Archivo de la etiqueta: tristeza

Spanien

Ha estado en España la Sra. Merckel. Ha llegado Doña Ángela como iban los señores feudales en sus tiempos, a ver sus territorios y a comprobar si se están haciendo las cosas como deben, a supervisar si las cosechas son buenas, ya saben para llevársela enterita, y si no cumple con lo esperado, a comprar trigo y avena a otros territorios para tener contenta a la señora y que nos siga protegiendo. Si no, ya sabemos, nos mandará a los señores de negro, esos que envía para que controlen todo, para ver que no nos guardamos nada de la cosecha para beneficio propio ¡hasta ahí podríamos llegar!

 

Mientras en este patético país llamado España estamos más preocupados por la tristeza del malcriado portugués Cristiano Ronaldo, algún periódico nacional incluso le da el voto como mejor jugador Europeo en lugar de a un español, para no ahondar en su tristeza, pobre. O se ponen de uñas con los cambios en RTVE los militantes, simpatizantes y votantes de algún partido, como si ellos cuando llegaron al poder no hubieran hecho lo mismo ¿o es qué los periodistas que estaban en los programas que han cambiado llevaban veinte años haciéndolo?

 

Algunos incluso se preocupan de que Ángela V de Alemania y I de España viva en Berlín, con lo lejos que está y no se va a enterar de lo que pasa aquí, como si los políticos que tenemos en Madrid se enteraran de algo de lo que le sucede a los pobres ciudadanos y si el trigo nos llega a final de año, si con las migajas que nos dejan podemos sobrevivir ¡a ellos qué más les da!

 

Porque aquí no importa la fuga de capitales que está ocurriendo, están saliendo miles de millones de euros hacia los bancos alemanes, como no podría ser de otro modo. Lo único que realmente nos importa es el fútbol. Vayamos preparando una de esas pancartas que tanto se llevan en algunos campos, pero una grande y que sea bien visible, que pondremos en el próximo partido de la selección española con nuestro nuevo eslogan:“Spanien is not Germany”

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 15/09/2012

Anuncios

Sinrazón

Me van a permitir que hoy os escriba desde la consternación, desde la tristeza y desde la más absoluta de la incredulidad. Si son ciertos los últimos datos que hemos podido conocer no queda otra que estar afligidos y que nos miremos unos a otros sin entender nada.

El pasado miércoles desapareció una niña en Arriate, salió con sus amigas a pasear y no volvió. Lejos de aparecer al día siguiente, no se tuvieron noticias hasta la noche del jueves y con ellas los peores presagios que se podían tener se confirmaron, la niña apareció sin vida y con signos evidentes de violencia (todo según las informaciones que nos han llegado).

Estuve la tarde del jueves tomando un café con unos amigos como hago todos los días, pero no era el ambiente habitual, la tristeza se iba apoderando de todos los que tenemos la pequeña tertulia que se forma ante las tazas humeantes, conforme iban pasando las horas veíamos que aquello tenía mala pinta, nunca había pasado algo parecido en la Serranía y esa era la esperanza, el clavo ardiendo al que nos aferrábamos cómo si en ello nos fuera la vida.

Siempre hay una primera vez para que ocurran casos que veíamos muy lejanos, no esperábamos que sucediera lo que ha sucedido, una desgracia que nos ha puesto en el mapa del maltrato y la sinrazón, nos ha descubierto que no somos diferentes a los demás y que por difícil que lo veamos nos puede tocar a nosotros y bien que nos ha tocado.

Algo debe de funcionar muy mal para que una niña de apenas trece años sufra lo que ha sufrido María Esther. Es el momento de hacer revisión de los actos que nos suceden alrededor y ver en qué estamos fallando, por qué algo no está funcionando muy bien cuándo suceden estas cosas, hechos que creemos lejanos pero nos ha sucedido a los vecinos de la tranquila y maravillosa población de Arriate. Qué el árbol no nos tape el bosque y seamos capaces de atajar estas cosas de raíz. Por el bien nuestro y el de nuestros familiares, hagamos algo.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 22/01/2011