Archivo de la etiqueta: sandia

Verdades absolutas

Hay lo que los ingleses llaman “verdades absolutas” o lo que nosotros decimos que es así porque sí. Es decir, lo que no lleva a discusión “si hay colillas han fumado” es todo.

En eso estamos para decidir cuando llega el verano. No llega cuando vienen las olas de calor, este año dicen que más acentuadas, que nos ponen los termómetros al límite. No es debido, como todos sabemos, al cambio climático, ya que el Presidente Rajoy ha dicho que éste no existe y lo que diga él va a misa, porque ya dijo que hace las cosas como Dios manda y ahí sí que no podemos meternos.

imagesEl verano llega cuando empieza el Tour de Francia. A mediodía se harta usted de gazpacho o picadillo, luego se come su postre consistente en grandes cantidades de melón o sandía, pero no de cualquier manera, de esa que los churretes salen por los codos y tienes que darle unas bajeritas a la cocina cuando terminas de comer. Posteriormente te sientas frente al ventilador, la crisis no da este año para aire acondicionado, a ver a los ciclistas correr por las carreteras de media Europa, lo llaman de Francia pero va por donde quiere. Dicen que las mejores etapas de la carrera son las de montaña, pero algunos mantenemos que las mejores son esas en las que sentado en el sillón empiezas a ladear la cabeza, aquí hay opciones como en la política, unos a la izquierda otros a la derecha, los que no creen en esas opciones tan “antiguas” son los que se les suele caer la cabeza adelante o atrás y terminas tapando la voz de Pedro Delgado con los ronquidos veraniegos. Cuando te despiertas tienes que poner rápidamente el teletexto para ver quién ha ganado la etapa, que después nadie se cree que has estado viendo el Tour.

Todas las épocas tienen sus tradiciones, sus verdades verdaderas y absolutas. Igual que en verano hay olas de calor y en invierno olas de frío, es lo que toca.

Publicado en “La Voz de Ronda” 11/07/2015

Anuncios

Verano

Queridos amigos lectores:

Les escribo esta pequeña carta para anunciarle que estamos en verano. Aunque a veces no lo parezca por el tiempo que está haciendo. El lunes primer día de agosto incluso cayeron algunas gotas, no sé si fue porque anuncia el tiempo del año próximo a través de las cabañuelas o porque alguno que yo me sé lavó el coche, con lo cenizo que es la criaturita.

Notaran que es verano en que no hay nada que ver en la televisión. Reponen programas hasta el hartazgo, los presentadores de los programas habituales están de vacaciones y es tiempo de becarios, y becarias no se me vayan a molestar, que hacen méritos para quedarse durante el invierno haciendo algo en el programa de turno, aunque lo más fácil es que no encuentren lugar ya que la cosa no está como para hacer contratos.

También porque las plazas y calles están llenas de personas tomando el fresco, o lo que sea, cuando habitualmente están en su casa. Porque ha llegado ya el taxi amarillo y negro del paisano que está en Cataluña de taxista (no sé cómo se las apañan pero en todos los pueblos hay un emigrante que hace de conductor por allí. Qué de taxistas hay por esos lares…) También porque vienen los familiares de todos los años, a los que le va de lujo allí donde emigraron, tienen hasta chacha en su casa, pero aquí gorronean como si no supieran que nos cuesta el dinero lo que compramos, algunos creen que aquí la cerveza en los bares es gratis, no como allí que valen una pasta, y del whisky o ron ni hablamos.

Pero sobre todo notaran que es verano porque nos encontrará a algunos con las pantorrillas y las barrigas al aire sin ningún pudor, bebiéndonos el tinto de verano y comiéndonos la sandía y el melón en la playa, junto con la tortilla papas y los filetes empanaos, que para eso es verano.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 06/08/2011