Archivo de la etiqueta: triana

Previsible

Esperábamos como agua de mayo que alguien diera con la tecla para acabar con el fraude fiscal y ha tenido que venir el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía para dar con ella, les ha bastado poco más de unos días para encontrar la solución ¡qué eficacia!

índiceHa sido la guapa trianera (no confundir con la Virgen de la Esperanza) y nueva Consejera de Hacienda María Jesús Montero, si esa señora que cuando nació le dijo la matrona a los padres “han tenido ustedes una consejera”, la que ha encontrado por dónde se nos estaba yendo el dinero, había que controlar las “donaciones familiares un año antes de la previsible muerte” de quien tenga el “hato” no vaya a ser que le dé por entregarlo a sus hijos y no sepamos donde va la pasta gansa que nos va a hacer salir de este descontrol que hay con los dineros privados ¡hasta ahí podríamos llegar!

Ella debe saber muy bien cómo va eso de “previsible muerte” ya que antes de entrar en política tuvo tiempo de estudiar medicina y especializarse en cirugía ¡cuánto tiempo perdido en la Consejería de Salud! sabiendo usar tan bien los bisturíes tenía que haber entrado de cabeza como consejera donde hubiera que cortar, menos mal que ha llegado la presidenta para darse cuenta, estábamos infrautilizándola ¡gracias Susana!

No sabemos muy bien si ha ejercido mucho, lleva desde los 20 años en cargos públicos, pero gracias a Dios tuvo tiempo de saber lo que es la muerte previsible, ahora sólo falta que nos lo explique a nosotros, no por nada, sino por ese afán de aprender que tenemos todos los humanos ¡arfavó María Jesús, instrúyenos!

Lo curioso de todo esto es que, como no sabemos cuándo entramos en el periodo de previsibilidad, tendremos que estar atentos a no ponernos malos y tener dinero, no vaya a ser que tengamos que hacer sitio en nuestro funeral a los inspectores  por nuestra mala cabeza de no prever algo tan común como cuando vamos a diñarla.

Publicado en “La voz de Ronda” 05/10/2013

Anuncios

Hasta las piedras

La crisis está en todas partes, hasta los más reticentes no paran de hablar de ella. Ya comentamos una vez el cartel puesto en un taller de Triana que rezaba “Prohibido hablar de la cosa” y la cosa no es otra que la crisis, todo el mundo dice lo mismo “no veas cómo está la cosa” y yo, pues que le voy a hacer, si no se hablar de otra que no sea la crisis.

 

Ha llegado el tema hasta el punto que los recortes afectan a casi todo, la propia Merckel, Doña Ángela, ha sufrido en sus carnes la crisis. Estuvo el otro día de viaje a otro de sus virreinatos, Grecia, y se presentó con la misma chaqueta con la que había asistido al partido de fútbol que enfrentó a los germanos con los helenos en la Eurocopa con victoria, como no podía ser de otro modo, de los alemanes. Después de echarlos del campeonato de fútbol muchos creen que se había puesto la chaqueta de echar y ahora lo iba a largar del euro, aunque para eso quizá no necesiten ayuda ni los griegos ni los portugueses ni los españoles, ya ellos se apañan solos. Al final el episodio de la chaqueta de la presidenta omnipresente es un tema de recortes también, porque si no como se explica que no cayera en la cuenta que ya se la había colocado para el famoso partido, además siendo color pistacho, o quizá lo que le hayan quitado haya sido el espejo, aunque esto debe haber sido hace tiempo, de otra manera no se explica los modelitos que se pone la mujer más poderosa del mundo.

 

Por estos lares, aparte de la crisis, hablamos de lo ocurrido en el Tajo de Ronda, no hablo de lo que ha dado de sí la presentación del nuevo logo presentado por turismo y realizado por la empresa “Kukuxumusu” sino de la presencia en las piedras del Tajo de una cara parecida a una persona. Se habían planteado la posibilidad de llamar a Iker Jiménez, el de Cuarto Milenio, para esclarecer lo ocurrido, pero se ha desestimado, al final van a llamar a un geólogo, un psiquiatra o un psicólogo, porque la cosa está clara y ha quedado demostrado en la imagen aparecida. Estamos en crisis, no tenemos dinero para nada y nos comemos hasta las piedras.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 13/10/2012

Triana

No era un domingo cualquiera, Pureza te esperaba impaciente. No importaba que hiciera calor, no importaba que hubiera distintos eventos, en Pureza te esperaba impaciente. No sólo yo, allí te esperaba Triana y Sevilla.

banderasTe hiciste esperar, las prisas no son buenas consejeras. Te acercabas despacio, las Reinas no corren. Los pétalos brotaban desde cualquier balcón, cuando por fin aparecieron al fondo tus bambalinas, que sí que son más largas, pero están hechas así para que te veamos desde el suelo que en el cielo sólo estas tú. Venías roneando, pavoneándote, ni un paso más largo que otro para que pudiéramos admirar tu belleza morena. Tu palio adornado para la efeméride y esa saya, ¡qué saya! hacía 25 años que te habíamos coronado pero parecía que fue ayer.

Pasaste ante la mirada atenta de todos y, poco a poco, los ojos se fueron llenando de lágrimas difuminando tu imagen por la emoción de los que allí te esperábamos. Limpiándonos la mejilla íbamos volviendo la vista para ver como te acercabas al Altozano, y allí la emoción no pudo esperar más, cuando apareciste en la Plaza y viste aquella marea de personas que estallaron en un aluvión de aplausos para recibir a la Reina de Sevilla y Triana.

Te despediste de tu barrio dando una vuelta entera, que te vieran todos y que Tú vieras a todos. Una vez que habías comprobado que todo estaba en orden volviste tu mirada hacía “Señá SantAna” le hiciste una reverencia y le pediste permiso:

-Que voy a dar una vuelta a Sevilla. Y ella, todos lo escuchamos, te respondió.

-Ve niña, pero no te tardes, que el barrio sin ti no es el mismo.

Dios te Salve, Reina, Madre y Capitana. A tus plantas Señora, se arrodilla Triana. Te cantamos mientras entrabas en la Catedral, hoy iremos para llevarte de nuevo a tu casa.