Archivo de la etiqueta: lider

Denuncias

Existe un país de pandereta al que llaman España. En dicho estado para prosperar y ser algo tienes que ser un lameculos o, en su defecto, una persona que no cree conflictos y esté siempre dispuesto a ayudar y dar todo lo que pueda por favorecer al líder o lideresa de turno, sin preguntas o puestas en duda de sus decisiones, por supuesto.

 

Se te puede ocurrir proponer algo, pero muy sigilosamente, sin que se note, que sea finalmente una propuesta del ser superior que han puesto en la dirección. Es más, de decirle algo que sea bajito y a esa persona sola, que no se entere nadie, así puede proponerlo ella y tú quedas a la altura del betún, pero al fin y al cabo es la forma de prosperar y llegar a algo en este país que hemos dicho anteriormente.

 

Existe la posibilidad que estés en una situación complicada, que tengas que ir a urgencias por problemas con el cloro de la piscina municipal cubierta y los daños que se están produciendo en tu cuerpo te asusten, lo lógico es ir al médico para ver si las consecuencias son peligrosas o puedes continuar, pero ¡Ay, cómo se enteren los jefecillos de turno! te puede pasar lo del Club de Waterpolo de Ronda.

 

Dice el Concejal de Deportes que ya está arreglado, que fue un fallo técnico de un aparato y no hay problemas, pero el waterpolo de Ronda si tiene problemas, hay que revisar el convenio y ver cómo está la situación de los deportistas rondeños de esa disciplina, lástima que no sean corredores o alguna disciplina de deporte de fondo sería más fácil.

 

Un pueblo en el que una denuncia para solucionar algo te puede crear tantos problemas como para perder hacer tu deporte favorito o en el que la mínima puesta en duda de algo te pone en alerta y en la puerta de salida no es muy democrático ¿o me lo parece a mi? ¡Por cierto, estoy avisado!

Publicado en “La Voz de Ronda” 24/10/2015

Anuncios

Disciplina

La disciplina es buena, algunas veces incluso necesaria, pero cuando se desvirtúa se convierte en algo tremendamente injusto e inaceptable según para qué casos.

 

Hemos vivido episodios de disciplina que dejan con las “patas colgando” al más pintado. No hace mucho tiempo se han vivido en el Congreso situaciones parecidas a la vivida esta semana, donde lo que piense el líder del partido pesa más que lo tuyo propio, se puede defraudar uno a sí mismo, a sus votantes, a su pueblo… a todos menos a su partido y mucho menos a su jefe.

 

EleccionesEl sistema parlamentario español es claro en sus conceptos, pero está poco explicado a los votantes. A usted le piden que vaya a votar, pero le mezclan en la confusión y así muchas personas en la provincia de Málaga, Castellón o Valladolid creen votar a Rajoy o Rubalcaba, cuando realmente están votando al representante de su provincia, la mayoría no saben ni quién es esa persona, que en teoría debe velar por los intereses de su provincia, pero una vez sentado en el escaño, sólo sigue obediencia a su líder supremo que levanta el dedo y lo mismo elige el candidato, que te hace votar en contra de los intereses de tus representados por que al partido le interesa más otra provincia.

 

La mayoría absoluta en el Congreso está en 175 diputados, ese es el objetivo de los partidos a nivel nacional, una vez conseguido lo utilizan a su antojo, convirtiendo nuestro sistema en una dictadura que dura cuatro años y en la que el partido con mayoría hace y deshace a su antojo, incumplen sus promesas, defenestran a unos para beneficiar a otros sin contemplaciones y si hay algún diputado díscolo, la disciplina de voto lo hace entrar en el redil. Si se continúa desvirtuando la disciplina y la democracia sólo se consigue el hartazgo de los votantes, pero quizá eso sea lo que persigan los grandes partidos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 15/02/2014

Hooligans

España se está convirtiendo en un país de hooligans, palabra inglesa que viene a definir a los seguidores de equipos de fútbol a los que su cerrazón y fanatismo hace incluso actuar de forma vandálica para la defensa de sus colores.

No sólo en el fútbol existe este movimiento. Puedo comprender, aunque no compartir, que haya personas que no llegan a final de mes e incluso a principio y defiendan a capa y espada el gasto que hacen los equipos de fútbol de miles de millones para fichar a un jugador o justifiquen lo que cobran algunos, aunque el salario sea indecente. Pero de ahí a ir a aplaudir a un jugador que va a un juzgado acusado de fraude fiscal, dinero que hacienda recauda para el bienestar de todos, existe un abismo difícilmente explicable. Por muy bien que juegue al fútbol debe pagar sus impuestos ¿o si usted es un magnífico albañil está exento de pagar sus impuestos?

Esto se ha trasladado a muchos ámbitos de la sociedad. Si el líder de su partido defiende que hay que bajar los salarios, cosa que no gusta a nadie (creo), es esperpéntico ver como en el Congreso los diputados de su propio partido aplauden a rabiar, a partir de eso imaginen todo lo demás que ello conlleva.

Estamos viendo como en los juzgados aparecen políticos, sindicalistas, empresarios… sospechosos de habérselo llevado calentito. Ante eso lo lógico sería pedir explicaciones y solicitar que si ha habido algo se aclare lo antes posible, pero aquí no, aquí nos ponemos en plan hooligans y nos vamos a apoyarlos aplaudiéndolos y poniendo en duda la justicia.

No seré yo quien valore la imparcialidad u oportunismo de quien juzga, pero al menos dejémoslos hacer y si no hacen bien su trabajo pidamos responsabilidad, pero empezando por nosotros mismos. Si no, mal vamos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 12/10/2013