Archivo mensual: junio 2010

Vuvuzelas

Soy, como muchos, de los que estos días está disfrutando los partidos que cada cuatro años nos traen los Mundiales de fútbol.

Este año en Sudáfrica (que no sé que se les habrá perdido por allí a los de la FIFA, o a lo mejor si lo sabemos todos viendo algunas imágenes) se han puesto de moda las llamadas “vuvuzelas” que no son más que una especie de trompetas que tienen una parte más delgada (por la que soplas bien fuerte, tal que ¡así!) y otra parte que se abre un poco (por la que sale el ruido, tal que ¡AAAASSSSIIII!).

Han intentado prohibirlas, ya que todos los medios de comunicación le han preguntado a los organizadores por este tema, ante las protestas de los asistentes al campo y los televidentes que sufren más que disfrutan de los partidos (en Inglaterra la BBC se está planteando quitarle el sonido a los partidos para no sufrir tanto el ruido). Pero tras la intentona de prohibición el presidente del comité que organiza todo esto ha dicho que no las pueden prohibir, que los sudafricanos llevan las vuvuzelas en los genes y que para ellos ver un partido sin estar soplando estos inventos del maligno no es lo mismo.

Viendo lo que llevan estos señores en los genes y tras visualizar las imágenes de los partidos me asiste una duda que se acrecienta conforme van pasando los partidos del mundial. ¿Llevarán todos los aficionados al fútbol genes de mamarrachos?

Porque hay que ver las imágenes, no sabía yo que para ver los partidos se tenía que poner uno como si fuera un árbol de navidad. Tienes que llevar un sombrero estrafalario, unas gafas tamaño XXXL, una peluca del color más chillón que encuentres, etc. Y si tu equipo pierde ¿cómo vuelves a tu casa? ¡Con la mala cara y esas pintas…!

Publicado en “La Voz de Ronda” 19/06/2010

Anuncios

Daño Ikea

Hay que ver el daño que está haciendo el estilo Ikea en nuestras vidas.

El estilo Ikea, es que tú vas a la tienda y ves como están todos los muebles expuestos, te hacen incluso una exposición de la casa completa, ves como quedan y te sorprendes, te entran ganas de comprar para casi todas las habitaciones de la casa. La sorpresa viene cuando vas a comprar algo, te lo dan embaladito y pasas por caja, cuando llegas a tu casa abres el paquete y ¡ahí está! El mueble que has comprado lo tienes que montar tú, con unas llaves imposibles de utilizar y viendo como se desmorona por momentos hasta que, tras muchos esfuerzos y horas, has conseguido montarlo para que quede como lo viste, eso si, ahorrándole a ellos el trabajo más duro, el montaje.

Pues bien, eso se puso de moda hace mucho tiempo. Empezaron los supermercados, que pasaron de ser la tienda a la que ibas con la lista y decías “Manolo: un litro de leche, un kilo de garbanzos y unas manzanas que estén buenas, que las del otro día no había quien se las comiera”, de ahí pasamos a la tienda grande en la que están todos los productos expuestos y te sirves tu mismo (y si las manzanas no están buenas que te den, no haber elegido esas). Después fueron las gasolineras, yo hoy día sólo conozco una en la que no te tienes que dispensar tú el gasoil, vas y le dices “Rafalín, ponme 10 euros” Hoy no, lo único que no haces tú es cobrar, que para eso siempre hay personas en las cajas (aunque ya hay sitios donde están los cajeros, donde pagas con tarjeta y hasta eso se ahorran). Pues ese estilo ha llegado a Aqualia, que te pide que le hagas el trabajo de decirle el consumo del agua para evitar las estimaciones y de camino la visita a tu casa.

Lo que no sabemos es si ellos han estimado las familias que comerían todos los días si contrataran personal para hacer el trabajo que nos piden que hagamos nosotros gratis.

Publicado en “La Voz de Ronda” 12/06/2010

Eurofrikada

El pasado sábado, como habitualmente por estas fechas, se celebró el festival de Eurovisión. Un concurso que se ha convertido de unos años a esta parte en toda una frikada donde, cada vez más, en vez de encontrar cantantes y canciones importantes, funciona mejor el salirse un poco de lo normal y formar el espectáculo, lo montan incluso los no cantantes por tal de salir en la tele ¿no es eso friki?

 

Se da la circunstancia que hay cuatro países que pasan directamente a la final del concurso, sin pasar por las eliminatorias previas que se realizaron el martes y miércoles previos a la gran final del sábado. Estos cuatro clasificados son España, Francia, Reino Unido y Alemania, pero no están en la fase definitiva por su cara bonita o por una gran tradición en ganar este concurso, pasan directamente porque son los cuatro países que pagan y financian todo este certamen que se celebra en el país que venció el precedente.

 

Este año, tras trece sin títulos, al fin han votado como campeón a uno de estos países, concretamente Alemania, con lo que los demás europeos que ven en este festival la forma de mojarle las barbas a los que lo mantienen se han asegurado unos cuantos años más de un espectáculo que cada vez deja un poquito más que desear.

 

En España el gasto de financiación y promoción del festival corre a cargo del ente público Radio Televisión Española, una empresa dependiente del estado y que tiene una deuda superior a los siete mil millones de euros (he intentado hacer la cuenta con mi calculadora y me da error al pasarlo a pesetas, sale algo así como 1.162.000.000.000 pesetas, aproximadamente). Con la crisis que tenemos y la deuda que se gasta RTVE no creo que sea momento de financiar esto. O por lo menos que vaya chikilicuatre, al menos nos reímos un poco de todo este despropósito, además de sacar más votos que los representantes de estos últimos años, aunque sean “algo chiquititos”.

Publicado en “La Voz de Ronda” 05/06/2010

Publicidad Fácil

Ahora ha sido en Italia, concretamente en Milán. Dos “artistas” romanos, llamados Winkler y Noah han presentado una exposición llamada “Awakening” en la que aparecen mujeres semi-desnudas crucificadas, dicen ellos que para criticar “los aspectos más oscuros de la religión y la sociedad contemporánea”. No sé si alguien conoce a estos dos “artistas”, uno de ellos es diseñador gráfico y otro fotógrafo, pero yo he intentado buscar información sobre ellos y no he encontrado nada, absolutamente nada, sólo esta exposición que inauguran ahora.

Si quieres saltar a la fama sólo necesitas tener una idea en la que no salga bien parada la religión (católica tiene que ser, por supuesto), hacer cualquier tipo de aberración al respecto y ¡zas! saltas al estrellato del tirón. Decía Martín Scorsese, tras presentar su película “La última tentación de Cristo”, que ojalá la Iglesia Católica se opusiera a todos sus filmes, ya que estaba en la ruina y se hizo multimillonario tras esta película, una de las más vistas de la historia.

Como vemos da bastante rédito el mofarse de los católicos en todos los aspectos de la vida. Existe, incluso, algún parlamentario que en vez de hacer propuestas para salir de la crisis, las hace para salir en la televisión diciendo al Gobierno “no tienen huevos de dar menos dinero a la iglesia”.

Estamos de acuerdo en que las religiones se deberían mantener con sus propios ingresos, pero eso también deberían hacerlo los sindicatos que reciben muchísimo más dinero que la iglesia. En proporción la ayuda que prestan las asociaciones católicas a los más necesitados es mucho mayor que las sindicales, pero hablar mal de algunos da más réditos públicos que otros. Porque en vez de ayudar sólo nos interesa pedir elecciones.