Archivo de la etiqueta: sociedad

Hooligans

España se está convirtiendo en un país de hooligans, palabra inglesa que viene a definir a los seguidores de equipos de fútbol a los que su cerrazón y fanatismo hace incluso actuar de forma vandálica para la defensa de sus colores.

No sólo en el fútbol existe este movimiento. Puedo comprender, aunque no compartir, que haya personas que no llegan a final de mes e incluso a principio y defiendan a capa y espada el gasto que hacen los equipos de fútbol de miles de millones para fichar a un jugador o justifiquen lo que cobran algunos, aunque el salario sea indecente. Pero de ahí a ir a aplaudir a un jugador que va a un juzgado acusado de fraude fiscal, dinero que hacienda recauda para el bienestar de todos, existe un abismo difícilmente explicable. Por muy bien que juegue al fútbol debe pagar sus impuestos ¿o si usted es un magnífico albañil está exento de pagar sus impuestos?

Esto se ha trasladado a muchos ámbitos de la sociedad. Si el líder de su partido defiende que hay que bajar los salarios, cosa que no gusta a nadie (creo), es esperpéntico ver como en el Congreso los diputados de su propio partido aplauden a rabiar, a partir de eso imaginen todo lo demás que ello conlleva.

Estamos viendo como en los juzgados aparecen políticos, sindicalistas, empresarios… sospechosos de habérselo llevado calentito. Ante eso lo lógico sería pedir explicaciones y solicitar que si ha habido algo se aclare lo antes posible, pero aquí no, aquí nos ponemos en plan hooligans y nos vamos a apoyarlos aplaudiéndolos y poniendo en duda la justicia.

No seré yo quien valore la imparcialidad u oportunismo de quien juzga, pero al menos dejémoslos hacer y si no hacen bien su trabajo pidamos responsabilidad, pero empezando por nosotros mismos. Si no, mal vamos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 12/10/2013

Anuncios

Uno de los nuestros

A este paso la columna semanal que publico es ente medio va a tener que dejar de llamarse “Sin Voces” para pasar a llamarse “no pasa nada” o “Y sigue sin pasar nada” porque visto lo visto se esperan pocos cambios en la sociedad para que pasara algo.

 

Se está celebrando el juicio de la “Operación Puerto” contra la trama del dopaje en el deporte español, se creía que sólo había ciclistas, pero parece ser que hay más deportes implicados en los apuntes del Dr. Fuentes. A las preguntas de los periodistas uno de los implicados dijo que estaba dispuesto a dar nombres, pero ante el asombro generalizado durante el juicio nadie preguntó a esta persona por los datos de los implicados, así es casi imposible saber quién es quién, pantomima dicen desde otros países, y a nuestro pesar tendremos que darle la razón.

 

índiceEn este país un ciclista da positivo y todos salen en su defensa como si estuviéramos en alguna conspiración general contra nuestros deportistas. Si en cambio es a Amstrong al que implican, salen todos a lincharlo sin el menor miramiento. Cuando empezaron a investigar al estadounidense sobre algo que la mayoría sospechábamos (tras una enfermedad de la que afortunadamente se recuperó, pasó de ser un ciclista que no subía el Puerto del Monte a escalar los Tourmalets como si fuera en moto) nadie en España se cortó en descalificarlo, pasando por alto que en sus declaraciones dijo que en esa época vivía en España por su facilidad para tener las sustancias dopantes y sus leyes permisivas con estos temas, pero no pasa nada.

 

Ahora queremos que los políticos dimitan de sus cargos o admitan corrupciones, mientras defendemos a muerte a cada “uno de los nuestros” sea político o deportista que está implicado en algo delictivo o supuestamente punible, pero aquí nunca pasa nada…

 

 

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 09/02/2013

Justicia

La Justicia es parte esencial de cualquier Democracia, sin ella no está completa ninguna sociedad, debe ser justa y aplicada por igual para todos y en todos los casos.

La Constitución Española se fundamenta en tres poderes, los cuales deberían estar claramente diferenciados, el Poder Judicial, el Legislativo y el Ejecutivo. Estos tres pilares son en los que se sostiene nuestra actual sociedad, por ello son tan importantes para todos. El Legislativo se encarga de legislar y hacer las leyes que debe llevar a cabo y redactar el Ejecutivo, para que las normas se cumplan y sea igual para todos existe el Poder Judicial, que aunque debería ser más independiente, está nombrado en muchas ocasiones por el mismo Ejecutivo o Legislativo, lo que lleva a confusiones y a sumisiones que están dañando gravemente nuestra sociedad.

No puede ser que muchas de las decisiones que toman los jueces y magistrados sean puestas en entredicho por según qué partido las valore. Actualmente tenemos a un Juez de los llamados “estrella” todo el día en los medios de comunicación, según para cada uno es culpable o inocente de unos actos que han sido juzgados por los medios de comunicación antes que por los propios encargados de impartir justicia. No entraré a valorar si es más culpable o más inocente de los cargos que se le imputan, pero no deja de ser curioso que para unos haya pasado de ser un héroe que se incluía en unas listas a un defenestrado por decidir entrar a enjuiciar unas actuaciones de un ministerio en el que fue cargo importante durante su tiempo en política, para volver a ser un héroe por tratar de buscar justicia (más o menos afortunada) en otros casos que afecta a otro partido, para el cual recorrió el camino a la inversa.

Si no podemos confiar en la Justicia es que algo falla en nuestra sociedad. Si conocemos los detalles más nimios de cualquier caso por la prensa a la que se filtra todo antes incluso de levantarse el secreto de sumario. Si para unos se aplican unas leyes que para otros se flexibilizan. Si por ser yerno de la máxima autoridad del estado permitimos que no se graben las declaraciones cuando para el resto sí. Si intuimos, cada vez más, que es más fácil salir indemnes de un robo a gran escala y organizado (además, si ayudamos a un partido político mucho mejor) que por robar cuatro pamplinas. Si no creemos en la Justicia ni en quien la imparte mal vamos, pero que muy mal.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 11/02/2012

Dictadores

Cada vez que un dictador es derrocado el mundo es un poco más libre, los días son más soleados y los pájaros y flores tienen otro color ante nuestros ojos. Cada día que pasa y que un dictador sale corriendo es un avance de la sociedad, sea la que sea, hacia un futuro mejor.

Primero fue en Túnez donde Ben Alí tuvo que salir corriendo ante las revueltas populares que pedían que se fuera, eso sí la mujer se largó con 1 tonelada y media de oro de las reservas del país, que son mil quinientos kilos y las aduanas no se dieron cuenta, ahora si llega a llevarse  un par de cartones de tabaco o algún litro de whisky seguro que la detienen en la frontera.

Después fue Hosni Mubarak,  presidente de Egipto, el que tuvo que salir, aunque esta vez fue en helicóptero, hacia un lugar en el que se encuentra en coma (eso dicen las informaciones). Qué manía tienen los dictadores en ponerse muy enfermos cuando son expulsados por sus compatriotas, a los que han exprimido hasta el máximo sin el menor dolor en ninguna parte de sus bien frondosos y muy gallardos cuerpos en todos los años que han gobernado.

El “día de la ira” como lo llaman, se está extendiendo hacia Argelia, Libia, Irán, etc. Una buena noticia sin duda para los demócratas de aquellos países y muy mala para los dictadores que con mano dura siguen aplastando a sus compatriotas sin el menor remordimiento.

Todas estas buenas noticias debemos tenerlas en cuarentena esperando lo que va sucediendo. Es muy probable que haya otras personas que quieran ocupar el puesto de los derrocados para hacer lo mismo. Deben haber elecciones libres en las que se puedan presentar todos los partidos que quieran hacerlo y los países democráticos deben vigilar que estas elecciones sean limpias y no haya fraudes que hagan que el puesto de un dictador sea ocupado por otro de sus correligionarios, ni por partidos extremistas que hagan al pueblo retroceder en vez de avanzar.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 19/02/2011