Archivo de la etiqueta: ideas

Pensamiento único

En la 2 de TVE, los antiguos la llamábamos UHF, llevan muchos meses emitiendo películas españolas bajo el título “Historia de nuestros cine” en el cual nos encontramos con películas de todas las épocas. Muchos, como me pasó a mí, descubrirán títulos de mucho nivel, comprometidos con su tiempo y magnífica calidad. Mucho más allá del manido y tan utilizado españoladas y películas de ese tipo.

Precisamente la semana pasada emitieron una en la que se trataba el tiempo en que ETA estaba en su máximo apogeo y las relaciones entre los protagonistas, de toda índole ideológica. Es una magnífica película en la que seguro se ha basado en parte el éxito editorial de este año en España, el libro de Fernando Aramburu “Patria”

la_casa_de_mi_padre-144829863-large

Cartel de la película. FilmAffinity

La película de la que hablo es del año 2008 y se titula “La casa de mi padre” dirigida por Gorka Merchán y protagonizada por Carmelo Gómez, Emma Suarez y Juan José Ballesta entre otros. Es dura y refleja muchas realidades de hace apenas diez años, aunque parezcan muchos más. Fíjense si parecen muchos que uno de los pensamientos más recurrentes mientras la veía es que una película así sería muy difícil de estrenar hoy día.

Hemos dado tantos pasos para atrás que seguro que algún iluminado de turno saldría en las redes sociales pidiendo el boicot a dicha película sólo por el tema que trata. Como ocurrió con los muchos catetos culturales que pidieron boicotear la película de uno de los mejores directores de comedia española, Trueba, por el simple hecho de mostrar unos pensamientos y unas palabras más o menos acertadas. Aún me extraña, quizá haya salido y no lo he visto, un boicot a ese cocinero que sigue contando chistes mientras cocina en el mediodía de alguna cadena cuando reconoció haber pagado el impuesto revolucionario de la banda armada.

Hace unos meses se produjo un boicot también a una película en la que una de las protagonistas había manifestado unas ideas políticas que puede o no gustar, pero hace unos años se respetaba y ahora cada vez menos. Vamos dando pasos avanzados hacia un pensamiento único en el que no se respeta que alguien piense lo contrario. Bloqueamos en redes sociales, pedimos que no vean películas, incluso le negamos (casi) el pan y la sal, solo por no compartir unos ideales.

Recuerdo una frase que decía “no comparto tus ideas pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlas” que teníamos no hace tanto como frase de cabecera en la mayoría de personas y medios de comunicación. Desgraciadamente eso ha pasado a mejor vida y cada día más faltamos al respeto al que no tiene el pensamiento único.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 17 de junio de 2017

Anuncios

Ideas

La visita del Papa a España de esta semana pasada ha dado para hablar de muchos y muy variados temas. No ha habido conversación que se precie sin que se haya dado alguna opinión sobre el tema, y es que las barras de los bares dan para casi tanto como las tertulias que tan de moda están en las muchísimas cadenas que tenemos con la TDT.

En una de estas charlas con unos amigos surgió la pregunta que muchos se han planteado ¿es posible hoy en día ser cristiano con la qué está cayendo? Un compañero preguntaba esto ante los casos de pederastia y la razón de siempre, el tema del dinero que tiene la Iglesia y el despilfarro que por parte de algunos supone la vida que lleva el Papa y los altos cargos que tiene la Iglesia en su Estado, llamado Vaticano.

La respuesta es a la gallega ¿se puede ser demócrata actualmente tal como está ésta en España? Porque la respuesta es que si se puede confiar en que la Democracia es el mejor sistema que conocemos, qué respondió aquél, con todos los casos de corrupción que tenemos en este bendito país, amén de los altísimos sueldos y las costosísimas dietas que cobran nuestros políticos por asistir a reuniones que llevan en el cargo entonces ¿se puede ser demócrata y se puede ser cristiano? Todos los sistemas como todas las asociaciones tienen sus pegas, y a las pruebas me remito.

Conozco amigos que son de izquierdas y católicos, otros son de derechas y republicanos y así podríamos seguir. Lo verdaderamente importante no es lo que sea uno sino la forma que tenemos unos y otros de respetar a los demás. Las ideas de cada uno son suyas y para él son importantes, pero lo más necesario es saber defenderlas sin atacar al otro, el respeto entre personas con diferentes ideas o credos es lo único que nos puede hacer crecer a todos, como personas y como pueblo.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda ” 13/11/2010

Medidas

El Presidente del Gobierno ha anunciado una serie de medidas para paliar la crisis, medidas que serán mejores o peores, pero movimiento al fin y al cabo.

Estas decisiones han sido tomadas por la bolsa con importantes subidas, la prensa mundial se felicita porque haya habido este movimiento dentro de la economía española. Algunos medios extranjeros ven en el “hachazo” el principio del fin de la crisis en España, mientras desde ciertos medios españoles se ve el “tijeretazo” como un mal peor. Lo único que se le pide a un gobernante es que tome decisiones (que serán mejores o peores según hacia dónde miremos) para eso los hemos elegido en las urnas. El qué no esté gobernando el partido que más nos guste no quiere decir que no debamos arrimar el hombro ahora que hace falta. Tenemos que proponer ideas, no criticarlo todo.

De entre todas las medidas hay una que es especialmente importante y que se debía haber tomado hace muchísimo tiempo. Se trata de la bajada de precios de algunos medicamentos y adecuar los envases. Esta medida, que muchos habíamos pedido hace tiempo, hace que los envases de los medicamentos tengan las unidades según la duración de los tratamientos, además de dar la posibilidad de dispensar unidosis. Esto hará que no tengamos en nuestra casa cajas y cajas de medicamentos por la mitad.

Hasta ahora cuándo te recetaban antibióticos te tenías que comprar una caja con 15 o 25 unidades y sin embargo el tratamiento era para siete o diez días, con lo cual te quedabas en tu casa con media caja de pastillas o sobres que no volverás a utilizar, ya que la próxima vez que te pongas enfermo te mandarán otros distintos, además de que se caducan en la estantería que tenemos al efecto en nuestras casas. (Algunos amigos tenían en su casa más medicamentos que la farmacia de guardia, y no es broma)

Publicado en “La Voz de Ronda” 15/05/2010