Archivo de la etiqueta: PAlante

La Jenka

Estamos de “La Jenka” (ese baile que es pa´lante y pa´tras) que hacen nuestros políticos hasta lo que rima con huevones. Rectificar es de sabios, eso lo sabemos todos, pero la continua rectificación no creo que sea de muy listos.

 

El último caso ha sido el del Ministro Wert, que primero dijo de quitar la ayuda a los Erasmus a mitad de curso, para luego rectificar en toda regla. Un ejemplo más de que nos están gobernando a ritmo de Jenka, pero la oposición no se queda atrás.

 

Retirar unas ayudas a los estudios una vez comenzado el curso no es de recibo, pero tampoco es muy loable la labor de la oposición que se dedica ahora a pedir dimisiones, pero no fueron capaces de darse cuenta de no mediar la protesta de miles de alumnos.

 

www.wikipedia.org

en.wikipedia.org

Porque no olvidemos, quien dio la voz de alarma no fue ninguno de los tresciento cincuenta diputados, ni uno. Fueron unos estudiantes que vieron la noticia en el BOE (Boletín Oficial del Estado) y empezaron a movilizarse. Los señores representantes estarían tomándose un cafelito muy “relaxin” ellos peleándose por si suben más o menos sus dietas o el próximo recorte que van a realizar, pero no vieron venir lo que el Ministro planeaba desde su sillón, ellos a lo suyo.

 

Lo triste de toda esta historia es que han tenido que verlo unos estudiantes, mientras la oposición seguía en sus historias de relevos, encuestas, yo voy para arriba, tú vas para abajo y ya pediremos el voto.

 

La ciudadanía debe tomar el mando, ya que han demostrado su incapacidad los políticos, sí Sus Muy Bien Remuneradas Señorías.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 09/11/2013

Anuncios

Palante

El lunes celebramos el bicentenario de la Constitución de 1.812, conocida como “La Pepa” por el día en que fue promulgada, el día 19 de marzo, festividad de San José. Entre su extenso articulado, algunos no del gusto de los que tanto la celebran, existe uno que destaca especialmente, se trata del número 13 (en qué ciudad sino en Cádiz podrían poner este artículo en ese número) que dice: “El objeto del Gobierno es la felicidad de la Nación, puesto que el fin de toda sociedad política no es otro que el bienestar de los individuos que la componen”

 

Se celebra esta efeméride en plena campaña electoral, una campaña en la que queda claro que los políticos actuales están muy lejos del artículo al que hacemos referencia. Ha quedado meridianamente claro que lo de la felicidad de la Nación les importa más bien poco. Hemos pasado de puntillas por las propuestas, apenas se dice nada de lo que se piensa hacer, evasivas y escapes hacia lo que se propone para el futuro, la mayor parte del tiempo se lo han pasado hablando de lo corruptos que son unos y lo que son los otros. Han hablado, y celebrado, que los de un partido estén con el agua al cuello por la trama de los Eres, presuntamente fraudulentos, con entradas continuas de ex altos cargos y chóferes a declarar al juzgado. Los otros, por su parte, celebrando que al ex presidente de Baleares le hayan condenado por el caso “Palma Arenas”. Corruptos por un lado y otro, el tú más y el yo soy muy guapo y no me afecta lo que me digas, pero tampoco se propone nada.

 

Algunos, incluso, se han opuesto a debatir en la televisión pública andaluza, mientras a otros no los dejaban entrar en ese mismo debate, lo que nos muestra lo lejos que están los políticos actuales de la verdadera situación del pueblo al que quieren gobernar.

 

En fin, la Democracia y la Constitución, esa que tanto celebramos y que algunos políticos, según parece, ni les gusta ni están dispuestos a respetarlas. En su voto y mi voto está el continuar en la situación actual o el tirar palante.

 

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 23/03/2012

Último cartucho

Tengo varios amigos cazadores y todos me dicen lo mismo “el último cartucho es el más importante, no por su valor económico, sino por lo que realmente significa” Una vez gastados todos los anteriores, algunas veces malgastados, tirando a lo que se mueve o se cree que se escapa, se pegan muchos tiros, pero cuando ya te queda el último, ahí es preciso tener mucho cuidado, no podemos malgastarlo o perderemos todo un día e incluso una temporada de caza.

 

Esto mismo nos está pasando en esta campaña electoral, estamos quemando muchos últimos cartuchos, unos por unas razones y otros por otras, pero da la sensación que estamos ante muchas últimas oportunidades.

 

El candidato socialista, aunque es la primera vez que se presenta, está quemando sus últimos cartuchos de cara a seguir gobernando. Cierto que 30 años en el poder son muchos y que la regeneración democrática pide a gritos un cambio en el Gobierno Andaluz, pero no lo es menos que dejar tras tantos años el mando no es fácil. Se niega a perder el control y en esa lucha está quemando tantos cartuchos que no sabemos si no le saldrá el tiro por la culata.

 

En el bando popular su candidato también está quemando sus últimos cartuchos. Tras perder elecciones tras elecciones no puede permitirse el lujo de no volver a ganar, aún más con la coyuntura actual en la que es más difícil perder que ganar. Corre el riesgo de convertirse en el Al Gore andaluz, el eterno “próximo  Presidente”, es ahora o nunca y ahí está quemando todas sus naves, si no gana esta vez será casi imposible que vuelva a optar a la presidencia.

 

Por parte de IU tenemos a otro “eterno candidato” que no puede dejar pasar la oportunidad de crecer y mucho, de otra forma se quedaría sin argumentos. Lleva tantos años de candidato que ya no sabe casi ni lo que decir. Anuncia por una parte que no dejará gobernar a la derecha, pero al tiempo su cabeza de lista por Sevilla anuncia que no pactarán con el PSOE. Un juego a dos bandas que es el último cartucho de un candidato con la espada de Damocles sobre su cabeza que supone lo sucedido hace menos de un año en la cercana Extremadura.

 

Por parte de los Andalucistas están ante su última oportunidad. No es bueno para Andalucía que el único partido cuyo objetivo es únicamente andaluz se vuelva a quedar fuera del Parlamento, además de la difícil subsistencia si no consiguen representación. El PA es el único partido al que no se le perdona un fallo, mientras los demás cometen errores ellos no se pueden permitir ese lujo, la historia demuestra que esto es así y les ha costado muchísimo levantarse.

 

Así nos encontramos con una lucha en la que todos están quemando sus últimos cartuchos, pocos sobrevivirán, aunque en política puede suceder de todo y encontrarnos dentro de cuatro años con la misma disyuntiva, cosas más raras se han visto por estos lares.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 17/03/2012