Archivo de la etiqueta: diputación málaga

Secretario técnico

Dentro del mundo del fútbol se mueve mucho dinero y hay muchas profesiones, no sólo existen los futbolistas, entrenadores, presidentes… es mucho más. Una de las labores más apetecibles es la que desarrollan los Secretarios Técnicos.

Éste tipo de profesión es muy apreciada ya que son los que manejan el dinero y pueden fichar al jugador que les apetezca, y puedan, dentro de sus posibilidades. Así se reúnen con el entrenador y éste le dice “necesito un portero y un centrocampista” y va el secretario técnico e igual le trae un defensa y un delantero, hubo un preparador que lo explicó muy bien, se quejó en rueda de prensa que había pedido un armario y le habían traído una mesita de noche. Así funciona esto.

En la política también existen distintos tipos de políticos. Concretamente en la Presidencia de la Diputación de Málaga tenemos uno que tiene aspiraciones de Secretario Técnico. Sí, el híper valorado Elías Bendodo.

Así ha ido viajando por la provincia a ver a quién fichar para su equipo para las elecciones municipales del próximo año. Ya ha fichado a una alcaldesa de un pueblo y de regalo le ha llegado una subvención. También lo está intentando en Ronda, donde se ha reunido con algún político local, siempre de otras siglas, para ver su posible incorporación al equipo. Todo muy futbolero.

Dicen que los políticos tienen que buscar un trabajo para cuando abandonen el cargo público que ostentan, así el Sr. Bendodo está haciendo oposiciones por si algún día el Jeque del Málaga CF quiere a un Secretario Técnico con experiencia, aunque sea en política.

Publicado en “La Voz de Ronda” 15/11/2014

Anuncios

Presuntos

Se suele decir que “el rumor es la antesala de la noticia” (aunque algún medio de comunicación viva sólo y exclusivamente de rumores, haciéndonos creer que son noticias cuando no lo son) también se dice que “cuándo el río suena, agua lleva” o se recurre al cuento del lobo, todo ello en base a nuestro muy rico refranero.

El pasado martes se cumplieron todos estos refranes y frases de una vez. El rumor se convirtió en noticia, el río sacó a flote lo que llevaba y el lobo, en forma de policía judicial, se presentó en el Ayuntamiento de Ronda para hacer acopio de información y de paso llevarse detenidos a unos cuantos políticos, abogados y empresarios. Algunos de Ronda y otros de fuera.

Por el bien de todos deseo y espero que todo quede en agua de borrajas. Ronda es una ciudad en la que nos conocemos todos, más de uno y de dos hemos visto y hablado muchísimas veces con los ahora detenidos por presuntos delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, falsedad y blanqueo de capitales. Y quien más quien menos puede que incluso tuviera cierto grado de amistad con ellos.

Si realmente han cometido los delitos que se imputan a estas personas, que caiga todo el peso de la ley sobre ellos, que no vuelvan a pisar un salón de plenos de Ayuntamiento o Diputación y mucho menos que cobren un sueldo por haber actuado como lo han hecho en el ejercicio de sus funciones. Son representantes públicos, lo que significa que deben luchar por nosotros y nuestros intereses, por el bien de todos y la mejora de la ciudad que representan.

Lo peor que puede hacer un político es lucrarse en el ejercicio de sus funciones, actuar mal a sabiendas que lo hace y no respetar a los ciudadanos que le han elegido, porque lo que está en juego es Ronda, no es un partido político o una persona y su familia, es su pueblo y su futuro.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 01/10/2011

Precampaña

Estamos, aún, a dos meses de las elecciones generales y a mes y medio de que comience la campaña electoral previa, así que no sabemos todo lo que nos queda por pasar hasta esas fechas. Porque estamos sufriendo, y lo que queda, una precampaña tan larga como infructuosa e inútil en la que no sacamos nada en claro.

Estamos viendo como los diputados y senadores dedican sus días a despedirse unos de otros. Durante cuatro años han estado lanzándose más trastos a la cabeza que buscando soluciones para los problemas de todos los españolitos, que observamos atónitos cómo han ido subiendo el nivel de ofensas de unos a otros al mismo tiempo que bajando la altura de sus debates y, por ende, de ellos. Esperpéntico que el martes la noticia del día fuera los buenos deseos del Presidente del Gobierno al portavoz en el Senado del otro grupo político y viceversa.

Aún peor que esto es la tremenda pelea a través de los medios de comunicación de los portavoces de PP y PSOE en la Diputación de Málaga por el sueldo de un chófer (cierto que 54.000 € anuales es mucho dinero) pero el tú más, no tú más, cuando tú estabas se gastaba más, no se gasta más ahora. Nos muestra la talla política de nuestros representantes, que en vez de reconocer errores propios se dedican a explotar los ajenos, como si eso fuera un logro. Y más patético la lectura que sacan los partidos del informe de educación de la OCDE, no para ver en que fallamos en enseñanza y educación, sino para sacar rédito político ante las elecciones.

Todo esto no hace otra cosa que plantearnos si realmente necesitamos esta clase política, más preocupada de mantener su puesto o de insultar al otro que de intentar sacarnos de los problemas donde ellos mismos nos han metido. Porque no nos engañemos, la culpa de esta crisis no es sólo de nuestros políticos, pero ellos también tienen su parte de culpa, además de la máxima responsabilidad para sacarnos de ellas. Para eso les votamos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda”  17/09/2011