Archivo de la etiqueta: familia

Felices Pascuas

Ya he llegado, no será que no ha sido anunciada hasta la saciedad, pero al fin está aquí. A los que nos gusta no nos importa que sean unas vísperas tan largas, a los niños (y a los padres de pequeños) se nos hace hasta corto algunas veces, aunque otras desearíamos que ya hubieran pasado, pero eso pasa con todo.

Otra vez hemos pasado las comidas previas, unas más alegres y concurridas que otras, con sus dimes y diretes y con sus buenos deseos para todos, aunque el resto del año ni se hablen aún trabajando en la misma empresa, es lo que tienen estos días, que nos volvemos un poco hipócritas, pero hemos de admitir que eso es bueno, siempre nos gusta que nos den los buenos deseos.

unknownA partir de ahora toca celebrar un poco más en familia, también habrá quien no se habla en todo el año con el cuñado de turno y ahora le desee una felicidad que no se cree nadie, son los días de esas cosas que no pasan inadvertidas. Más de uno le dará la tarde o la noche al familiar que peor le cae, habrá problemas, pero todo se solucionará al llegar el día señalado.

También es la época del año que provoca más divorcios, tanto tiempo juntos y tanta familia de los cónyuges llega a hartar hasta al más navideño, aunque no siempre es así, es de recibo decir que en muchas familias reina la concordia, en la mayoría, ya que ser bien avenido es una costumbre entre las familias.

De todas formas hay que tener esperanza y buenas intenciones. Desde ésta columna semanal no podemos hacer mucho para ayudar a esas buenas intenciones, pero aún así se intentará. FELIZ NAVIDAD a todos.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 23 de diciembre de 2017

Anuncios

Garcías

No es lo mismo apellidarse Borbón que García, apellido que se lleva tremendamente orgulloso, no sé si otros pueden decir lo mismo.

 

Los García de este mundo tienen que levantarse todos los días a las claras para poder llevar un plato de comida a la mesa. Si no le renuevan un contrato deben buscar por todos lados otro para poder seguir manteniendo a su familia. Si quieren salir un día a comer con su familia, tienen que dejar de hacer otras cosas, y si encima es en un restaurante de moda, esperar varios días o semanas que le toque el turno. Si desean ir a un viaje, tienen que ahorrar durante muchísimo tiempo para poder hacerlo, por supuesto nada de veraneos en palacios ni yates. Sudamos, los garcías de este mundo, sangre y lágrimas para poder pagar una hipoteca por pequeña que sea.

 

En cambio si eres un Borbón no tienes que buscar trabajo, no lo necesitas. Madrugas más por placer que por necesidad, la comida la tienes asegurada, algún viaje en representación que te hace levantarte temprano. Sitio reservado en cualquier restaurante a la hora que quieras. Viajes por doquier, todo incluido, por la patilla. Por supuesto te dan trabajo, cuando lo quieres, y casa donde vivir, además de amueblártela y darle un lavado de cara cada dos por tres. Y, el verano, a Mallorca a la “casita” que te dejan y al “barquito” que te ceden.

 

Captura TV

Captura TV

Por eso de vez en cuando me alegro que un García llegue a lo más alto. Me alegra que un equipo como el Atleti llegue a la final de la Champions, con el sudor de su frente. Sin ayudas millonarias de televisiones, sin favores permanente del erario público, sin poder dejar de pagar miles de millones a Hacienda o la SS, sólo con su esfuerzo.

 

Han pasado muchísimas penurias, descensos, ninguneo, oír cómo se cachondeaban de ellos quienes lo tienen todo por la cara. Ahora tienen su recompensa. Los Garcías del mundo nos alegramos por vosotros, y lo sabéis. #DelAletiSomos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 03/05/2014

Vice desahuciador

Póngase en situación e imagine por un momento que le sucede lo que, desgraciadamente, está sucediendo a muchas personas. Familia que vive medianamente bien, tiene su hipoteca que va pagando como puede, pero de repente se quedan en el paro, no pueden seguir pagando la deuda con el banco, éste les embarga y les desahucia dejándolos en la calle y teniendo que seguir pagando a la entidad que había confiado en usted, ya que en subasta su hogar ha pasado a valer mucho menos de lo que le tasaron la casa en el momento de la compra.

Ahora suponga que se pone en contacto con un vecino al que podría interesar la vivienda y le ofrece que se la compre por lo que le queda de deuda, mucho menos que el valor real, pero no tiene que pasar por tener que seguir pagando por algo que no va a utilizar, ese vecino le da la negativa por respuesta, pero espera a que la casa sea subastada y una vez que el banco la tiene en su propiedad se la compra por mucho menos de lo que pedía. Ese vecino para usted puede ser de todo menos bonito, su actitud puede ser despreciable e incluso algo mucho mayor.

Ahora suponga que el vecino es coordinador general de una coalición política a nivel autonómico, que llega a ser vicepresidente de su región y que, además, es consejero del banco que le ha echado a la calle de su casa y tiene que seguir pagándola. Pues todo eso ha pasado, el vecino que se ha quedado con tu casa y encima tiene la desfachatez de pedir solidaridad, denuncia desahucios de bancos y se pone en cabeza para pedir que no continúen con esta práctica inhumana, pero claro para los demás porque si la situación le beneficia  bien que la aprovecha, además con nocturnidad.

Hay ciertos límites que no se deben pasar y éste es uno de ellos, menos hablar y más actuar, menos dar lecciones de ética y más dar ejemplo, más dimitir y menos ensuciar la clase política, ya está bien de personajes como usted, señor vicedesahuciador.

Publicado en “La Voz de Ronda” 06/07/2013

Niña Goyesca

Familia de clase media, acomodada. Durante unos cuantos años estuvo trabajando el matrimonio y podían mantener a sus tres hijas sin grandes problemas. Entraba un buen dinero y pasaron a ser clase media alta, de esas que tienen hipoteca, coche y pueden darse el lujo, de vez en cuando, de salir un fin de semana a la playa o a la montaña. De salir a cenar una vez al mes y darse el homenaje tras horas de trabajo.

De sus niñas una era especialmente caprichosa, se le antojaba todo. Si alguna quería chuches, tenían que comprar también para ella. Si a la otra le regalaban algo por su cumpleaños o santo, tenía que ir acompañado de otro obsequio para ella. Durante mucho tiempo fue así, pero llegó el día en que los ingresos mermaron notablemente, la lacra del paro entró en la casa y uno de ellos dejó de trabajar. Tuvieron que apretarse el cinturón y dejar de darse algunos caprichos. Pero la joven más antojadiza no entendía mucho de recortes, se empeñó y consiguió que la nombraran Goyesca de la Feria de Pedro Romero, con todos los gastos que ello conlleva. Sus padres buscaban debajo de las piedras y aunque se veían de todos colores para llegar a fin de mes, accedieron. Dejaron de hacer algunos gastos necesarios para dar a la caprichosa todo lo que pedía, aunque sus hermanas no pudieran tener algunas necesidades.

Algo así nos está ocurriendo en esta pantomima de país llamado España. Mientras nos encontramos con recortes por todos lados, en educación, en sanidad, en cultura…. La caprichosa de la Capital tiene que tener sus Juegos Olímpicos, los tuvo Barcelona y los solicitó Sevilla, así que ellos tienen que tenerlos, aunque a los demás nos ahoguen, pero claro la Alcaldesa de la capital, además, es la mujer del anterior jefe…así como nos vamos a negar a darle su caprichito. Comer no comeremos pero ¿y lo bien que lo vamos a pasar vistiendo de Goyesca a la niña?

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 23/03/2013

Aburrido Monti

El nuevo Primer Ministro italiano, Mario Monti, ha realizado unas declaraciones en las que expresa “Que los jóvenes se acostumbren a no tener más un trabajo fijo para toda la vida. Digamos la verdad, ¡qué aburrido es tener un puesto fijo toda la vida! Es mucho más hermoso cambiar y aceptar desafíos”. Y ahí ha dado en la clave, tiene toda la razón este hombre.

Qué aburrido es tener asegurado el futuro y el sustento para tu familia, con lo bonito que es llegar a fin de mes sin saber si vas a poder comer caliente o te vas a tener que tirar de cabeza a la estufa para llevar algo que no esté frío a la boca. Eso de saber que cuando llegue el día 5 vas a poder pagar la hipoteca ¿qué mérito tiene? Es mucho más entretenido ir al banco a pelearte con el empleado para convencerlo que aguante unos días. ¿Y qué decir de poder pagar al día la electricidad o el agua? Con lo entretenido que puede llegar a ser pasar las noches a la luz de las velas y lo que agudiza el ingenio a la hora de entretenernos unos a otros y lo que potencia las relaciones humanas el tener que refregarnos todos para quitarnos el frío. ¡Cómo se va a comparar eso con lo aburrido de tener el trabajo asegurado! ¡Es qué somos todos unos comodones y unos aburridos! Diga que si, Sr. Monti.

A todo esto el Gobierno de España le hace caso al ilustre italiano y nos hace más fácil la tarea de perder el trabajo sin apenas indemnización y además sin tener que aguantar mucho al jefe. Que faltamos entre 9 y 20 días, aunque sea por enfermedad, dos meses seguidos al trabajo… no pasa nada, es mucho más entretenido tener que buscar otro y lo mejor de todo, lo que vamos a celebrarlo cuando lo encontremos, aunque sea un minijobs de esos en los que cobras cuatrocientos euros y parte del paro, la otra parte se la dan a tu jefe. Ahí  está ¡¡diversión!!

Y todo esto lo dice el Sr. Monti, un hombre puesto por la UE, sin pasar el examen de los votantes ni presentarse a elecciones algunas. Quizás por eso, por su alergia a los exámenes por lo que no entiende que haya personas a las que les gusta estar “aburridos” como él dice y, aún así, poder vivir sin depender de personajes como los que representa este italiano tan gracioso.

Publicado en “La Voz de Ronda” 18/02/2012

Menores

Tras muchas páginas en los medios de comunicación y un año de la desaparición de Marta, el pasado jueves tuvimos conocimiento por fin de una de las sentencias condenatorias hacía los implicados en la muerte y posterior desaparición de Marta del Castillo, de la que aún no sabemos dónde está el cuerpo y por lo visto no lo sabremos nunca.

La sentencia ha sido sólo para el menor acusado de la violación,  crimen, desaparición y encubrimiento de estos lamentables hechos. “El Cuco” como le conocen ha sido absuelto de los delitos de violación y asesinato, pero no por el encubrimiento que le va a costar la “friolera” de tres años de internamiento, si bien el último mes será en libertad vigilada.

Qué hayan condenado por esos terribles actos de un “menor” a una pena tan ridícula da mucho que pensar. Porque no se crean que va a ir a la cárcel, irá a un centro de internamiento donde tendrá muchos beneficios por ser “menor” y además de estar sólo tres años el último mes se lo dan en libertad vigilada, no vaya a ser que demasiado tiempo en el trullo le venga mal al chiquillo, total para lo que ha hecho la criaturita.

Si tratamos a todos por igual, una persona que tenga la capacidad para encubrir (ya que de los otros delitos lo han absuelto) mintiendo y haciendo dar vueltas a toda la policía de un país ¿por qué lo tratamos como a un menor? Dicen que sólo los niños y los borrachos dicen la verdad, pero hay algunos niños que ni hartos de priva rectifican una mentira.

Con esta condena lo único que vamos a conseguir es que otros “menores” como éste vean las posibilidades que tienen, total cometan el delito que cometan no lo van a poder retener más que un tiempo, muy poco, y después encima lo dejan libres y con el expediente limpio, que nadie sepa lo que  han perpetrado. Y a la familia de la asesinada ¿qué se le pasará por la cabeza cuándo dentro de nada se crucen por la calle con “El Cuco”?

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/03/2011

17 Años

El pasado jueves se produjo en Arriate la detención de un menor de 17 años por el asesinato de la niña María Esther. El joven es un chico de la localidad y pidió en varias ocasiones que se detuviera a los asesinos, lo hacía ante los medios de comunicación y no le dolían prendas.

Que un menor con esa edad sea capaz de matar a una niña a la que conocía no nos entra a muchos en la cabeza, no nos podemos creer que alguien le quite la vida a otra persona pero mucho menos que sea a una persona a la que conoces y continúes con tu vida como si nada hubiera pasado, que tenga la sangre fría de asistir a los interrogatorios y no desfallecer, que siga levantándose todos los días para ir a trabajar como si no hubiera pasado nada, que volviera al lugar donde se reunía con otros jóvenes y con la propia víctima los días siguientes sin que no se le revolviera algo en el cuerpo y le hiciera entregarse, no lo podemos creer y no sabemos cómo nos ha podido suceder todo esto a tan pocos metros de nuestras casas.

En estos momentos no sabemos cómo actuar, de qué forma mirar a la familia del detenido, que trato tener con los amigos y familiares de la víctima y del verdugo. Es muy difícil abstraerse de todas estas circunstancias y más complicado aún saber el comportamiento que deberíamos tener, porque lo que no es entendible es difícilmente abordable.

Pensar en la familia del joven, si no sabían nada de lo perpetrado por su hijo, es muy duro. ¿Qué vida le queda a esa familia? ¿Cómo podrán volver a mirar a la cara a su hermano sin ver la cara de la niña a la que asesinó? ¿Cómo pueden volver a la calle y cruzarse con las miradas de los demás vecinos que han visto la detención de su familiar como un acto de justicia?

Los días que quedan por vivir son muy duros, tendremos que confirmar todos los datos, pero el simple hecho de que un joven conocido por todos y con sólo 17 años haya podido matar a una niña de 13 ya es difícil de superar, y no sólo para las dos familias sino por todo un pueblo.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 05/02/2011

Navidades

Si por algo se distinguen estas fiestas es por las cenas y comidas que celebramos, normalmente en Nochebuena y Nochevieja se reúne toda la familia para ello.

Todo empieza perfectamente, se reciben las familias para cenar dándose la bienvenida, olvidando lo que ha pasado en otras celebraciones, recibimos a las personas que quizá no hayamos visto en todo el año (o en varios años) y celebramos la Navidad. Cuando llega la hora de sentarse a la mesa empiezan los problemas, siempre te toca al lado del familiar pesado (nos pasa a todos, el pesado cambia con la persona). Con el primer plato empiezan los primeros desencuentros, ya llevamos suficiente tiempo juntos como para que aparezcan hostilidades. Normalmente se suelen evitar conversaciones en las que chocamos, pero según pasa el tiempo se acaban los temas y siempre está el graciosillo de turno que saca el tema tabú, se entabla la primera disputa que la persona mayor de la familia trata de calmar, consiguiéndolo la mayoría de las veces -que estamos en Navidad y no es plan de terminar como todos los años- es decir, peleados unos con otros. No pasa nada termina la cena y no ha habido problemas, aunque haya miraditas.

Posteriormente se muestran los dulces típicos que ponemos en bandejas para que cada uno coja lo que quiera, ahí es cuando piensas viendo las peladillas para que servirán, conforme va pasando el tiempo piensas –ya sé para que sirven, no saben bien, no son blanditas para poder masticarlas sin romperte un diente y no te endulzan lo suficiente- es cuándo le das la utilidad a las peladillas “sirven para tirarselas a la cabeza a aquel familiar que te está dando la noche” -si se veía venir, cariño, sabia que me daba la noche- le dices a tu mujer o compañera haciéndole cómplice de tus pensamientos.

A pesar de todo, Feliz Navidad a todos, que lo pasemos lo mejor posible estos días.

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/12/2009

Desaparecidos

1-1-Copia  de Triduo Santo Entierro 003

“Un poné” como dicen en mi pueblo. Sales un día al campo a dar una vuelta, como hace calor sales temprano, pongamos a las siete de la mañana. Tu familia está acostumbrada a que hagas esto, pero hoy por cualquier razón, ves el paisaje más bonito que otras veces, este año ha llovido y el campo está más verde, los pájaros no paran de trinar y te entretienes bajo una buena sombra, pasa el tiempo y no te das cuenta la hora que es. Cuando ha pasado el medio día tu familia, que está acostumbrada a que vuelvas temprano, se pone nerviosa y empiezan a llamar a los amigos, estos no saben nada de ti. Así pasan las horas y después de almorzar llaman a la Guardia Civil, que inmediatamente manda al Seprona, cuatro o cinco vehículos propios, Protección Civil al completo, Policía Local de los pueblos por los que discurren los límites del parque donde has ido y hasta dos o tres helicópteros para dar contigo.

En cambio, una tarde sale tu hija de 17 años a dar un paseo con unas amigas, viendo que son las once de la noche y no ha vuelto, llamas a su mejor amiga y te dice que la dejó en el portal a las nueve de la noche. Llamas a todos los amigos de los que tienes datos y nada, te pasas por el Cuartelillo o la Comisaría de Policía más cercana y das cuenta de lo sucedido. La persona que te atiende te dice: “hasta que no pasen 48 horas no se puede dar a nadie por desaparecido”.

Así después, puede suceder, que la chica que ha salido a dar un paseo no desaparece hasta dos días después y la persona que va al campo desaparece al minuto y poco.

Seis meses después dicen que Marta del Castillo puede que esté en el río y que no tienen medios suficientes. Si se hubiera activado la búsqueda al minuto, quizás no hubiera podido evitarse lo que le pasó o no se habría encontrado el cuerpo, como ahora que no aparece, pero seguro que hubiera habido más posibilidades de haber dado con ella, en el río o en cualquier sitio donde esos canallas la hayan metido.