Archivo de la etiqueta: votos

Aplausos

Hay momentos en los que piensas que ciertos partidos y ciertos políticos no podían caer más bajo, es entonces cuando nos damos de bruces con la realidad, todo lo que puede empeorar (en política) empeora ante nuestras narices y con el beneplácito de nuestros votos, que los vamos refrendando elecciones tras elecciones.

UnknownVemos como se aplaude a rabiar a los a los que hacen de la universidad una plaza donde pescar los títulos sin siquiera presentarse a clases, exámenes o presentar un simple trabajo, y cuando lo hacen es de unas decenas de páginas y son premiadas con varios títulos. 

Se aplaude con más ganas aún a quien cobra sobresueldos, a quien hace las obras en sus sedes en “b” y nos piden a nosotros que paguemos más impuestos que en ningún lugar de Europa.

Se aplaude a quien da ayudas a los suyos que no las necesitan en lugar de a los que les pertenece, a los parados y a los trabajadores con menos ingresos, ante la innecesaria colaboración de sindicatos y afiliados.

Aplauden a quien nos engaña una vez tras otra, a quien no cumple lo prometido en las campañas y les da igual lo que pensemos, lo suyo es la impunidad que les da el cargo conseguido con mentiras, ya sea en un congreso o en otro, en el senado o en la diputación.

La desfachatez de hacer de su capa un sayo y reírse de nosotros en nuestra cara es aplaudida hasta que las manos echan chispas.

Lo más grave de todo es que esos dos partidos que hacen todo esto, están siendo mantenidos en los lugares en que lo hacen por un nuevo partido que decía que venía a regenerar y está sirviendo de bastón de apoyo para mantener todo lo que aplauden.

Dentro de un año tendremos en nuestras manos de nuevo los votos para nombrar a nuevos representantes, volverán al engaño y la mentira… y los volveremos a votar ¿Es que no escarmentamos nunca?

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 21 de abril de 2018

Anuncios

Su hora

Dentro de un mes habremos votado de nuevo y tendremos decidido nuestro futuro para los próximos cuatro años. Porque esta vez sí, esta vez estarán obligados a negociar y no nos pueden mandar de nuevo a elecciones, de lo contrario habrá que cambiar de políticos y de políticas, no nos servirán ninguno.

 

senado_2011Nos habremos gastado, sin querer nosotros pero queriendo los políticos, ciento ochenta millones de euros por su cerrazón. No se han puesto de acuerdo en rebajar gastos, cada uno hará lo que crea conveniente para rebajarlos, pero ni en eso han sido capaces de ponerse de acuerdo, sobre todo por la negativa de PP y PSOE que son los que más dinero cogen y los que menos quieren dejar de recibirlo.

 

Para lo que si están de acuerdo todos es para continuar cobrando su sueldo hasta que se formalice los nuevos Congreso y Senado, es decir que siguen recibiendo un salario como si trabajaran, ahora sabemos que no, antes al menos disimulaban aunque aparecieran poco por sus puestos. Pero no sólo reciben eso, también cobran los suplementos de vivienda y comida, a casi dos mil euros mientras el salario mínimo sigue sin llegar a mil. Además de cobrar para tener internet y siguen teniendo el móvil y el Ipad para que, en teoría, sigan trabajando, algo que utilizaran para sus campañas pero no para nuestras mejoras.

 

Siguen teniendo unos privilegios que no tenemos los demás mortales, deje usted un trabajo, verá lo pronto que le piden todos los derechos que tenga.

 

Mientras no sean como los demás ciudadanos, les seguiremos pidiendo explicaciones y tendrán que dárnoslas, aunque no quieran o no lo crean conveniente, pero ya es hora de que sepan que son como todos nosotros, mortales a los que les llegará su hora.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 28/05/2016

¡A votar!

Ya hemos llegado al 20D, día señalado en todos los calendarios, sobre todo electorales, en el que tenemos que ir a las urnas, de nuevo, para depositar nuestro voto, esta vez para elegir el Congreso de los Diputados y parte del Senado del estado español, ahí va.

 

Dicen todas las encuestas que la cosa va a estar muy igualada, de lo que nos debemos felicitar, ya está bien de dar cheques en blanco a según qué partidos. Lo importante de todo esto es que, según pronósticos, va a haber una participación cercana, si no lo supera, al 80%. Teniendo en cuenta que ha habido elecciones en las que se ha superado por poco el 50%, debemos felicitarnos también por esto, la movilización para votar es un buen síntoma, sobre todo por lo que significa de compromiso y de querer participar en la situación en que se encuentra el país.

 

Me alegra enormemente, en especial, que haya mucha movilización juvenil, esto quiere decir que se involucran los que dicen por ahí que son ninis, ya que algunos los menosprecian. Eso quizá ponga de los nervios a los partidos tradicionales, ya que dicen que los mayores son votantes fijos de PP y PSOE y los jóvenes son más de los partidos emergentes, sobre todo de Podemos.

 

EleccionesNo obstante esto, debemos estar contentos que haya una movilización general para dar el voto, sea a quien sea, todos tenemos nuestras preferencias. Yo espero que el nuevo parlamento que salga lleve a cabo las políticas que prometen cada uno, no vaya a pasarnos otra vez que nos lamentemos de haber votado a un partido y que luego haga lo contrario a lo dicho.

 

También espero que sea una legislatura buena para Andalucía, aunque esto es más complicado, si no han sido buenas las anteriores…

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 19/12/2015

Matar al mensajero

Cada día que pasa confío un poco menos en el arreglo de este país al que llaman España y que tanto preocupa a algunos para según qué tonterías.

Con la que hay liada, las televisiones desconectan de su programación habitual y hacen especiales en directo desde la puerta de una cárcel para retransmitir la salida de una condenada por corrupción, por muy tonadillera que sea. Llevamos demasiados días pendientes con muchas cámaras esperando eso ¡cómo para tener esperanzas!

Pero aún hay más. Desde el pueblo más pequeño hasta llegar a la Moncloa nos intentan convencer que el que comete una falta o delito no es el culpable, la culpa es que sale a la luz pública, las palabras de Rajoy “la bajada de votos se debe al continuo martilleo de la corrupción en los medios” es matar al mensajero, la culpa no es del periódico o las noticias que sacan la corrupción, la culpa es de quien mete mano o da ciertas prebendas para conseguir sus contratos públicos.

La solución no es, como cabría imaginar, más controles de las administraciones para que esto no suceda o más inspecciones para detener cualquier movimiento de este tipo, no. La respuesta por parte del Ministerio de Justicia es prohibir sacar imágenes de los detenidos, en una especie de protección de la inocencia mal entendida, creen que anular la “pena de telediario” va a solucionar los problemas, cuando lo único que se consigue de esa forma es que crezca la indignación ¿no se dan cuenta que, hoy día, cualquiera tiene una unidad móvil en el bolsillo?

Matar al mensajero es una práctica que gusta mucho a los gobernantes, sobre todo a los menos democráticos, pero es una forma de adormecer a la sociedad un tiempo. Ya dice la frase “se puede engañar a alguien mucho tiempo, a muchos algún tiempo, pero no a todos todo el tiempo” A ver…

Publicado en “La Voz de Ronda” 06/06/2015

Nuevos viejos tiempos

Aún nos extrañamos de que estén apareciendo nuevos partidos y que la gente vaya a votar a los que actualmente no tienen las mayorías en el Congreso de los Diputados o en los distintos Parlamentos Autónomos, no nos dejamos de llevar las manos a la cabeza, sobre todo los que pertenecen a esos partidos mayoritarios, por lo que se les viene encima.

Partidos que tienen sus sedes hechas en dinero negro, políticos a los que les dan sobres con dinero del mismo color, tesoreros encarcelados o imputados en delitos de contabilidades paralelas, etc. Este es el partido que nos gobierna.

Partidos que se niegan a investigar las tramas de corrupción, que se gastan el dinero que la Unión Europea manda para crear empleo en gambas y jamón, que dan sueldos a sus correligionarios con el dinero que debería ser para los desempleados, a los que por un error en unas campanadas hacen que dimitan más personas que por corrupción en treinta años, etc. Este también nos gobierna.

Partidos en los que su jefe se queda con el piso embargado del vecino que le pidió ayuda por ser miembro de un Consejo de Administración de un Banco o Caja, que hacen investigaciones con la boca pequeña por el que dirán, al que le perdonan créditos las mismas entidades financieras que deben fiscalizar, etc. Este también nos gobierna. Pero IU además se cree el adalid de la democracia y la limpieza, sin embargo su candidata en Madrid resulta que es como las demás mujeres de políticos, no sabía que su hermano tenía una empresa que era beneficiada, con su voto, por subvenciones de organismos públicos.

Este es el plan, y aún se escandalizan cuando los ciudadanos les dan la espalda. Pues ustedes sigan a lo suyo: con su desmemoria, su “no lo sabía”, su “tampoco es para tanto” etc. que nosotros seguiremos a lo nuestro.

Publicado en “La Voz de Ronda” 10/01/2015

Votos

Acabamos de empezar una nueva campaña electoral. Sí, así es. Lo notarán en que ahora, a pesar de sus corruptelas y sus favores debidos, no les tiembla el pulso a la hora de pedir el voto, con la mejor de sus sonrisas. Vótanos y olvídate de todo.

UrnaTodos sabemos, y está claro, que hay que cambiar las leyes electorales. Lo de la Ley D´hont no hay por donde cogerlo con la situación actual. Los amigos de IU dijeron que iban a cambiarla, pero ahora que tocan pelo en la Junta lo han pensado mejor. Les va de cine y no es momento de hacer experimentos, a la buchaca y tira pa´lante.

Qué un partido con poco más de un 40% de voto emitido, que no llega al 30% si contamos todos los que tenían el derecho al sufragio, tenga una mayoría absoluta que sobrepasa en mucho el límite, es que el sistema no funciona.

A ellos les da igual que vayas a votar o no, es más están contentos con los que se quedan en casa, esos no van a votar porque no les interesan estos partidos, así que como el voto no va a ir para ellos, prefieren que no lo hagamos. La solución sería bien sencilla, tanto que no la pondrán en práctica. Si sólo vota la mitad del electorado, lo lógico sería que en lugar de 300 repartieran 150 escaños. Veríamos como, ahí sí, se pondrían las pilas para intentar conseguir que fuéramos todos a votar, para poder mantenerse. Pero como no es así y se reparten el pastel entre ellos, no les preocupa lo más mínimo que votemos o no.

Ellos van a seguir con sus sobresueldos, sus viajes en primera clase, sus mariscadas a todo trapo y sus peleítas de salón para que en el ruedo de la vida los demás suframos tanto por poder llevarnos un mendrugo de pan a la boca que no nos acordemos de “tó sus castas” que es lo que deberíamos hacer desde ya.

Precampaña

Estamos, aún, a dos meses de las elecciones generales y a mes y medio de que comience la campaña electoral previa, así que no sabemos todo lo que nos queda por pasar hasta esas fechas. Porque estamos sufriendo, y lo que queda, una precampaña tan larga como infructuosa e inútil en la que no sacamos nada en claro.

Estamos viendo como los diputados y senadores dedican sus días a despedirse unos de otros. Durante cuatro años han estado lanzándose más trastos a la cabeza que buscando soluciones para los problemas de todos los españolitos, que observamos atónitos cómo han ido subiendo el nivel de ofensas de unos a otros al mismo tiempo que bajando la altura de sus debates y, por ende, de ellos. Esperpéntico que el martes la noticia del día fuera los buenos deseos del Presidente del Gobierno al portavoz en el Senado del otro grupo político y viceversa.

Aún peor que esto es la tremenda pelea a través de los medios de comunicación de los portavoces de PP y PSOE en la Diputación de Málaga por el sueldo de un chófer (cierto que 54.000 € anuales es mucho dinero) pero el tú más, no tú más, cuando tú estabas se gastaba más, no se gasta más ahora. Nos muestra la talla política de nuestros representantes, que en vez de reconocer errores propios se dedican a explotar los ajenos, como si eso fuera un logro. Y más patético la lectura que sacan los partidos del informe de educación de la OCDE, no para ver en que fallamos en enseñanza y educación, sino para sacar rédito político ante las elecciones.

Todo esto no hace otra cosa que plantearnos si realmente necesitamos esta clase política, más preocupada de mantener su puesto o de insultar al otro que de intentar sacarnos de los problemas donde ellos mismos nos han metido. Porque no nos engañemos, la culpa de esta crisis no es sólo de nuestros políticos, pero ellos también tienen su parte de culpa, además de la máxima responsabilidad para sacarnos de ellas. Para eso les votamos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda”  17/09/2011