Archivo de la etiqueta: oms

OMS

La Organización Mundial de la Salud son una serie de personas que se reúnen de vez en cuando a jodernos un poco la vida. Deciden qué es bueno o no comer y qué produce efectos nocivos para nuestra salud, seguro que ellos están con unos análisis buenísimos y para nada gordos o en sobrepeso…

Los grandes empresarios de la alimentación les juntan la manteca, light por supuesto nada de zurrapa o por el estilo, para que digan una serie de barbaridades por las que encima cobran, más allá de lo que le den las multinacionales, de todos nosotros, que somos mucho de mantener organismos de la jodienda que si FMI, OMS, Banco Mundial, Naciones de no sé qué… como si no tuviéramos cosas más interesantes que mantener, pero como ellos se lo guisan y se lo comen, bajo en grasas por supuesto.

Ahora dicen que las carnes rojas y procesadas son malas para la salud, antes fue el aceite o el pescado azul, como si no supiéramos ya ciertas cosas. El consumo excesivo de todo es malo, pero el moderado no, a no ser que les paguen a estos expertos una pasta por decir lo contrario.

¿Qué el jamón es malo? Pues mejor para nosotros ¿Qué el solomillo de buey produce cáncer? Pues que no se lo coman los de la OMS ¿Qué la ternera vuelta y vuelta nos puede hacer enfermar? Pues que vengan a mi casa y me lo traigan que lo voy a preparar que se van a poner malos de los cabezazos en la pared que se van a dar.

12074867_10205447892332919_2157848765185037180_nAquí lo único malo de verdad es mantener a estos indocumentados y a toda la pléyade de personajes que viven a nuestra costa y se dedican a jodernos la vida, eso sí que es malo. Qué ya lo dice la canción de Camarón “todo lo bueno es inmoral, ilegal o engorda” ¡Ar caraho con los de la OMS! Voy a preparar el guiso de Rabo de Toro.

Publicado en “La Voz de Ronda” 31/10/2015

Anuncios

Paren

Se nos está yendo de las manos el mundo, no es nuevo de ahora, hace tiempo que viene pasando, pero con lo del Ébola se está notando demasiado.

Quizá no hubiera sido buena opción traer a personas enfermas a España, o quizá sí. Hay opiniones para todos los gustos, dejemos de una lado si las personas repatriadas eran religiosas o no, estaban haciendo una magnífica labor y se infectaron, más que nada ante la falta de recursos que tenían en los lugares donde desarrollaban sus trabajos, hubiera sido una buena forma de actuar, hace ya mucho tiempo, el mandar a África los medios suficientes para evitar tanto contagio, pero claro en el que llamamos primer mundo no nos preocupamos de ello hasta que nos toca, además ¿tenemos preparos en Europa para afrontar esa enfermedad? Esa es la cuestión principal, hemos traído una enfermedad que no sabemos cómo curar, ni siquiera se tienen los medios suficientes para evitar su contagio, es éste y no otro el principal problema.

Pero como aquí los problemas nos lo buscamos solos, sin ayuda de nadie, no estamos incidiendo en solucionarlos, más bien en buscar culpables. Es posible que una valiente auxiliar se haya contagiado por error, pero también es normal que esto ocurra en un lugar en que no hay ninguna explicación lógica para hacer otra cosa. Ni se siguen los mandatos de la Organización Mundial de la Salud, los trajes quedan cortos a los médicos, pero la única respuesta de la autoridad competente que ha dicho algo es que el médico era muy alto y claro… Ese mismo consejero anda echando la culpa a la infectada, es posible que no sepamos nunca si es verdad o no, pero al mismo tiempo le tilda de irresponsable por ir a un centro para hacerse la cera ¿y no es irresponsable el Consejero que dice eso? Ayer había pánico en el barrio donde reside la paciente a ir a estos centros, definitivamente se nos da muy mal el trato entre personas.

Pero es que el trato con animales se nos da aún peor. Se sacrifica el perro de la infectada, sin estar seguros que sea la mejor opción, los operarios que fueron a recogerlo no llevaban los trajes adecuados ¿ahora qué? Montamos en cólera por esto, por supuesto no creo que hubiera que matar al animal, pero no protestamos porque en África estén muriendo cientos de personas por esta enfermedad.

Este es el mundo en que vivimos, por favor paren que me bajo en la próxima estación.

Publicado en “La Voz de Ronda” 11/10/2014