Archivo mensual: marzo 2017

Al fin

Y al fin, tras más de veinte años, se pudo inaugurar el nuevo Hospital General de la Serranía. No está aún completo, ya que faltan muchas partes por trasladarse del antiguo, y aún así, todavía faltaran muchas cosas, ya que hay carteles puestos como el de “Resonancia magnética” que se va a quedar en eso, en el cartel, ya que ni está ni se le espera. Dicen que para el día 3 de abril estará todo trasladado completamente y a pleno rendimiento, dicen. Pero aún faltaran los accesos, entrada y salida emergencia para vehículos y un largo etcétera de cosas fundamentales.

Para tan magna inauguración, de lo cual debemos y de hecho nos felicitamos todos, vino la actual Presidenta de la Junta de Andalucía. Han pasado varios presidentes y presidenta de Andalucía, alcaldes y alcaldesas de todos los pueblos de la Comarca, presidentes de Diputaciones, del Gobierno…alguno ya más jubilado que el retratista de Colón. A dicha inauguración, como decimos, vino la señora Susana Díaz ¿vino?

articulos-502359Me dicen los que estuvieron en la inauguración que no vino realmente ella, sino que la trajeron. En un principio pensaron en dejarla en “la Parrilla” pero desde allí veía el Hospital cual Oasis para el perdido en el desierto, estaba allí a la vista, a unos pasos, pero era imposible de llegar, miraba y miraba por un lado, otro, más allá, acá, pero nada, no sabía como podía hacer para llegar. También lo intentaron desde “la Planilla” pero tampoco sabía acercarse, iba haciéndolo pero veía como se acababa el paseo, no había acerado, no había nada…misión imposible llegar. Pensó en llamar a su “chico para todo” Mario Jiménez para que le hiciera algún plano o algo, pero se dio cuenta que estaba en Madrid arreglando el desaguisado que ella misma ha abierto en la capital. Finalmente se acercaron los militantes de buena fe y mucho miedo a perder el puestecito y la llevaron al centro sanitario tan ansiado.

Una vez allí, cual estrella del rock, no paró de hacerse selfies con todo el mundo. Simpatía natural de esta chica, que va derrochando sonrisas de campaña electoral allá por donde va. Porque gobernar ha demostrado que lo hace regular (siendo magnánimos) pero lo de la relaciones públicas lo lleva fenomenal, claro que ha tenido todo el tiempo del mundo en aprender a ser pelota, de hecho ¿cómo creen que ha llegado donde está?

En fin que tuvimos un día histórico todos los serranos con la apertura del nuevo hospital y conocimos de primera mano a una política de altura (de miras) en plena campaña ¡qué buena semana hemos pasado!

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 25 de marzo de 2017

Anuncios

Fontaneros

Hablábamos la semana pasada de la ineptitud de nuestros políticos, por lo cual me han llegado varios comentarios, animándome a escribir el por qué de esta afirmación, la cual comparten la mayoría de las personas que han hablado conmigo de este tema los últimos días, incluso semanas, también hay que decirlo.

Quizá pueda parecer a algunos que la generalización no es correcta, cosa con la que estoy totalmente de acuerdo. No todos los políticos son unos ineptos, igual que no todos son unos corruptos, pero no me negaran que tenemos gran cantidad de personas que no están preparadas, al menos así lo demuestran, para los cargos que ocupan, cargos políticos lógicamente. Se suele dar mucho más en los partidos tradicionales (digamos PP y PSOE) que en los de nuevo cuño (Cs y Podemos.) quizá porque llevan poco tiempo, no lo sabemos, pero es así actualmente.

La respuesta es bien sencilla y es que desde hace unos años, muchos lo saben por propia experiencia, los ascensos políticos en los partidos se deben más a la sumisión y los favores que a la valía profesional de muchos de ellos, es más, tenemos muchísimos políticos que han hecho carrera simplemente en el partido, no han cotizado jamás en un puesto de la empresa privada, ejemplos tenemos muchísimos, desde la Presidenta de Andalucía hacía abajo… imaginen.

Hubo un momento que la acumulación de administraciones en las que mandar, sobre todo por la perpetuación en el poder de algún partido, hizo que llegaran a mandar personas que no tenían experiencia alguna, lo que llevó a sospechar de las personas realmente preparadas, que podían quitarle el puesto. De ahí se pasó a que llegaran a los altos cargos de los partidos personas que no tenían experiencia ninguna ni trabajo anterior, todo se lo debían al partido y al que mandaba en él, una compra de voluntades tan sencilla como pobre, pero que ha hecho que ahora mismo muchos de ellos sean los que mandan.

fontaneroLos partidos están llenos de “fontaneros” que son las personas que el único bagaje con el que cuentan es conocer muy bien las “cloacas” de los partidos y el peloteo al mandamás de turno. Que la mayoría de los cargos públicos con los que contamos no hayan cotizado fuera de los cargos ocupados por ser puestos a dedo por políticos de mayor rango, es lo peor que le puede pasar a una nación, y así nos encontramos en la nuestra. La Presidenta se vanagloria de ser hija de un trabajador, cosa muy loable y que aplaudimos todos, pero echamos de menos que ella lo hubiera sido en algún momento, ya que no ha trabajado más que en cargos de la Junta de Andalucía y puestos de confianza que sus jefes de partido le han buscado.

El día que queramos mejorar políticamente tendremos que tener a los mejores profesionales de cada área en puestos importantes de las distintas administraciones, es la única manera de crecer en democracia, esperemos que algún día lo hagamos.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 18 de marzo de 2017

Meter la pata

La ineptitud de nuestros políticos está llegando a límites insospechados, no hablo de los locales que lo han demostrado con creces, hablo de los españoles a nivel general, de los gordos, los que mandan en los partidos y las distintas comunidades y naciones.

Resulta que la promesa de dimitir cuando uno fuera imputado ha pasado a mejor vida, prometido a diestro y siniestro durante la campaña, que aquí sólo sirven para mentir. La defensa por parte del PP a su presidente en Murcia, imputado con todas las de la ley, lo de imputación formal es un invento como lo ha sido el llamar investigado a los imputados para así creerse ellos mismos la trampa. Lo descorazonador es que esa defensa consiste en decir por parte de los jefes del partido que no le piden la dimisión porque “no es lo mismo meter la mano que meter la pata”.

Judicialmente es posible que meter la mano sea grave, aunque a los políticos les sale gratis total. Pero políticamente es igual de grave meter la mano que la pata. Si se mete la mano es uno llamado a juicio, si no prescriben los delitos como esta pasando en muchos de ellos en Andalucía por obra y gracia del mismo tribunal superior que nombran los políticos, y tiene que rendir cuentas de lo sustraído o las comisiones cobradas. Pero si uno mete la pata, la dimisión debe ser igual de inmediata, ya que si no sirve para el puesto es una desfachatez que siga en el mismo. El problema es que meter la pata sale mucho más gratis que meter la mano, ya que no existe ningún tipo de responsabilidad civil si te has equivocado al hacer unos presupuestos y que el pueblo tenga que pagar el doble o triple por lo que inicialmente se había indicado que costaría.

UnknownQué no se puedan pedir dimisiones por haberse equivocado, es lo peor que le puede pasar a una democracia, ya que el poder fiscalizador de la oposición e incluso de los propios ciudadanos perdería todo el sentido si no es así. En cualquier tipo de trabajo si no puedes realizarlo te piden responsabilidades y si no eres capaz de corregirlo dejas de tener esa responsabilidad, a los políticos se les debe pedir lo mismo, si eres un inepto que te equivocas constantemente y metes la pata debes irte a tu casa, lástima que no se puedan pedir responsabilidades civiles por los despilfarros continuos de muchísimos de nuestros políticos ya que de esa forma sí que mirarían mucho antes las cosas antes de meter la pata y equivocarse. Pero como la costumbre en España es que una obra se tase en un precio y luego haya sobrecostes del doble, triple, cuádruple…

El día que los representantes públicos se den cuenta que meter la pata es lo peor que puede hacer un político, ese día, habremos avanzado en la democracia de reino patatero que tenemos actualmente, desgraciadamente.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 11 de marzo de 2017

No somos héroes

Hace unos días leía un magnifico artículo de Raul Solís en la revista digital Paralelo36Andalucía que se titula “Los enfermos no son luchadores” y en la que nos abría los ojos hacia la realidad, los enfermos somos enfermos, no héroes.

Desde hace un tiempo se nos hace ver a los enfermos (sobre todo de cáncer) que tenemos ante nosotros el reto de luchar contra la enfermedad y debemos ganarle el pulso, dejando sobre nuestros hombros mucha responsabilidad de curación, cuando lo que realmente debemos hacer es soportar una y miles sesiones de quimio o radio para evitar los avances.

Un día antes había fallecido una amiga, 48 años, de esas mismas enfermedades que nos asolan a cualquier familia, la idea general era que no había podido más en su lucha, al final había perdido. Los que realmente han perdido han sido su familia y amigos, ella no era ninguna heroina, era una enferma que tenía sus límites.

Se nos pide, a los enfermos, lucha contínua, dar la cara y ponernos buenos, a base de qué, porque con buenas palabras y frases hechas no se llega a ningún lado. Es magnífica la respuesta a peticiones que se hacen para donar médula, sangre, plaquetas… Lo que no es de recibo es que los enfermos tengamos que estar en esa lucha, según la cual la responsabilidad es nuestra. No deberíamos salir a los medios o redes sociales a pedir donaciones, ni perder una pizca de nuestro tiempo, en lugar de aprovechar los momentos que nos quedan con nuestra familia y amigos en hacer un trabajo que deberían hacer las instituciones, con sus políticos a la cabeza.

imageEs muy triste que tengamos que salir pidiendo ayuda. Cuando los miles de euros que se reparten en bonus y beneficios en la sanidad pública es sonrojante, mientras el SAS o el Ministerio de Sanidad recorta cada día más. Qué haya Asociaciones contra el Cáncer, grupos de apoyo… que dedican la mayor parte del tiempo a recaudar un dinero que debería ir a hacer la vida más cómoda a los enfermos en lugar de invertirlo en investigación porque nuestros políticos han decidido que apostar por nuestra salud es un “gasto” al que se puede recortar, mientras a los enfermos nos convierten, o quieren convertir, en “héroes” para que así recibamos muchas felicitaciones por lo “bien que te veo” en la trampa de hacernos a nosotros responsables de nuestra curación.

No somos luchadores, como decía el artículo, somos enfermos que debemos dedicarnos a curarnos y no a hacerle el trabajo a los políticos. De nada me sirve que salgan a dar la condolencia y a decir los héroes que somos en los medios de comunicación, mientras que con la mano que deben firmar los presupuestos en el Estado o la Junta de Andalucía no rectifican y añaden unos millones de euros más a investigar y luchar contra las enfermedades que nos están matando.

No somos luchadores, somos enfermos que tenemos que batirnos con la enfermedad y los recortes.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 4 de marzo de 2017