Archivo de la etiqueta: miercoles santo

Semana Santa 2018

Ya se han cumplido todos los ritos, todo está preparado y ya no hay vuelta atrás. El pasado domingo con el pregón se le dio el pistoletazo de salida, los pasos y tronos ya están preparados.

Estamos deseando ver a la Pollinica llegar al centro y despedirnos todos de la imagen del Señor de la Entrada que es el último año que estará con nosotros, en 2019 tendremos un nuevo Señor que acompañará a la bellísima Virgen de la Paloma, a la que cada vez vemos más cerca de su palio.

Ver el andar majestuoso del Prendimiento por San Cristóbal o la Señora del Rosario por San Rafael ya de recogida. Oler el romero por la ciudad que nos acerca al Gitano más auténtico y la Amargura más bella.

Huerto 201717.jpgMirar el lunes con la emoción de disfrutar del Señor del Huerto y su madre Consuelo de las Tristezas por la plaza de los descalzos a rebosar de fieles.

Esperar con impaciencia a la Esperanza de San Cristóbal y de toda Ronda tras el Señor de la Columna ¡cuánta atutenticidad por mi querido barrio! Y esperar al Santísimo Cristo de la Sangre y Nuestra Señora del Mayor Dolor con el sonido de las cadenas que rompen el silencio impuesto por la maravilla que contemplamos.

Pasar el jueves presenciando la bendita imagen del Nazareno que recoge la cruz o ver de nuevo la belleza de su madre sola en el palio mientras llena de cera verde nuestros corazones. Al Señor del Ecce Homo y su madre del Amor cruzar de nuevo el puente para deleite de todos. Presenciar el Señor de Ronda y la Virgen de los Dolores en su aniversario por cualquier lugar del recorrido y soñar con Él.

La luz de la mañana del Viernes Santo en la puerta de la Alameda sobre la belleza incomparable de la Virgen de las Angustias o el Cristo de los Remedios con su Amparo. Ver como, de nuevo, un barrio entero se vuelca con el Santo Entierro de nuestro Señor y la Soledad de una madre. O disfrutar de la maravilla hecha virgen de María Santísima en su Soledad bajar las escaleras de la Merced entre capirotes negros y rezos de sus devotos.

Para terminar disfrutando con Loreto y el Señor Resucitado en un Domingo de Resurrección cada día más hermoso.

Todo esto y más en una sola semana de ocho días en que los corazones no paran de sobresaltarse ante tanta belleza y tantas emociones. Que el tiempo acompañe.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 24 de marzo de 2018

Anuncios

Mi barrio

Fue por pura casualidad, coincidencia lo llaman, no estaba previsto ni en los planes, pero surgió. La jefa de la casa, que igual que olvida algo tiene una memoria prodigiosa para otras cosas (es capaz de saberse los nombres y modelos de todos los coches de formula 1, los nombres de todos los móviles de última generación o los nombres de comercios y bares en los que ni siquiera hemos estado) pues se le ocurrió ir a comer a un bar llamado “Tío Modesto” creo, la que entiende de estas cosas es ella, yo no sabía dónde estaba pero hacía allí nos dirigimos.

 

Fue aparcar,  empezar a dar el paseo y se abrieron los poros de la piel. Empecé a respirar barrio puro, del que recordaba por los paseos de pequeño, correteando de aquí para allá “morenito y delgadito” me dijo una vecina ¡cómo hemos degenerado! Comencé a hablar a mis pequeños, que con 18 meses no creo que entendieran mucho de lo que les contaba, explicándoles por donde corría en aquella época, el olor a los naranjos, los jazmines de los jardines, el olor a tierra y aire de la infancia, una explosión de sentidos que hacía que el corazón se fuera hinchando sin necesidad de administrarle nada, sólo el recuerdo de los mejores momentos, el primer beso, el primer desamor, los primeros paseos al lado de la muchacha que me robó el corazón y aún ocupa una parte de él, el beso que no nos dimos y que aún añoro…

 

Esperanza 2012 (71)Vuelvo todos los Miércoles Santo y algunos días más, pero las prisas del momento, el ajetreo del sitio en esos días y las bullas, que nunca han sido buenas consejeras, me han impedido en todo este tiempo vivir lo que pude disfrutar el pasado domingo. Un paseo por mi barrio disfrutándolo y sabiendo que el reloj no era importante.

 

Una caña allí, una cara conocida aquí, una ensoñación en aquella esquina… me hizo disfrutar y revivir el amor a algo que nunca olvidamos por muy lejos que nos vayamos o nos lleve la vida, nuestro entorno, nuestro hogar ¡mi Barrio de San Cristóbal!

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 20/07/2013