Archivo de la etiqueta: colegios

El árbol andaluz

El árbol andaluz

 

Ha pasado otro 28F y ha sido, de nuevo, como ver pasar un tren cargado de ilusiones y esperanzas desde un anden cada vez más lejano, tumbados en nuestro asiento viendo cómo cada vez queda menos de aquello que un día fue el Día de Andalucía.

Lo habrán notado en que los niños el día anterior han desayunado el mollete con aceite, en algunos sitios en otros ni eso, y los más pequeños han llegado a las casas con la bandera de Andalucía pintada en la cara, cada vez en menos colegios también. Eso en otras provincias, en Málaga hace años que en esta semana se coge la Semana Blanca y es para lo que se aprovecha la lucha de muchos andaluces en su día.

No hay nada que conmemorar en este día, ya que no hay nada de lo que sentirse orgullosos. Dicen muchos que Andalucía ha mejorado en estos cuarenta años ¿de verdad? Claro que algo ha cambiado, es como quien tiene un huerto lleno de árboles, a uno si no lo riega crece también, poco a poco y muy desalmado, no como los otros que reciben el abono y el agua que necesitan y que, a su alrededor, crece frondoso y dando sus frutos, pero para el árbol andaluz crecer ya es bastante, no hace falta que reciba lo que le dan a los demás, vaya a ser más frondoso y dar mejores frutos.

Si hay mucho que rememorar, ya que en los colegios apenas se muestra lo que ocurrió aquellos días del 4D y 28F, si saben que se votó por la autonomía, pero no el porqué no el cómo ni el cuándo, que es realmente lo importante. 

imagesLos que vivimos aquellos días tenemos la obligación de servir de relatadores de lo sucedido, de que salieron los andaluces en masa pidiendo Autonomía, y que desde las instituciones se nos negaba. Que fuimos el único pueblo que tuvo que luchar por conseguir lo que a otros se les dio sin tener que hacer nada, a pesar de que no se ha utilizado lo conseguido, cada vez más se pierde lo que se pidió sin que desde ningún lugar se haga nada y debemos recordar que teneos la autonomía plena gracias a esos días, aunque se quiera cada vez más anular dicha autonomía y que seamos una parcela más del territorio que en su día conquistaron los castellanos y nos quitaron el pan y la sal.

El 28F consiguió el pueblo andaluz lo que pidió el 4D, que Andalucía sea como la que más no como las demás, algo que se nos ha olvidado en estos cuarenta años de gobiernos andaluces que no han querido utilizarlo para el bien de nuestro pueblo, si no más bien para el control del pueblo que en su día dijo basta y ya va siendo hora que volvamos a decirlo. ¡Viva Andalucía Libre!

Salud y suerte  

 

Publicado en Ronda Semanal el 2 de marzo de 2019

Anuncios

Flamenco

Por fin esta semana, tras mucho tiempo casi sin alegrías, hemos tenido una buena noticia. Buena no sólo para los que se dedican a ello sino para todos. El Flamenco, así en mayúsculas, ha sido declarado por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, ahí es nada.

 

El flamenco que para muchos es sólo Camarón y su revolución en el cante, empezó hace siglos. Andalucía no la entenderíamos en la actualidad sin la cultura que el flamenco ha ido impregnando en cada cosa que hacemos. No es sólo cante es mucho más: es baile, es una forma de vivir y una forma de afrontar la vida y los malos momentos. Tenemos flamenco para cada cosa que nos ocurra en la vida y no tenemos pueblo o ciudad de Andalucía en la que no existan una o varias peñas dedicadas al flamenco.

 

Ha llegado el momento, tras esta declaración de patrimonio cultural, de dar al flamenco el sitio que le corresponde en nuestra sociedad. Hace unos años la peña flamenca de Ronda comenzó en las escuelas de la localidad unos cursos dirigidos a los más jóvenes en los que les enseñaban qué era esto del flamenco, eso mismo deberíamos hacer en todas las escuelas y colegios de Andalucía, enseñar a los niños y a los menos niños que es esto. Porque el flamenco es mucho más de lo que nos muestran en la tele.

 

Desde el Cante Jondo al Flamenco-house que están intentando hacer ahora algunos grupos, pasando por el Flamenco-Rock o el Nuevo Flamenco, el Flamenquito o los Villancicos Flamencos. El pueblo andaluz, tan culto, ha ido adaptando el flamenco a la actualidad para hacer de éste un arte muy vivo, aunque a algunos les moleste, un cante que se oye y se disfruta, se baila y se percibe en todos los poros de la piel. Gocemos con él porque ¿entenderíamos alguna fiesta andaluza sin el flamenco?

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 20/11/2010