaron los años y conquistó a una bella muchacha con la que formó una familia. Era el momento de retirarse, no podía continuar todo el año de viaje. Un avispado político vio en él la persona adecuada para ser Alcalde de su pueblo “con su labia se los ganará a todos” dijo. Efectivamente fue el máximo regidor de su pueblo por varias legislaturas. Cuando los hijos se hicieron mayores y empezaron a ir a la Universidad decidió dar el salto a la política provincial y propuso al partido ir de candidato a la alcaldía de la capital. Con su verborrea obtuvo el mayor número de votos, su partido loco de contento ya que hacía años que no conseguían gobernar en esa ciudad.

 

Pasó el tiempo y se propuso ir a la capital del Estado, allí sus hijos tendrían la posibilidad de mayores estudios y mejores oportunidades laborales. Consiguió llegar a la presidencia del país con su palabrería, todos lo felicitaban. Concluyó su carrera cuando había conseguido sus objetivos y los de su familia. Pasó a una jubilación anticipada muy bien pagada y considerado uno de los mejores políticos de la historia.

 

Una vez retirado concedió una de las pocas entrevistas que dio en su vida, la primera en la que no ponía impedimentos a ninguna pregunta. El entrevistador le cuestionó sobre la cantidad de promesas que había hecho desde el principio, cosas imposibles de cumplir, y el rédito que le había dado, el contestó sin inmutarse “Usted se ha dado cuenta de que era imposible, para mí no era importante que fuera o no posible, lo primordial es que me llevó a cumplir mis propósitos. De los objetivos suyos no he hablado en ningún momento”.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 19/05/2012