Archivo de la etiqueta: desahucios

Oídos taponados

Decía Groucho Marx “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados” y en esto la impuesta que quiere pasar a ser la investida Presidenta de los andaluces es una maestra. No tenía necesidad ninguna de convocar elecciones, pero su ego y ambición por llegar más rápido que nadie a la Moncloa, le hizo crear un problema.

No sólo ha aprendido rápidamente esto, también ha sido rápida en meterse en líos y adjudicaciones de dudosa limpieza. Ha pasado en la mina de Aznalcóllar, donde ha primado más ser una empresa con dirigentes del PSOE que la capacidad de llevar a cabo los trabajos. Ya no son sólo los anteriores que fueron pasando de dedo divino en dedo divino, ya ha llegado al eslabón que tiene ella entre manos.

Dice que nadie le va a imponer nada, pero el tiempo de la soberbia y prepotencia ha pasado, si en lugar de aplaudidores y halagadores en su partido hubiera alguien que le dijera, y ella lo oyera, que ahora es el tiempo de la templanza y la mano tendida, de negociar y ofrecer en lugar de exigir, a ella le iría mucho mejor.

Tampoco es tanto lo que le piden para dejarla gobernar, sólo que algunos quieren cumplir lo que dijeron en campaña, algo a lo que su partido no está acostumbrado, ya que prometen y luego olvidan. Si quisiera firmar un pacto anti corrupción, dimitieran los que están siendo investigados, no trabajara con bancos que hacen desahucios y eliminara altos cargos puestos a dedo y coches oficiales, algo lógico por otra parte, tendría la oportunidad de formar gobierno, pero desde su poltrona no lo ve.

Los dos grandes partidos se tienen que dar cuenta que el tiempo de hacer y deshacer a su antojo ha pasado, que es hora de hablar y negociar, pero tanto aplauso fácil le tienen los oídos taponados.

Publicado en “La Voz de Ronda” 30/05/2015

Anuncios

#DEN13

Durante la pasada semana tuvimos la oportunidad de sufrir el Debate del Estado de la Nación de 2.013. Todo un lujo para los amantes del dolor ajeno y propio, del sufrimiento por norma y de no poder sonreír ni siquiera ante el último chiste.

 

El Presidente del Gobierno entró al hemiciclo como el que va a la UVI y el jefe de la oposición lo metió en planta tras la revisión, lo hizo revivir cual pésimo puntillero al toro de la peor faena que se conocen por estas plazas, ninguno de los dos estuvo a la altura necesaria de un país que se está desangrando poco a poco, informativo a informativo, noticia a noticia. No sabemos el tiempo que estará el Presidente en planta, pero sospechamos que pronto volverá a la UVI y con él nosotros.

 

El Presidente dijo, con todo descaro, que había hecho lo que tenía que hacer aunque no cumpliera sus promesas, cuando a un político lo único que se le pide es que cumpla las promesas electorales, no sirve el decir “me he encontrado una herencia” puesto que sí es así, también es culpa suya, una de sus labores en la oposición es fiscalizar al Gobierno, no sólo criticarlo sin ton ni son. También volvió a prometer lo del IVA a los autónomos, otra vez ¿espera que le crean ahora? Y si vienen mal dadas, hará lo que tenga que hacer, incumpliendo lo dicho, ya lo ha dejado claro.

 

Se esperaba que hablara algo de la corrupción y lo hizo: medidas más duras y prescripción más tarde. Cuando lo esperado es una ley que obligue a dimitir a cualquier político con sombra de duda y no pueda presentarse hasta aclarar lo sucedido.

 

Por otro lado tenemos a la oposición. Una ex ministra pidiendo que se ayude a los necesitados, olvidando que pidió cuando gobernaba juzgados para agilizar los desahucios, pero claro ahora no gobierna. ¿Y los demás? Alguno en su mundo paralelo y otro desaparecido ante las sombras de corrupción de su grupo. Y si señores, desgraciadamente, este es el nivelito de los políticos que defienden la “marca España”

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 02/03/2013

Desahucios

Han tenido que suceder un par de suicidios para que el tema de los desahucios pase definitivamente a la primera plana de la actualidad. Un drama que hace tiempo nos está afectando a todos y al que, desgraciadamente, los políticos no le habían dado su espacio hasta ahora. Así funciona nuestra clase política, a impulsos y siempre muy por detrás del pueblo. En su nube de coches oficiales, sobresueldos espectaculares, dietas y viajes en primera clase.

 

Se han estado reuniendo en estos días representantes de los dos principales partidos políticos españoles para meter mano a la Ley Hipotecaria, una ley que tiene más de cien años (es de 1.909) y que ahora quieren modificar en tres días, con la de años y gobiernos que han pasado, no ya sólo en un siglo largo, sino, y principalmente, en los treinta años de democracia, pero no han tenido tiempo de dedicarle a ello mucho tiempo, ahora en tres tardes (como aquel aprendía economía) queremos solucionar lo que no hemos hecho en tanto tiempo muerto.

 

Se pretende dar una moratoria en el pago de dos años (ojala fuera suficiente ¿pero alguien cree realmente que con eso se soluciona el problema? ¿Habremos salido de la crisis y tendremos trabajo todos en dos años?) pero sólo para los colectivos más vulnerables  (¿Quién decide la vulnerabilidad? ¿Los propios bancos?¿Cobrar menos de 20.000 € al año?) En esas estamos mientras algunos bancos ya han dejado de ejecutar los desahucios, los jueces piden más flexibilidad, los cerrajeros van a dejar de abrir puertas obligados, los policías no quieren participar y los políticos se acaban de enterar de cómo está el patio, nueva tristeza.

 

¿Saben cúal es realmente el problema para evitar los desahucios? Pues que los políticos quieren quedar bien ante la banca, para que ellos posteriormente les sigan perdonando los créditos escandalosos que estos piden para hacer sus macrocampañas electorales. Hasta ahora protestaba por ello algún partido, pero al entrar en gobierno y perdonarles a ellos también los créditos, mejor calladitos. De todas formas viven en su mundo y no creen que nos enteremos los españolitos de a pie.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 17/11/2012