Archivo de la etiqueta: cristo

Ritos

Ritos

Llegadas estas fechas todo se convierte en ritos, por aquí y por allá no hay cosa que no forme parte de algún ritual.

Desde oír por las calles el ensayo de alguna banda hasta ver cómo pasea alguna parihuela de ensayo de cualquier cuadrilla que está preparándolo todo para los días que están por llegar.

El rito que comienza el Miércoles de Ceniza con su imposición en la frente, continuando con todos los cultos que las distintas hermandades van haciendo en honor a sus titulares, pasando por los besamanos y besapies a este Cristo o aquella Virgen de la devoción de todos y cada uno de nosotros.

También están los ritos de las distintas comidas que por esta época preparaban nuestras madres y que ahora hacemos nosotros, desde el bacalao con tomate o las espinacas con garbanzos a el arroz con leche o los roscos que son propios de ésta época tan especial para los cofrades y para otras muchas personas que sin serlo lo viven como si lo fueran.

Los ritos continuan con los traslados de los pasos y tronos a las iglesias para que estén preparados los días grandes y sacar a Dios y su Madre a pasear por las calles de nuestros barrios y pueblos que se convierten en el escenario apropiado para que todo salga como debe ser, bien, y si puede ser, mejor.

1-1-Copia  de Triduo Santo Entierro 003Pero el rito que no pasa desapercibido y que, como cada año, vuelve sin que podamos hacer nada y eso que no depende de nosotros es el del agua en forma de lluvia. No importa que, como este año, estemos en una sequía tan importante que hasta se han encendido las alarmas, es verse por la calle capirotes preparados para la Semana Santa y la lluvia aparece como si fuera por arte de magia.

Así que ya sabemos lo que hay que hacer, si vemos que sigue la sequía después del verano, preparemos una Semana Santa en octubre, veréis como llueve todo lo que no ha hecho durante el resto del año.

Salud y suerte.

 

Publicado en Ronda Semanal en 6 de abril de 2019

Ya está aquí

Ya vas contando con un solo dígito los días que faltan para que los sentimientos que tienes escondidos afloren a flor de piel.

 

Los afluentes que corren por tus venas se están convirtiendo en ríos que fluyen directos al corazón, ya empieza a bombear de distinta manera. Más fuerte, más seguido, más directo, casi sin darte cuenta se están acabando estas vísperas que al principio parecían que no iban a concluir nunca.

 

Los Días Soñados están ya aquí. Prepara el cuerpo. Mírate al espejo y verás que las arrugas del paso del tiempo están desapareciendo poquito a poco, como se acercan los buenos palios. Tu Cristo se refleja en cada gota de agua que cae cuando te lavas la cara. En cualquier desconchón está escondido el mensaje que te hace brotar.

 

descargaYa es el fin de semana previo. Los días no son normales ya son de Pasión. Dentro de horas pasaran a ser Santos. Desde Ramos hacia adelante todo son sueños de los que no quieres que te despierten “Déjame soñar, no me despiertes” ¿Es qué no ves que el resto del año me estoy preparando para que estos días no me agote el cansancio?

 

No hay palabras para describir lo que sientes, porque la belleza no es posible definirla con palabras. Los golpes recibidos durante el resto del año se convierten en rasguños que se curan conforme se acercan los días en los que el sol reluce más que ningunos otros.

 

No es taquicardia lo que notas en tu pecho, es tu corazón preparado para la primera levantá que se va a hacer en estos días que se sueñan el resto del año. Prepárate, ya está aquí aquello con lo que llevas soñando todo el año.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 05/04/2014

Cofrades

Dice el maestro Antonio Burgos que es muy fácil escribir de cofradías en cuaresma, que cuándo realmente tiene mérito escribir es en pleno verano. Y tiene razón, sin el olor a incienso y flores, la visita a los altares de cultos o a los besamanos y besapies, sin ver un trono de Cristo o un paso de Palio montado no es lo mismo ponerse a escribir del tema.

Pero cuando en el corto plazo de un mes vemos como en Arriate perdemos a dos cofrades como Velasco (que en momentos difíciles estuvo al mando de la Hermandad de Padre Jesús) y Salvador Conde que fue también Hermano Mayor de dicha cofradía y estaba muy unido a ella. Fui bastante amigo de él y todavía hoy recuerdo con el cariño que me firmó el libro de poesías que había presentado hace unos meses. Recuerdos de Salvador ayudando al montaje de los altares y tronos para que a su Padre Jesús no le faltara de nada, me acuerdo de Domingos de Jesús y Jueves Santos que no tenían horas en el reloj para la actividad que lo mantenía ocupado a su gran amor, su Nazareno.

También hemos perdido a otros dos cofrades de la Hermandad del Santo Cristo, dos Manolos para los que su Cofradía lo era todo. Manolo Becerra llevaba la música en la sangre, aún suena en mí su interpretación a la guitarra el Viernes Cristo, con la ayuda de su hijo a la corneta, para el homenaje que quisieron rendirle a su Cristo y las canciones que preparaba para el quinario y le cantaron en su último adiós. De Manolo Durán se me vienen a la memoria muchos momentos en la Capilla de la Hermandad de la que fue Hermano Mayor, de lo Cristino que era y la gran familia de ellos a los que deja su amor al Santísimo Cristo de la Sangre y Santo Entierro de Cristo.

Para colmo en Ronda fallece el que fue primer presidente de la Agrupación. Con Cándido Ruiz tenía más amistad mi padre, pero me vienen sus consejos cuándo, siendo un aprendiz de cofrade, me contaba los momentos por los que habían pasado su Hermandad del Silencio y la mía de la Soledad. La unión de todos los cofrades era su afán, más que otras cosas, sacrificando en algunos momentos tiempo que debía dedicar a su propia Hermandad, de la que por aquel entonces era Hermano Mayor, y a su familia por el bien común de todas, un cofrade que creía a pies juntillas que uno no podía ser Hermano de una corporación sin ser al mismo tiempo un poco de las demás. Todas eran una y por todas había que luchar cuándo las cosas se ponían feas.

Entonces sucede que va un “desalmado” y ataca a la figura que más y mejor representa a Díos. Un ataque al Gran Poder para intentar conseguir una paga por trastornos psiquiátricos. Dice este individuo que él es el verdadero Jesucristo ¿cuándo alguien que se cree Díos ha atacado a su representante en la tierra? ¿Quién puede hacerle daño a una imagen considerada por los artistas como una obra cumbre de la talla, mas allá de su religiosidad? Por fortuna el Señor está bien y ha sido ya repuesto al culto.

Ante estos golpes al corazón, a uno se le juntan en la mente momentos. Añoranzas de madrugadas larguísimas con olor a incienso, con sonidos de cornetas y tambores, bandas de música, preparativos y traslados, imágenes para el recuerdo y recuerdo de imágenes. Se le viene la sangre cofrade por las venas poco a poco, como la lava de un volcán que todo lo arrastra, le entran ganas de volver a poner la música y quitarle el polvo al incensario. Aunque estemos en verano, que le vamos a hacer así somos los cofrades y así nos late el corazón durante todo el año.

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/06/2010