Archivo de la etiqueta: izquierda

El socialista

Luis no tenía razón para ser socialdemócrata, es más, su padre siempre votó a UCD y se consideraba centrista y demócrata, aunque cuando algo iba mal en la democracia siempre le salía la misma frase “con Franco esto no pasaba” o cuando la cosa se ponía realmente mal decía “un Franco con veinte años es lo que hacía falta”

Aún siendo así su aprendizaje en casa él tenía más interés en defender a los trabajadores y las clases sociales más bajas, intentaba acercarse a ellos, su posición económica no era alta, pero tampoco baja. Estaba en esa clase media a la que sin sobrar grandes cosas, no le faltaba nada de lo imprescindible. Cuando empezó a estudiar en la universidad decidió afiliarse al PSOE, era de izquierdas y socialdemócrata, como él, y no dudó en empezar a colaborar en todo lo que podía en las filas del partido, rellenando sobres, poniendo carteles, asistiendo a actos en los que ayudaba a preparar colocando sillas y banderas en el escenario…

Cuando terminó la carrera empezó a trabajar en un despacho de ingeniería, poco sueldo pero al menos tendría independencia. Pocos meses después de empezar a trabajar, no pasarían más de tres o cuatro, lo llamaron un día a la Casa del Pueblo, había una reunión con los jefes provinciales del partido. En la reunión estaban presentes pocos asistentes y conocía a casi todos de sus reuniones y salidas para apoyar al partido, el secretario general de su agrupación junto con la secretaria de organización y por la parte provincial el vicesecretario general y la vicepresidenta de diputación, el presidente que era del partido estaba en una reunión de la ejecutiva autonómica, junto a él había otro compañero que también ayudaba en todo lo que podía y del que se había hecho amigo a fuerza de encontrarse en todos los actos.

La reunión fue breve aunque intensa, al amigo le propusieron ir en las listas al ayuntamiento en las siguientes elecciones que serían dentro de poco, cubriendo la parte de las juventudes, iba a ir de número tres o cuatro, dependiendo de la cuota femenina y las listas cremallera, que defendieron con vehemencia en la misma reunión. A él le ofrecían otra cosa, querían que siguiera haciendo cosas por el partido, trabajando para el engrandecimiento de la organización, pero aún no lo querían en cargo público, su puesto iba a ser más técnico, un cargo en Diputación como ingeniero, a cargo de los puestos de libre designación que tenían por los votos obtenidos. No era un puesto fijo, ya que dependía de la presidencia y del grupo socialista, un puesto de confianza, pero le aseguraron que tendría trabajo, al menos, por los próximos cuatro años, de entrada, ya que normalmente esos puestos de confianza se renovaban con las ejecutivas, pero que estuviera tranquilo, todo el mundo dentro de la agrupación tanto local como provincial apostaban por él muy fuerte, de ahí el proponerle para ese puesto.

Salió de la reunión muy contento, al fin iba a poder hacer planes a largo plazo. Dentro del partido lo consideraban un valuarte, como habían dicho, alguien de futuro al que cuidar y, quien sabe, quizá en unos años alguien que encabezara las listas más importantes.

Tras las elecciones municipales tomó posesión de su cargo en Diputación. El primer día de trabajo llegó a la sede del organismo provincial a las ocho de la mañana, no había nadie del partido ni por supuesto la persona con la que tenía que hablar y decirle las funciones que debía realizar, era un miembro del partido, pero a cambio de él era de los más antiguos militantes, fue concejal del partido en la capital muchos años y ahora, ya retirado de las listas electorales, ejercía de jefe de ingenieros.

Mientras todos los funcionarios empezaban su trabajo uno de ellos, el que parecía ser jefe intermedio, lo llevó a la zona de descanso que había en la planta donde trabajaban, un lugar que hacía al tiempo de cafetería y lugar de esparcimiento. Invitándolo a un café de la máquina de expreso que había allí, le pidió lo acompañara a la terraza que había en esa misma habitación y que daba a la parte trasera del edificio, donde fumarían un pitillo y no los oiría nadie. Allí le informó que aunque no fuera funcionario, debería llevarse bien con ellos, ya que al fin y al cabo serían sus compañeros y le tendrían que salvar el culo alguna vez, el último que estuvo en su puesto se puso a mal con ellos y terminó saliendo “por patas” la discreción, lealtad y solidaridad le darían muchas opciones de estar mucho tiempo —El jefe te pondrá ahora al día— le comentó.

El jefe del departamento llegó algo más tarde de las nueve, al verlo le hizo una indicación y se fueron a beber un café, otro, en una cafetería cercana al edificio. Allí le puso al día de su trabajo. Lo primero era que fuera consciente de que no era un funcionario, su horario no era de ocho a tres, podría llegar a las nueve o más tarde —normalmente dejo a mis hijos en el colegio de los jesuitas a las nueve y me vengo para aquí, llego entre y cuarto y menos cuarto, pero ya te digo que no somos funcionarios— ahora te daré todo lo necesario en unas carpetas que tenemos preparadas para ello, tus obligaciones y, sobre todo, tus funciones principales en el puesto que ocupas, que no olvides es del partido, no de la Diputación—

Lo primero que le extrañó al sentarse en el despacho que tenía destinado para realizar su trabajo y recoger la carpeta con las instrucciones fue que su compañero de partido y jefe en el trabajo llevara a sus hijos a un colegio privado, luego se daría cuenta que lo hacían la mayoría de los compañeros de partido.

Las instrucciones de trabajo eran claras, tendría que supervisar el trabajo del grupo de ingenieros del departamento, ver dónde y cómo se iban a hacer los trabajos. Eso lo haría siempre que el partido no lo mandara ir a algún lugar de la provincia, fuera de ésta serían por ahora pocos los desplazamientos, para servir de apoyo a cualquier miembro del partido que lo necesitara. Por supuesto tendría que dejar todo cuando el Presidente se lo pidiera, mientras fuera el de su partido. Tendría que asistir a ruedas de prensa fuera del edificio, inauguraciones en periodo de campaña, apoyo a las posibles mociones de censura en cualquier municipio, reuniones de partido en cualquier momento. Era posible que tuviera que trabajar algún fin de semana, pero por lo mismo si algún día no tenía nada en la agenda del partido, podría ausentarse del trabajo sólo con decirlo el día antes al jefe. Si tenía alguna revisión médica de sus hijos o mujer (aún estaba soltero, pero tenía novia y no tardaría en proponerle casarse dadas las circunstancias actuales) algún trabajo particular en casa o un viaje de “negocios” no había límite en ese sentido, siempre que la agenda lo permitiera.

Poco a poco fue acostumbrándose al trabajo, el coche de diputación lo tenía a su disposición en las cocheras del organismo cada vez que le hiciera falta, los bonos para comprar ropa en los centros comerciales formaban parte de las dietas, que también incluían comidas y demás. La vida le era cómoda, formó una bonita familia con dos hijos, niño y niña, que fueron al colegio de los jesuitas, lógicamente, ya que era el mejor de la zona, aunque no fuera barato precisamente.

Llegó el 1 de octubre de 2016, esa noche iba a una cena que un grupo de matrimonios amigos hacía una vez al mes. Mientras se ajustaba los gemelos de oro a la camisa de doble puño oía la radio y lnuevo-logo-psoe-01o que sucedía en Ferraz. La dimisión del Secretario General y las condiciones en que se había producido. Miró el armario/vestidor de su bonita casa de dos plantas en una de las mejores urbanizaciones de la zona, vio los trajes de marca de todos los tipos que lo llenaban, las camisas exclusivas casi todas de doble puño para los gemelos y los zapatos acorde con los trajes. Sólo al final del perchero de las camisas observó que estaba la camisa blanca que llevo en su primer día de trabajo, ese que duro pocos meses tras licenciarse en la facultad. No había querido desprenderse de ella a pesar de las muchas veces que se lo había pedido su mujer. Ni rastro de las camisetas y jerséis que usaba en su juventud, por supuesto tampoco rastro de las zapatillas tipo deportivas que utilizaba en esa época. Hasta la ropa interior era de las mejores y más exclusivas marcas del mercado.

Quitándose la camisa que se estaba poniendo intento colocarse la blanca de aquel primer día, le quedaba estrecha, había engordado en estos últimos veinte años algunos quilos, no muchos, pero los suficientes para que la camisa no le abrochara. Dejándola en el lugar que estaba se puso otra, menos ostentosa y sin gemelos, a pesar de la insistencia de su esposa diciéndole que luego haría frío dada la fecha que estaban, rehuso de llevar chaqueta, no le llegaba ese día, le sobraba, iba mejor en mangas de camisa.

Durante los meses siguientes siguió con interés las reuniones que tenía en distintas agrupaciones de toda Andalucía, cada vez más callado, más interiorizando lo que ocurría que aportando a algo que en ese momento se le escapaba de las manos. En el trabajo observaba que cada día iba menos por su despacho en la diputación, los compañeros funcionarios lo respetaban, ya que siempre siguió los consejos del primer día, pero veía como el trabajo lo hacían ellos y él se dedicaba a trabajar más en funciones que no estaban destinadas a mejorar el trabajo en diputación, más bien a mejorar la vida de los compañeros de partido para los que trabajaba.

Ahora se alegraba de no haber dado un paso más las muchas veces que se lo propusieron e ir en listas para el ayuntamiento, el parlamento andaluz e incluso para el congreso de los diputados. Siempre decía lo mismo, estaba satisfecho de su trabajo en la diputación, más en la sombra, sin grandes ambiciones ¿para qué? tenía un poco de tiempo para su familia, no mucho, pero más que si estuviera en un cargo superior.

El día de la recogida de avales para las primarias en las distintas agrupaciones que iba a visitar las instrucciones recibidas fueron claras —hay que buscar los apoyos necesarios para nuestra presidenta, si alguien está indeciso demuéstrale que estamos mejor todos en nuestros trabajos gracias al partido tal como estamos ahora— Así lo hizo y también él firmó.

Llegó el día de la votación en las primarias para elegir a quien debía dirigir los destinos del partido en los próximos años. Le entraron las dudas. A Patxi no lo podía votar “habia gobernado con la derecha en Euskadi” de Susana no estaba satisfecho, lo que sucedió en el famoso comité federal, las formas en que se hizo todo, cómo se tuvo que ir el que era secretario, siempre había vivido la lealtad al jefe del partido, lo había aprendido, sin fisuras, aunque se equivocara, firmes en su apoyo. Además ella también estaba gobernando con la derecha, nueva y liberal, pero derecha al fin y al cabo. Pedro tampoco le llenaba como candidato, aunque había cumplido lo que le mandaron y no acababa de entender la forma en que lo quitaron, pero precisamente por eso tenía más simpatías hacia él. Pero también sabía que si lo votaba se acababa el trabajo que había hecho los últimos veinte años, no sabía dónde podría mandar un curriculum ni si estaría preparado después de tantos años para volver a la empresa privada en la que sólo trabajo durante unos meses cuando era muy joven.

Poniéndose la camisa blanca de su primer día de trabajo, ahora tras lo pasado en los últimos meses había adelgazado y por lo menos le abrochaba, cogió el carnet del partido y dirigiéndose a su agrupación lo entregó.

 

Salud y suerte

 

Relato corto. En Ronda Semanal se publica un extracto el 20 de mayo de 2017

Anuncios

Resistiré

Cuando te conviertes en un hombre de paja tienes que tener mucho cuidado, sobre todo al ir quitando de aquí y allá las pajas para quedarte sólo en hombre, y mucho más cuidado si con quien te puedes enfrentar al ir retirando lo que te sobra está la que te llenó de más sombras al entrar.

De todos es sabido que el Secretario General del PSOE empezó su mandato gracias a que lo puso la andaluza que más manda allá, que es Susana Díaz, al no seguir al pie de la letra sus mandatos entró en barrena, un hoyo tan profundo que ni lo alto que es él le permite llegar a la cuerda que algunos (muy pocos) le lanzan para salir, es lo que tiene depender de la ambición de alguna.

No sabemos quién va a encontrar la salida, que será un congreso para dirimir las posturas. Tras tantas dimisiones de antes leales a la causa, puede convocar dicho cónclave del Comité General, la Dirección de Garantías, el Consejo Completo de todos ellos, el Comité para apoyo de golpistas en Sudamérica (presidido por Felipe González, por supuesto) o cualquier otro de los órganos que tiene el partido en el que no se ponen de acuerdo ni ellos mismos.

susana-diaz-acecha-de-nuevo-a-pedro-sanchezEl problema real es que la que quiere mandar no lo hace nunca con primarias, de ahí que quizá quiera tumbar la propuesta de Sánchez de hacer primarias y luego Congreso, ya que ella es más de que le pongan a dedo en la Presidencia de la Junta de Andalucía y, como llevo diciendo mucho tiempo, de no presentarse a primarias a menos que sea la única candidata (si hay que anular en esta era de la informática los avales presentados en ese formato, se anulan, para eso ella es la que manda) no se arriesga a perder, por eso espera que la nombren por aclamación, lo de votar es de demócratas según para que casos, para esto no desde luego, piensa alguna de ese partido y encima quiere dar lecciones de democracia.

Lo curioso del caso es que Sánchez va a ser el primer Secretario del PSOE al que dan un golpe de estado por querer impedir un Gobierno de la derecha, o quizá lo largan por ser el primero que quiere un Gobierno de izquierdas…

Salud y suerte.

 

Publicado en Ronda Semanal 01/10/2016

Socialdemócratas

Ahora la disputa está en la socialdemocracia. Unos dicen que lo son y otros que ellos más y desde antes. No sé con seguridad si Pablo Iglesias es socialdemócrata, aunque lo sean muchos de sus votantes y militantes, pero de lo que estoy seguro es que los dirigentes del PSOE no lo son, aunque lo sean muchos de sus votantes y militantes.

 

¿Por qué nacieron los nuevos partidos? Por un lado el PP se fue del liberalismo al conservadurismo más duro, de ahí nació Ciudadanos, para ocupar ese espacio. De otro lado el PSOE se pasó del socialismo al liberalismo, pero sin dejar algunas políticas sociales como la ley de dependencia o la de memoria histórica, pero en lo económico y en las leyes más fundamentales abrazó las normas del neoliberalismo, lo que hizo le dejar un hueco enorme en el ala de la izquierda que ocupó, con gran acierto, Podemos y sus políticas.

 

Mirando los programas electorales nos daremos cuenta de ello, con una gran diferencia, el PSOE dice que va a derogar algunas leyes y luego, cuando gobierna o quiere hacerlo, las deja de lado y no lo hace. El ejemplo claro no es la reforma laboral última del PP, que pasó de querer derogarla a modificarla en algunos aspectos, lo más sangrante es la ley hipotecaria, que siempre dice que la va a cambiar pero nunca lo hace y eso que los tribunales de la Unión Europea no paran de decir que es ilegal, pero le hacen poco caso ¡con lo obedientes que son para otras cosas! Como en lo económico para agradar a la presidenta alemana y a los bancos y empresas del Ibex, seguramente por eso cambian tanto en posiciones de gobierno.

 

No tengo ninguna duda de que muchos de los votantes, simpatizantes y militantes socialistas son socialdemócratas, por eso y no por otra cosa lo están abandonando tanto y tan rápido. Y como no se pongan las pilas van a terminar como UCD, que por no definirse claramente acabaron hasta con Suárez.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 11/06/2016

Permítame que insista

No hay cosa más pesada que el anuncio en el que sale Matías Prats diciendo “permítame que insista” hasta ahora, que se han empeñado nuestros políticos en ponerse más pesados que el susodicho periodista. A base de insistir en elecciones van a terminar por aburrirnos, que igual es lo que buscan.

 

permiteme-que-insistaLlegamos de nuevo a las elecciones por la incompetencia de nuestros políticos, de todos ellos, unos por una cosa y otros por otra. El Presidente en funciones, Sr. Rajoy, ha hecho lo que mejor sabe hacer, nada, cuando hace algo como la reforma laboral, la educativa o la amnistía fiscal, le salen hongos por todos lados. Su inacción por lo visto tiene premio, algunas encuestas incluso le dan alguna subida, ya que a los votantes del PP no les importa cuantos caso de corrupción haya en el partido, le siguen a pies juntillas.

 

En el PSOE la papeleta del Sr. Sánchez era muy complicada, tras el comité ejecutivo en el que le impidieron que aceptara los votos de los nacionalistas. Aún así lo intentó, pero por la derecha, el único sitio que le dejó Susana Díaz, que quiere pasar de virreina de Andalucía a virreina de las Españas haciéndole la vida imposible al jefe, algo no muy leal, pero ella es así. Al alinearse con la derecha, no sólo defraudó a la mayoría de sus votantes, sino que cerró la vía de negociar con las fuerzas mayoritarias en el congreso, la izquierda.

 

Podemos insistió desde un principio en un gobierno a la valenciana, cosa que sumaba la única mayoría posible, pero se cerró en líneas rojas que el PSOE no aceptaría nunca. Cerrándose la única vía posible para formar gobierno, ya que la suma de PSOE, Podemos e IU sumaba 161 y los nacionalistas estaban dispuestos a abstenerse, pero eso no lo aceptaba Susanita. Además que no aceptaban los de Podemos ningún acuerdo con Ciudadanos, algo que es recíproco.

 

Ciudadanos insistió desde un primer momento en intentar entrar en alguna coalición que le diera sillones, ya que sus votos no hacían falta para ningún pacto de gobierno, ni la gran coalición, PP y PSOE sumaban suficiente, ni podía entrar en el gobierno a la valenciana, ya que dijeron claro desde el primer momento que su objetivo era que Podemos no entrará en el gobierno y en hacer una coalición entre la primera, segunda y cuarta fuerza para seguir con los recortes y ahogando al pueblo.

 

En fin, entre los que no han querido y los que no han podido, nos han vuelto a llevar a la casilla de salida, el 27J tendrán que pactar sin remedio, entonces se verá que sí era posible.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 30/04/2016

Banderas

Durante estos días, tras los atentados sufridos en París, hemos visto una proliferación de banderas en las redes sociales y en otros ámbitos que nos ha llenado por todos lados. Parece que todos somos franceses, algo que llama la atención.

 

Al mismo tiempo hemos visto reclamaciones en el sentido de que en este país al que llaman España no sucede lo mismo, así como reclamar, desde ciertos sectores, el canto del himno nacional francés y dicen que en España no sucedería lo mismo, al margen de tener en cuenta que el himno español no tiene letra, lo dirán por el hecho de la unión de todos los sectores de la sociedad en éste ámbito.

 

Olvidan una cosa fundamental, en España los partidos mayoritarios utilizan el terrorismo de una forma tan partidista que no sucede en otro país del mundo, si no se ponen de acuerdo aún en condenar un atentado desde PP y PSOE ¿quieren unión en otros aspectos?

 

IMG_8828Capítulo fundamental y aparte merece el tema de las banderas. Es vergonzosa la apropiación que por parte de las banderas han hecho unos y otros. El PP se apropió hace muchísimos años de la bandera de España y todo el que no les es afín le afean que la utilicen, aún resuena la crítica por parte de muchos dirigentes del partido del gobierno de la gran bandera que ocupaba la parte trasera en un mitin del candidato del PSOE ¡como si la bandera fuera de ellos! Pero es que por el otro lado también hay que mirárselo, desde IU se adueñaron hace muchos años de la bandera de la República, resulta muy difícil de explicar para alguien que sea republicano no ya que sea de izquierdas y no pertenezca a la coalición sino que alguien de derechas pueda ser republicano, cuando es un sistema político que no está reñido con ideología alguna. Es más en la II república hubo gobiernos de derecha y de izquierda, igual que en una monarquía, que no es de ideología alguna.

 

Mientras no sepamos distinguir que una bandera puede representar a personas de distinto tipo, ideología, religión, sexo… España estará por detrás de cualquier país.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 21/11/2015

Hartazgo

En poco más de un año, concretamente 5 días más, hemos vivido elecciones en las cuatro Comunidades Históricas, las tres que son por la Constitución (Cataluña, Galicia y País Vasco) y la única que se lo ganó en las urnas (Andalucía), además de las Generales que dieron comienzo a esta locura de campaña, elecciones y vuelta a empezar.

 

UrnaTras la arrolladora victoria popular en las generales y la conllevada debacle socialista, parecía que empezábamos un nuevo tiempo, además el nuevo gobierno encabezado por Rajoy no hizo otra cosa que seguir la estela marcada por Europa y que llevó, en parte, a la mala salida final del anterior presidente con el desgaste propio para su partido.

 

Tanto recorte debería haber pasado factura al PP, cosa que ha hecho. Podemos comprobar que en Andalucía, las elecciones siguientes, los populares aunque ganaron escaños perdieron algunos votos, pero el retroceso de los socialistas fue tan grande, perdiendo 9 parlamentarios, que hizo que Arenas ganara las elecciones con tres escaños más de los que tenía. Cosa parecida pasó en Galicia, aunque perdió votos ganó escaños el PP (3), ante el continuo retroceso socialista perdiendo además de votos 7 parlamentarios. En el País Vasco la cosa fue mal para los dos, ya que ambos perdieron votos y escaños, aunque más el PSE que el PP, nueve por tres. En Cataluña el desastre socialista continúo con la pérdida de votos y parlamentarios (8) mientras el PP se recupero parcialmente y ganó votos y 1 escaño.

 

Tras todo esto podemos sacar la conclusión de que el PP, a pesar de los recortes y el incumplimiento de su programa, se mantiene más o menos. En cambio el PSOE está en un descenso que no parece tener fin, va derrota tras derrota y sólo tiene la satisfacción de que otros oponentes no consiguen sus objetivos, como algunos aficionados al fútbol disfrutan más cuando pierden otros que cuando ganan ellos, no saben cómo parar esta sangría, pero lo que está claro es que como no la paren van a acabar como el PASOC que de fuerza mayoritaria griega ha quedado en sólo 5 diputados. Por parte de IU tampoco están en posición de tirar cohetes, ya que de cada 4 escaños que pierde el PSOE (exceptuando Andalucía) sólo ganan 1, yendo los demás a la abstención o a fuerzas minoritarias.

 

El hartazgo de la izquierda está claro, como transparente es que no encuentran una fuerza política en la que confiar ¡con la falta que hace en estos tiempos una oposición fuerte!

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 01/12/2012

Ideas

La visita del Papa a España de esta semana pasada ha dado para hablar de muchos y muy variados temas. No ha habido conversación que se precie sin que se haya dado alguna opinión sobre el tema, y es que las barras de los bares dan para casi tanto como las tertulias que tan de moda están en las muchísimas cadenas que tenemos con la TDT.

En una de estas charlas con unos amigos surgió la pregunta que muchos se han planteado ¿es posible hoy en día ser cristiano con la qué está cayendo? Un compañero preguntaba esto ante los casos de pederastia y la razón de siempre, el tema del dinero que tiene la Iglesia y el despilfarro que por parte de algunos supone la vida que lleva el Papa y los altos cargos que tiene la Iglesia en su Estado, llamado Vaticano.

La respuesta es a la gallega ¿se puede ser demócrata actualmente tal como está ésta en España? Porque la respuesta es que si se puede confiar en que la Democracia es el mejor sistema que conocemos, qué respondió aquél, con todos los casos de corrupción que tenemos en este bendito país, amén de los altísimos sueldos y las costosísimas dietas que cobran nuestros políticos por asistir a reuniones que llevan en el cargo entonces ¿se puede ser demócrata y se puede ser cristiano? Todos los sistemas como todas las asociaciones tienen sus pegas, y a las pruebas me remito.

Conozco amigos que son de izquierdas y católicos, otros son de derechas y republicanos y así podríamos seguir. Lo verdaderamente importante no es lo que sea uno sino la forma que tenemos unos y otros de respetar a los demás. Las ideas de cada uno son suyas y para él son importantes, pero lo más necesario es saber defenderlas sin atacar al otro, el respeto entre personas con diferentes ideas o credos es lo único que nos puede hacer crecer a todos, como personas y como pueblo.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda ” 13/11/2010

Dialogo Social

De entrada mi opinión sobre los sindicatos y la patronal no es que sea muy buena, perdí la fe hace tiempo. Unos, en teoría, defienden a los trabajadores mientras que los otros, eso dicen, defienden a los empresarios. Pero tanto unos como otros varían su forma de negociar dependiendo bastante del partido que esté gobernando. Cuando el partido en el poder es de izquierdas, los representantes de los trabajadores intentan sacar tajada y cuando el que gobierna es de derechas le suele ir bastante mejor a la patronal. Pero cuestiones estas aparte, me parece de muy poco gusto las peticiones que día sí, día también, hace el presidente de la CEOE el Sr. Díaz Ferrán.

296506623_cf9be335c1 Tras la ruptura de las negociaciones con los sindicatos y gobierno nos llegaron todo tipo de informaciones del por qué salieron cada uno por su lado. Según parece, el presidente de los empresarios pidió “casi” el despido libre y que se bajaran los seguros sociales (los que pagan ellos, no los trabajadores) para poder crear empleo. ¿De verdad alguien cree que pudiendo despedir gratis a trabajadores se va a crear empleo? Sinceramente creo que al contrario, se abultaría aún más el paro ya que no habría el inconveniente de las indemnizaciones. Ahora pide bajar los sueldos para los trabajadores el 1%, mientras vemos informaciones diciendo que los consejeros de las grandes empresas (a las que representa Díaz Ferrán) han incrementado su sueldo sobre el 6%, a pesar de la crisis. ¿Por qué no pide que se bajen el sueldo los consejeros de esas empresas? Y ¿Cuándo va a pedir que no puedan blindarse los contratos los altos directivos? Porque, sin duda, estos se llevan mucha más tajada que cualquier indemnización de un trabajador de a pie.

A los empresarios, sobre todo a los pequeños, hay que ayudarles, pero no recortando a los trabajadores. Y cuando vengan las vacas gordas esperemos que pidan tantas mejoras para los curritos como ahora recortes, pero no creo que la CEOE nos haga ese favor.

Publicado en “La Voz de Ronda” 15082009