Archivo de la etiqueta: cine

Pensamiento único

En la 2 de TVE, los antiguos la llamábamos UHF, llevan muchos meses emitiendo películas españolas bajo el título “Historia de nuestros cine” en el cual nos encontramos con películas de todas las épocas. Muchos, como me pasó a mí, descubrirán títulos de mucho nivel, comprometidos con su tiempo y magnífica calidad. Mucho más allá del manido y tan utilizado españoladas y películas de ese tipo.

Precisamente la semana pasada emitieron una en la que se trataba el tiempo en que ETA estaba en su máximo apogeo y las relaciones entre los protagonistas, de toda índole ideológica. Es una magnífica película en la que seguro se ha basado en parte el éxito editorial de este año en España, el libro de Fernando Aramburu “Patria”

la_casa_de_mi_padre-144829863-large

Cartel de la película. FilmAffinity

La película de la que hablo es del año 2008 y se titula “La casa de mi padre” dirigida por Gorka Merchán y protagonizada por Carmelo Gómez, Emma Suarez y Juan José Ballesta entre otros. Es dura y refleja muchas realidades de hace apenas diez años, aunque parezcan muchos más. Fíjense si parecen muchos que uno de los pensamientos más recurrentes mientras la veía es que una película así sería muy difícil de estrenar hoy día.

Hemos dado tantos pasos para atrás que seguro que algún iluminado de turno saldría en las redes sociales pidiendo el boicot a dicha película sólo por el tema que trata. Como ocurrió con los muchos catetos culturales que pidieron boicotear la película de uno de los mejores directores de comedia española, Trueba, por el simple hecho de mostrar unos pensamientos y unas palabras más o menos acertadas. Aún me extraña, quizá haya salido y no lo he visto, un boicot a ese cocinero que sigue contando chistes mientras cocina en el mediodía de alguna cadena cuando reconoció haber pagado el impuesto revolucionario de la banda armada.

Hace unos meses se produjo un boicot también a una película en la que una de las protagonistas había manifestado unas ideas políticas que puede o no gustar, pero hace unos años se respetaba y ahora cada vez menos. Vamos dando pasos avanzados hacia un pensamiento único en el que no se respeta que alguien piense lo contrario. Bloqueamos en redes sociales, pedimos que no vean películas, incluso le negamos (casi) el pan y la sal, solo por no compartir unos ideales.

Recuerdo una frase que decía “no comparto tus ideas pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlas” que teníamos no hace tanto como frase de cabecera en la mayoría de personas y medios de comunicación. Desgraciadamente eso ha pasado a mejor vida y cada día más faltamos al respeto al que no tiene el pensamiento único.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 17 de junio de 2017

Anuncios

Más cine

Dicen, y no paran, que se están cargando la cultura. La subida del IVA acompañada de la bajada de subvenciones es sin duda un golpe a la línea de flotación de muchas actividades culturales, pero no es sólo eso lo que puede acabar con ellos. Ha habido muchos cineastas que han cobrado subvenciones, dependiendo del momento unos más que otros, y eso les ha hecho mantenerse y poder seguir creando, pero cuando llegan las vacas flacas todo es más difícil.

Todos recordamos, sobre todo los más mayores, como había cines en todos los pueblos de Andalucía. Puede ser que pusieran películas más pasadas de moda, que estuvieran descatalogadas o estrenadas hacía varios años, pero aún así existía la posibilidad de verlas.

Mas Cine¿Recuerdan el Cine Cristina de Ronda?  ¡Cuántos chavales habremos salido de allí dando patadas al aire al estilo Bruce Lee! Ponían casi todos los años las mismas películas, cambiaban sólo alguna de un año a otro, pero disfrutábamos muchísimo. Tanto como lamentamos la pérdida del Cine La Merced, con él se nos fue parte de la infancia y juventud, quedamos huérfanos de cine, de cultura y durante unos cuantos años no teníamos donde acudir para poder disfrutarlo. Se utilizó el teatro para el propósito, pero no era lo mismo.

Actualmente en la mayoría de las pequeñas poblaciones no disponen de lugar donde ver una película, eso sí que es cargarse la cultura. Pero no viene de ahora, esta situación está ocurriendo desde hace muchos años, da igual el Gobierno que esté, la ausencia es notable.

Quizá si, en lugar de dar las subvenciones a los cineastas, se abrieran más salas de cine públicas y en ellas se pusieran más películas españolas, por ejemplo, no haría falta lamentarse de falta de cultura. Ellos podrían vivir de su oficio y nosotros disfrutar de la cultura del séptimo arte además de soñar con otras cosas, que todo es preciso.

 

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 19/01/2013

Cine

La semana pasada pusieron en la televisión una película de éstas imprescindibles en el cine español, se trataba de “Amanece que no es poco”. Pero lo mejor del programa fue el posterior debate que tuvieron la presentadora del programa con el director de la cinta José Luis Cuerda y uno de los protagonistas, el gran actor Antonio Resines.

Durante la charla Resines habló sobre la actualidad del cine español y la competencia con el que viene del más allá, es decir de Hollywood, proponiendo que las que vengan en un idioma diferente al nuestro se emitieran en versión original con subtítulos –decía- “se igualaban las películas ya que las veríamos como la hacen ellos y los matices de su audio original” cosa que no estaría mal. Pero cuando viene una película de Norteamérica viene empaquetadita, es decir, a los distribuidores españoles le obligan a poner en los cines una de éxito acreditado por las taquillas de allí con tres o cuatro que no valen un duro, se la “meten doblada” a los empresarios del cine aquí, ya que esto es innegociable “si quieres la buena traga con las malas” con lo que si había alguna película española con poco público inmediatamente te cuelan la “americanada” aunque tenga aún menos público, pero son los que mandan en la industria fílmica.

Si obligaran a las distribuidoras españolas a tener un mínimo de películas en cartel (si el cine es de 5 salas al menos dos o tres españolas) al cine español le vendría mucho mejor que no subvencionar sólo las películas más taquilleras, éstas ya son beneficiosas para el productor (por cierto la Comisión Europea ha frenado la Ley que aprobaba estas ayudas al cine español, con lo que tendrán que esperar se supone que unos meses) sería mejor intentar ayudar al cine, no dando al que más recaude, sino ofreciendo al público la posibilidad de ver las películas españolas en la gran pantalla aguantándolas un poco en cartel y no sólo verlas en televisión. Quizás no sea la solución, pero por probar…

Publicado en “La Voz de Ronda” 28/11/2009