Archivo de la etiqueta: hospital

Habitación con vistas IX

Habitación con vistas al mar IX

Si la segunda y principio de la tercera semana la lucha es, esencialmente, física contra todos los inconvenientes que se presentan. A partir de ahí, el final de la tercera semana la cuarta y en adelante, la lucha es psicológica contigo mismo y contra todo.

Físicamente te encuentras bien, ya no vas al baño con tanta regularidad, empiezas a comer algo, aunque poco, ya que entre lo pasado, la quimio que quita muchas ganas de comer y la mucositis que no se ha ido del todo, aunque ya ataque menos al estómago y el aparato digestivo, la boca la sigues teniendo fatal. Cuando comes todo te sabe a metal, a tierra mojada o a el estaño que se utiliza para soldar, un sabor tan malo que la poca hambre que tiene te la quita, y si no te la quita del todo ahí están los menús del hospital para hacer el resto.

Desde por la mañana hasta la noche intentas hacer todo lo que te recomiendan los médicos: andar un poco, sentarte de vez en cuando, levantar los pies cuando estás sentado para que no se hinchen, moverte en la cama para que los talones no se rocen y te salgan heridas… Una serie de recomendaciones que sigues a rajatabla para intentar que los neutrófilos suban lo más rápido posible para poder volverte a casa, aunque sea en régimen de semi aislamiento, pero dejar de una vez el hospital.

imageLa lucha entre tu mente y tú, es constante. Intentas leer pero hay veces que es difícil concentrarse para sacar algo claro, ves la televisión pero ya sabemos los programas que ponen además de que no se ven todos los canales sólo algunos, intentas conectarte a internet y mirar algo pero el wifi (donado por un usuario, la Junta para estas cosas no tiene presupuesto…en fin) pero sólo son unos pocos megas al mes y se gastan rápido…

Por la noche te duermes pronto, horario de hospital se dice, ya que se empieza con los cambios de suero y sacar sangre antes de las siete, así que a las diez y media u once de la noche ya estás acostado para dormir.

No paras de dar vueltas a las cosas…pero la fortaleza mental de cada uno hace aquí su trabajo y los hay que lo pasan mal y otros peor, porque, sinceramente, los días sin poder salir de una habitación y además compartida, se hacen muuuuuyyyyy largos.

Habitación con vistas VIII

Habitación con vistas al mar VIII

Estábamos en la peor parte de todas, con las defensas a cero y la diarrea continua, hubo días en los que visité al amigo roca hasta 20 veces, al menos no me atacó también, como sí le ocurrió al compañero de habitación (del aislamiento e higiene hablaremos al final de esta serie) los vómitos, sólo me atacó por detrás no por delante, podía estar contento.

Durante esa semana el cuerpo no está para nada, intentas beber algo para que el estómago no se cierre por la nutrición parenteral, pero como hablábamos eran dos los minutos que duraba en el cuerpo.

Las noches se hacían muy largas, con continuas idas al baño, no te atreves a orinar de pie, ya que se podía escapar en cualquier momento algo, hay incluso pañales a disposición de los enfermos de este tipo, te encuentras decaído y no sabes cuándo va a acabar esto, no te apetece nada de comer y menos de beber.

Justo a los seis días, es decir el día 5, empiezan a subir un poco las células y con ellas a remitir poco a poco el malestar. Sigues necesitando plaquetas, no todos los días pero al menos cada tres días, para que tus defensas sigan haciendo su trabajo, igual que los antibióticos para los virus, bacterias y hongos.

imageEl día 7, sorprendentemente, baja la cantidad de veces que vas al baño de una forma espectacular, igualmente empieza a apetecerte la comida, aunque con la nutrición es muy difícil comer algo, al momento de dar un bocado tienes sensación de haberte “comío un pavo” que se dice.

La mayor alegría fue al día siguiente, cuando al fin pude volver a orinar de pie “como todo un hombre” me dijo la doctora en broma, pero es una satisfacción haber dejado atrás, por ahora, las temidas diarreas y poder empezar a comer.

Era el momento de subir células y defensas. Pero será el siguiente día.

Habitación con vistas VII

Habitación con vistas al mar VII

Una vez pasada la Infusión de las células madre, ahora quedaba que todo hiciera su trabajo. Así, los días siguientes fueron transcurriendo entre la intranquilidad de ver cómo y a qué velocidad iban bajando las células y lo que quedaba por venir.

El punto álgido era llegar a cero células, algo que se consiguió (según estaba previsto) a la semana del trasplante, el día 29, la quimio había completado una fase de su parte correspondiente que era matar todas las células, como decía al principio de estos relatos y me había comentado la doctora las buenas, malas y regulares, pero quedaba por venir lo peor de todo este tiempo.

El personal sanitario a disposición que teníamos luchaban con lo que podían y se conoce, antibióticos contra los virus, bacterias y hongos, los males conocidos contra los que se puede hacer algo para que no te ataque nada, sin células y con las defensas al cero cualquier pequeña infección es un problema. El pico de fiebre, como lo llaman ellos, es el día que te da más de 37,7 de temperatura y es el momento de hacer el hemocultivo que consiste en sacar sangre de las dos vías abiertas con el catéter y del brazo para comprobar que, efectivamente, no te ha atacado nada, sólo que estas totalmente indefenso.

imageLo peor de esta tercera semana no es que las defensas estén bajas, es que la temida mucositis hace su aparición. Acaba con todo la flora intestinal y todo el tejido que protege el sistema digestivo, es curioso ver cómo te bebes un Té y tarda menos de dos minutos en llegar abajo y tener que ir al baño con diarreas. No puedes comer nada y te vienes abajo del todo, lo lógico es que te pongan nutrición parenteral, cosa que se hizo, y nos tengan que poner, no en todos los casos, pero a mí si, sangre y, por supuesto, plaquetas.

Estábamos en el peor momento del trasplante, seguiremos contando.

Habitación con vistas VI

                                          Habitación con vistas al mar VI
Amaneció el día 22 como cualquier otro día, nada hacía presagiar que sería un día importante en la vida del que esto escribe. La mañana transcurrió según suele suceder en los hospitales. Empezaron temprano con la preparación y la hidratación para que el trasplante fuera lo mejor posible.
Llegadas las 14 horas, 24 después de la quimio de preparación, se procedió a empezar todos los preparativos del trasplante. Primero me monitorizaron para ver que el ritmo cardiaco era el adecuado, también tenían que comprobar que el pulso no se iba y la tensión, tomándola constantemente para que no hubiera ningún problema a la hora de recibir la transfusión.

Porque el trasplante de médula ósea consiste, básicamente, en transferirte las células madre que, una vez preparadas, te extrajeron en la aféresis que hicieron en enero.
Una vez todo preparado se procedió al trasplante. Llegó la enfermera, Mamen se llama y que es la amabilidad personificada, que estuvo durante la aféresis que traía la bolsa con las células. Desde que salió del congelador hasta que debe entrar en el cuerpo no pueden pasar más de diez minutos, con lo que lo enchufaron rápidamente al catéter quitando todo lo demás y que pasara lo más rápido posible, al lado mi ángel de la guarda, la enfermera del turno Mercedes, pendiente por si hubiera que introducir un poco de líquido en la bolsa para ayudar al paso de la bolsa, que tardó los diez minutos casi justos, quizá un poco más, pero es que no puede tardar más, ya que se cristalizan, al estar congeladas, y le introdujo un poco de suero para limpiar la bolsa y que entrara todo.

Mientras iban a por la segunda bolsa de células madre, Mercedes, mi ángel, limpió el catéter para que fuera más rápido y no hubiera ningún problema. Efectivamente la segunda bolsa fue mucho mejor, principalmente gracias a la ayuda de mi ángel. Todo este tiempo tuve que estar comiendo unos caramelos con palo (si, los llamados chupa chups) para mitigar un poco el olor y sabor que deja en la boca el conservante que llevan las células para conservarlas desde enero hasta ese 22 de abril en el que me hicieron el trasplante.


Ahora tocaba esperar que todo fuera haciendo su trabajo, pero eso será otro capítulo.

Habitación con vistas III

Habitación con vistas al mar III

La esperada llamada no llegaba, así estaba previsto ingresar en la primera semana de abril o un par de días después, pasados esos días llamé y me dijo la doctora que lleva los trasplantes en el Carlos Haya que había un poco de retraso dándome cita para el día 29 de abril, por si hiciera falta una sesión de quimio extra para que todo estuviera controlado, como lo tuvieron que hacer en marzo, con lo que veía pasados abril y mayo, en pleno verano un trasplante y un mes ingresado, mal rollito.

Pero cuando menos lo esperaba, pasa como con todo mientras más esperas más tarda y cuando dejas de esperar te llega, pues así fue y me llamaron el día 19 a las 14:30 h para que estuviera en el hospital Carlos Haya el día siguiente a las 9 de la mañana con el papel de analítica que me dieron en enero.

image

Amanecer desde Carlos Haya

Toda la tranquilidad que tenía, tanto yo como toda la familia, se convirtió en un ir y venir ¡Qué haría sin mi mujer, mis hermanas, mis padres! Se pusieron todos en marcha para preparar todo lo necesario para ir al día siguiente al hospital.

El día 20 de abril a las 7 de la mañana, en ayunas (hay que joderse con las analíticas y tener que ir en ayunas, con lo bien que sienta un cafetito recién levantado), dirección Málaga con todo preparado, la ropa esterilizada y lo demás desinfectado con todo el cuidado de no tocarlo, poniéndolo en bolsas estériles, para que no haya infección alguna una vez en el hospital.

Una vez que te sacan la sangre, te dicen: Váyase donde quiera, a las 7 de la tarde tiene que ingresar por el otro edificio. Así que te quedas a las 9:15h en Málaga hasta las 19h sin nada que hacer.

Menos mal que mi hermana y mi cuñado, que me acompañaron ese día, habían previsto todo y teníamos el nombre de un sitio para comer, buenísimo, y nos hartamos de pescaito antes de ingresar por la tarde.

Habitación con vistas II

Habitación con vistas al mar II

Ha pasado poco más de un año, concretamente un año y 12 días, desde que me diagnosticaron la enfermedad, todos sabéis cuál “Mieloma múltiple”, y un año y ocho días desde que en el Hospital Clínico de Málaga lo confirmaron.

También ha pasado justo un año desde que la doctora que me lleva en ese hospital me comentó el plan de actuación: Quimio, seis u ocho sesiones, dependiendo, luego ingreso para trasplante de médula ósea. La quimio la empezamos sólo 6 días después y empezamos a preparar el cuerpo para lo que venía.

imageEl primer tratamiento no funcionó, al contrario, me hizo una reacción, creen que alérgica a alguno de sus componentes o a los dos juntos, total que hubo que interrumpirla. Me puse como una naranja, de color y de tacto, tuve que mudar la piel, cosa que hice con ayuda de algunos medicamentos y pomadas que me tenía que poner mi mujer por todo el cuerpo, una alegría vamos, lo único bueno es que me ahorré un par de olas de calor, yo tenía siempre frío.

En julio comenzamos con un tratamiento distinto, que funcionó a las mil maravillas, ya que no hubo ningún tipo de problema desde entonces y pudo prepararse el cuerpo para el trasplante. En noviembre concluyó esta parte. 6 sesiones de quimio, contando la primera, que algo haría, al menos a mí me dejó un mes hecho unos zorros.

En diciembre me pusieron un catéter, además de muchísimas pruebas más, para preparar la extracción de células madre. Me dieron una sesión de quimio entre el 31 de diciembre y el 1 de enero, ya que tiene que ser diez días antes de la extracción, Aféresis se llama, cosa que hicieron el día 11 de enero en el Hospital Carlos Haya, como lo conocemos todos.

Una vez pasado todo esto, ya sólo esperaba a que me llamaran para ir a Málaga para ingresar en el Carlos Haya y hacer el trasplante.

Habitación con vistas I

Había pensado en hacer un blog para contar mi experiencia como enfermo en el hospital, pero he visto que tengo este, donde normalmente pongo lo que publico en medios de comunicación, pero que también he utilizado para dar mi opinión en algunas ocasiones. Ahora lo voy a utilizar como un “Blog vital” en el que voy a utilizarlo para contaros lo que me ocurre, lo que me sucede.

imageNo va a ser un diario, ya que en el hospital normalmente todos los días son iguales, sino más bien unas memorias sobre lo que sucede que tenga importancia y también una página donde poner las reflexiones que se me vayan ocurriendo durante estos días.

Saludos y espero que ni a vosotros, ni a mi, se nos hagan largos estos días y que esto nos sirva para estar un poco mejor, vosotros en vuestras tareas y yo aquí en mi “Habitación con vistas al mar”.

Prisas

¡Qué ha pasado el Delegado del Gobierno y el Consejero de Salud por Ronda a saludar a la nueva alcaldesa! y dicen, como son del mismo partido, que ahora las administraciones van a empezar a entenderse mucho mejora.

 

Por lo pronto han empezando prometiéndonos la apertura del nuevo hospital para este año, como llevan haciendo desde 2011, algo así como para que nos vayamos creyendo de que van y no pensemos que vienen de broma. Aquí ya va la cosa sería, que ya está bien de incumplir cosas, ya está todo solucionado.

 

descargaPara que se hagan una idea de lo que llevamos esperando en la comarca que nos tomen en serio nuestros muy bien remunerados políticos, que ya estábamos cansados de esperar la apertura del hospital cuando Susana Díaz (Si, Susana primera de Triana, virreina ella) aún no soñaba con ser presidenta de la Junta de Andalucía. No era, nuestra Susana, ni siquiera consejera de nada, por Salud anda a María Jesús Moreno, aún sigue en Economía, y por la presidencia andaba un tal José Antonio Griñán, si ese de los Ere.

 

Si leemos las noticias de los últimos días, resulta que tenemos una supuesta candidata a la Secretaría General del PSOE para disputar la presidencia del Gobierno de España que es la actual Presidenta de la Junta, si Susana primera de Triana.

 

O en la comarca tenemos mucha paciencia o Susana tiene mucha prisa, pero que llevemos esperando para abrir un Hospital el tiempo que ella, aún no, lleva en grandes cargos y ya aspire a la Presidencia… Nos lo tenemos que hacer mirar todos.

Publicado en “La Voz de Ronda” 02/04/2016

Recortes SAS

Estas últimas fechas, desgraciadamente, estoy teniendo que ir al médico mucho más de la cuenta por cosas que no vienen al caso. He tenido que ir al Hospital de Ronda, el que hay, el nuevo no sabemos cuándo se inaugurará por mucho que dijeran que antes de terminar 2015, al Hospital Clínico, al Carlos de Haya, al Hospital Civil, hasta al Materno por casualidades de la vida.

 

En todos he tenido un trato magnífico por parte del personal que está al servicio de todos, los sanitarios serán seguramente los trabajadores que más claro tienen la vocación de servicio, sin desmerecer a otros, pero ellos tienen claro que se deben al enfermo, ni una queja hacia esos profesionales que se parten la cara por ayudarte en todo lo que pueden, lástima que los medios muchas veces no les acompañen.

 

Andalucía es la que más recortes ha hecho en sanidad de toda España, no lo digo yo, lo dicen todas las estadísticas de lo invertido por habitante. Es una desgracia que vayas a cualquier hospital y, mientras el personal se desvive, tengas que esperar o que volver otro día por el simple hecho de que no hay material suficiente, está estropeado sin fecha de arreglo (los presupuestos a estas alturas andan escasos) o hay tanta gente que no te pueden dar fecha hasta pasados varios meses.

 

Luego, a principio de año, se repartirán los jefes del Servicio Andaluz de Salud las primas que tienen por no agotar los presupuestos, recortes que han conseguido a base de no contratar personal, cerrar partes de los hospitales, en Ronda siempre, en verano, hay alguna obra que cierra una parte con lo que ahorran en contratar personal y así sucede en otros muchos, contratos al 75%, ahora que estamos en campaña electoral los están pasando al 100%, y demás recortes.

 

Mis felicitaciones al personal sanitario que cumple con su trabajo, a pesar de los recortes de la Junta de Andalucía.

 

Andalucía lidera los recortes en sanidad (El Mundo)

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 12/12/2015

Careta

Estamos sufriendo una terrible época de recortes, en todos los aspectos. Desde los salarios a los derechos pasando por las libertades, algo que no creíamos fuera a suceder nos está ocurriendo. No estamos retrocediendo treinta años, son muchos más, ya que para volver a donde estábamos van a pasar generaciones.

 

Desde hace un tiempo la Junta de Andalucía culpa de todos los recortes al Gobierno de Madrid, y es cierto que tienen unas afiladísimas tijeras donde lo están tocando todo, hasta los hue… que decía un amigo. Las reformas laborales pueden hacer que se cree empleo, pero tan precario que no queda ni paro, ni subsidio ni nada que llevarse a la boca. Tras unos cuantos meses de trabajo, cuando no días, se vuelve a estar como antes. Los derechos para los bancos y banqueros, los demás…

 

descargaAquí nos encontramos cuando oímos que, un año más, en el Hospital Comarcal de Ronda van a cerrar un ala de la segunda planta. Y lo peor no es que sea en Ronda, es que es generalizado en muchísimos hospitales de toda Andalucía. Por eso de más grima oír al nuevo coordinador de los cogobernantes de la Junta decir para que se enteren en Madrid, que aquí no hay recortes. Pues será en su casa de usted, querido amigo, porque como te pongas enfermo te vas a dar cuenta de las muchas camas que se han cerrado para aguantar el verano. No sólo eso, además de contratar a mucho menos personal, al que lo hacen es con el 75% del tiempo, con la consiguiente reducción del sueldo y derechos. Una estrategia con la que bajar el número de desempleados a costa de mantener seudo esclavos, es la nueva política.

 

Lo más indignante de todo esto, es que mientras gobiernan recortando hasta lo más sagrado, hacen declaraciones y manifestaciones en contrario. Recortamos con la chaqueta puesta en el Parlamento y nos ponemos el pañuelo palestino para solicitar que no hagan recortes, pero son los mismos los que lo están haciendo y no se les cae la cara de la vergüenza. A ver si ya que ellos no lo hacen, le quitamos la careta nosotros.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/07/2014