Archivo de la etiqueta: tronos

Ritos

Ritos

Llegadas estas fechas todo se convierte en ritos, por aquí y por allá no hay cosa que no forme parte de algún ritual.

Desde oír por las calles el ensayo de alguna banda hasta ver cómo pasea alguna parihuela de ensayo de cualquier cuadrilla que está preparándolo todo para los días que están por llegar.

El rito que comienza el Miércoles de Ceniza con su imposición en la frente, continuando con todos los cultos que las distintas hermandades van haciendo en honor a sus titulares, pasando por los besamanos y besapies a este Cristo o aquella Virgen de la devoción de todos y cada uno de nosotros.

También están los ritos de las distintas comidas que por esta época preparaban nuestras madres y que ahora hacemos nosotros, desde el bacalao con tomate o las espinacas con garbanzos a el arroz con leche o los roscos que son propios de ésta época tan especial para los cofrades y para otras muchas personas que sin serlo lo viven como si lo fueran.

Los ritos continuan con los traslados de los pasos y tronos a las iglesias para que estén preparados los días grandes y sacar a Dios y su Madre a pasear por las calles de nuestros barrios y pueblos que se convierten en el escenario apropiado para que todo salga como debe ser, bien, y si puede ser, mejor.

1-1-Copia  de Triduo Santo Entierro 003Pero el rito que no pasa desapercibido y que, como cada año, vuelve sin que podamos hacer nada y eso que no depende de nosotros es el del agua en forma de lluvia. No importa que, como este año, estemos en una sequía tan importante que hasta se han encendido las alarmas, es verse por la calle capirotes preparados para la Semana Santa y la lluvia aparece como si fuera por arte de magia.

Así que ya sabemos lo que hay que hacer, si vemos que sigue la sequía después del verano, preparemos una Semana Santa en octubre, veréis como llueve todo lo que no ha hecho durante el resto del año.

Salud y suerte.

 

Publicado en Ronda Semanal en 6 de abril de 2019

Anuncios

Por qué no decirlo

Este año no voy a hacer un resumen de la Semana Santa. No voy a hablar del tiempo ni de los chubascos que apenas han caído y han fastidiado todo, del buen tiempo que hizo a partir del Domingo de Resurrección. No voy a hablar de las flores de los pasos y tronos, de la cera que se ha quedado por estrenar en las candelerías o candelabros de cola. No quiero hablar de las decisiones de las Juntas de Gobierno (casi todas acertadas) ni de el incumplimiento por parte de alguna Hermandad de sus estatutos. No voy a comentar nada sobre la precipitación en algunos casos y la incredulidad en otros que han podido terminar mal. Tampoco me voy a poner en plan poeta recordando el lloro de las ruedas al chirriar en las curvas recordándonos lo que pudo ser y no fue, o de la majestuosidad de esta o aquella dolorosa.

 

No, voy a hablar de otra cosa. Es hora de hablar de la ilusión, del trabajo bien hecho, de las ganas y la profesionalidad por hacer algo y lo que es más importante, hacerlo. Del amor a su pueblo, su gente y su Semana Santa, tanto de Ronda como de Arriate.

 

Desde su casa, sin apenas fuerzas para poder realizar muchas de las funciones que los demás hacemos sin darle importancia, una enfermedad que no impide hacer un trabajo admirable y, por qué no decirlo, impensable para otra persona que no sea él. Ha estado en todas las salidas, en todos los recorridos y en todas las decisiones importantes, no porque sea especial (que lo es) sino por su trabajo y perseverancia.

 

Cuando podría haberse quedado tranquilo, disfrutar de su familia y amigos y no meterse en líos, este magnífico profesional a base de tesón y esfuerzo sacó un proyecto para adelante, algunos confiamos ciegamente en él porque lo merece, en una semana ha visto su esfuerzo recompensado en parte.

 

Ha acertado y ha ayudado, que era lo que quería, así que desde estas líneas lo único que puedo hacer, aunque pueda molestarse por ello, es darte las gracias públicas, eso tan raro y que tan poca gente hace. Gracias Paco, sin ti esto no sería lo mismo.

 

Aquí un amigo a fondo perdío.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 14/04/2012