Archivo de la etiqueta: catastrofe

Accidente

Esta semana hemos tenido un grave accidente en España, el primero en línea AVE del país, el más grave en lo que va de año en el mundo, que nos ha dejado la friolera de cerca de 80 fallecidos, además de más de 100 hospitalizados, algunos en estado crítico. Tras una catástrofe de estas características se pueden sacar varias conclusiones (sin entrar a valorar el cómo y el por qué del accidente, cosa que dejamos a los técnicos y que pasarán días revisando todas las pruebas antes de tomar una determinación, aunque algunos ya lo hayan hecho) a tener en cuenta.

 

La primera es la solidaridad demostrada por los gallegos. Mientras los políticos ven electores por todas partes, las personas del barrio cercano al lugar del accidente se fueron inmediatamente a ayudar a los heridos, acercaban mantas, sábanas, herramientas, todo lo que fuera por sacar a los atrapados en el amasijo de hierros en que se convirtió la escena. Se colapsaron las urgencias de donantes de sangre, bomberos, médicos, enfermeras, auxiliares, etc. que estaban en paro o de descanso y que se pusieron inmediatamente a disposición del personal allí trabajando. Más tarde llegarían los de las corbatas y los trajes para las fotos.

 

AccidenteLa utilidad de las redes sociales. Se hicieron llamamientos para colaborar a través de ellas, sobre todo twitter era un hervidero, personas e instituciones que iban informando de dónde y cómo hacer las donaciones o donde hacía falta personal. Cuando queremos le damos el lado bueno a las cosas, las redes pueden ser foco de polémicas o puntos de reunión más o menos provechosos, pero cuando se quiere se ve que sirve para mucho más y mejor, esta ha sido una prueba de ello.

 

Y la última es la falta de información televisiva, sólo la televisión gallega y las nacionales que en ese momento tenían tertulia política conectaron, mientras tanto en las generalistas (sobre todo TVE) continuaban su programación. Ahí se echó de menos a la desaparecida CNN+ y se puso de manifiesto que recortar medios de comunicación no es bueno para la sociedad, el periodismo es importante no sólo para informar, también para ayudar en catástrofes de este tipo, pero mientras recortemos en curritos y mantengamos encorbatados, de nada va a servir lo que se haga.

 

Es triste que tenga que pasar una cosa de esta para darnos cuenta lo que nos necesitamos unos a otros, aunque luego vendrán los políticos a cargárselo todo, pero un resquicio de esperanza queda al ver que aún somos capaces de unirnos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 27/07/2013

Anuncios

Haití

Hemos hecho algo mal, no sabemos el qué, pero algo no ha salido cómo teníamos previsto. No es normal que las grandes catástrofes se ceben con los lugares más pobres, no sabemos si será un castigo divino o de la naturaleza pero lo que hemos visto estos días confirma la tesis de que algo ha salido mal. Que un terremoto haga moverse los cimientos de un pueblo es normal, lo que no es normal es que lo haga con tanta fuerza y en el país más pobre de América.

Dicen que en los lugares como Haití se notan más las catástrofes porque allí las construcciones son más frágiles y con ello al más mínimo movimiento de tierra tienden a caerse, pero es que se ha caído casi todo, desde la sede de la ONU hasta el Palacio Presidencial, que no creo que estuvieran precisamente construidos en precario, simplemente ha sido un movimiento de tierra brutal. Siempre estremece ver imágenes de una catástrofe de este tipo, se nos hizo un nudo en la garganta con las imágenes de las inundaciones en Nueva Orleáns, con montones de personas desplazadas de sus casas y pueblos, refugiándose donde podían. Con el tsunami que barrió Indonesia el corazón se nos encogió al ver las imágenes de cómo el agua se llevaba todo por delante, pero supimos responder con ayudas solidarias que hicieron que floreciera lo mejor de muchas personas y países, pero lo que ha pasado en el pequeño país americano nos ha hecho estremecernos totalmente.

Que la naturaleza se muestre tan cruel con un país tan pobre como el Haitiano nos hace mucho más pequeños. Que ocurra en un país con recursos económicos es triste, pero se pueden recuperar, pero que el problema sea en un lugar donde comer ya de por sí es un problema nos hace ver la magnitud de la catástrofe que nos hemos encontrado. Necesitan ayuda, así que no dudemos en dársela, derrochemos solidaridad con Haití.

Publicado en “La Voz de Ronda” 16/01/2010