Archivo de la etiqueta: nochebuena

¡Arriate is not Burundi!

Y seguimos con las eléctricas, esas grandes empresas que no tienen el más mínimo miramiento por sus clientes. Se encargaron de que todo fuera eléctrico en nuestros hogares, desde la cocina hasta el termo del agua, pasando por planchadoras, estufa, lavadoras, secadoras, lavavajillas, etc. Una vez que dependemos totalmente de ellas para poder vivir diariamente, ahora son las que marcan lo que vamos a pagar. Y esto, queridos amigos, no lo arregla ningún gobierno, ya que los consejos de administración de esas empresas están copados de políticos retirados o ex presidentes jubilados a muy buen sueldo, con asesorías políticas que cobran lo que usted y yo no veremos nunca.

 

imagesSitúense en la localidad de Arriate, pongamos que sobre las once y media o doce de la noche, en plena faena de arreglarse la que ya ha terminado la cena, para poder salir un rato en plena Nochebuena, justo en ese momento se va la luz, que no vuelve hasta pasadas la una y cuarto de la noche. El que este cenando termina con velas, en las duchas el agua se vuelve fría, las chicas se están dando el retoque de pintura cuando se vuelve todo oscuro. La misa del gallo con velas, los negocios de ocio nocturno, que esperan estos días para ganar un euro con el que mantenerse tras un duro otoño y sabiendo que les espera un durísimo invierno, sin poder abrir ante la falta de luz. Pero no vuelve para quedarse, toda la noche se convierte en un ir y venir del suministro que convierte la Nochebuena en una noche para olvidar.

 

Pero no se queden ahí, esperen a que llegue el día de Navidad. Si no es porque algunos disponemos de recursos para hacer unas ensaladas y preparar otros platos fríos, nos quedamos sin comer, ya que la luz no deja de ir y venir cada cinco minutos, imposible preparar nada. Cuando al fin parece quedarse algún tiempo más, pueden pensar en pasar la tarde sentados en la estufa viendo una película, pero la televisión tampoco funciona. Si tienen alguna película grabada pueden verla, pero si no ¡a joderse!

 

Y esto no se debe a la ciclogénesis explosiva, esto pasa cada vez que caen cuatro gotas. Las eléctricas, esas que se forran a nuestra costa, pasan de todo. Si quieren poner una reclamación hay que saber ingeniería industrial, como poco, toda una odisea. Así que lo único que nos queda es poner unas pancartas como las que se ven en algunos campos de fútbol para que todo el mundo se entere ¡Arriate is not Burundi!

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 28/12/2013

Anuncios

Comidas

No sé si se han dado cuenta, pero estamos en plena época de almuerzos y cenas navideñas. Casi todas las empresas tienen una entre todos los compañeros, incluso grupos de amigos que vamos organizando alguna que otra, se supone para festejar las Navidades.

Este tipo de celebraciones tienen muchos riesgos, uno de ellos es que salgan a relucir temas que habitualmente son tabú, pero al calor de las copitas salen a la luz y hay cosas que viven muy bien a oscuras, no hace falta para nada que salgan, pero lo hacen. En más de una de estas celebraciones saldrá la típica pelea o lucha de poder y celos, pero no suele llegar el agua al río.

Es que somos masoquistas algunas veces, con lo mal que nos llevamos el resto del año ¿alguien cree qué en una cena de navidad no va a salir el ogro que llevamos dentro?¿ Nos sorprende qué tengamos que mediar entre compañeros que no se pueden ni ver?

Yo este año he decidido restringir el número de comidas y cenas para no tener problemas con los demás, así que sólo voy a asistir a las imprescindibles, es decir, unas 8 ó 10. Tengo almuerzo el viernes, cena el sábado, otro almuerzo el domingo y descanso hasta el miércoles. El jueves tengo cena con amigos y el viernes es Nochebuena, así que ceno con la familia. Pero a partir del sábado tengo cena de navidad y almuerzo pos navideño el domingo. Así hasta el día de Reyes que es la última comida que voy a celebrar estas navidades

Así que por favor, señores amigos y clientes no me inviten a más cenas ni almuerzos, si quieren quedar bien conmigo y mi jefa, por favor manden cestas de navidad o jamones, que así puedo comer cuando me venga en gana y además, si no me gustan las bolitas de coco se las regalo a otro amigo y matamos dos pájaros de un tiro ( a mi me pone, por favor, “pichones al jugo de oliva de la tierra con ligero aroma a cloruro sódico blanco iodado y fruto del pimentero negro molido con frutas del campo y delicias de la huerta” o lo que es lo mismo “pajarito frito”).

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 15/12/2010

 

Navidades

Si por algo se distinguen estas fiestas es por las cenas y comidas que celebramos, normalmente en Nochebuena y Nochevieja se reúne toda la familia para ello.

Todo empieza perfectamente, se reciben las familias para cenar dándose la bienvenida, olvidando lo que ha pasado en otras celebraciones, recibimos a las personas que quizá no hayamos visto en todo el año (o en varios años) y celebramos la Navidad. Cuando llega la hora de sentarse a la mesa empiezan los problemas, siempre te toca al lado del familiar pesado (nos pasa a todos, el pesado cambia con la persona). Con el primer plato empiezan los primeros desencuentros, ya llevamos suficiente tiempo juntos como para que aparezcan hostilidades. Normalmente se suelen evitar conversaciones en las que chocamos, pero según pasa el tiempo se acaban los temas y siempre está el graciosillo de turno que saca el tema tabú, se entabla la primera disputa que la persona mayor de la familia trata de calmar, consiguiéndolo la mayoría de las veces -que estamos en Navidad y no es plan de terminar como todos los años- es decir, peleados unos con otros. No pasa nada termina la cena y no ha habido problemas, aunque haya miraditas.

Posteriormente se muestran los dulces típicos que ponemos en bandejas para que cada uno coja lo que quiera, ahí es cuando piensas viendo las peladillas para que servirán, conforme va pasando el tiempo piensas –ya sé para que sirven, no saben bien, no son blanditas para poder masticarlas sin romperte un diente y no te endulzan lo suficiente- es cuándo le das la utilidad a las peladillas “sirven para tirarselas a la cabeza a aquel familiar que te está dando la noche” -si se veía venir, cariño, sabia que me daba la noche- le dices a tu mujer o compañera haciéndole cómplice de tus pensamientos.

A pesar de todo, Feliz Navidad a todos, que lo pasemos lo mejor posible estos días.

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/12/2009