Archivo de la categoría: Pandemia

El vermú

El vermú

Estaban tardando mucho. Desde los primeros días que empezaron los aplausos a los sanitarios todas las tardes, ya estaban diciendo que había que cortarlo, que no se correspondía con lo que debía suceder y que así no sacaban provecho de todo esto. Sí, me refiero a algunos partidos de la oposición de derecha al gobierno español.

Así que aprovecharon la primera ocasión que tuvieron para pasar de las redes sociales a la calle. Lo estaban anunciando desde hacía tiempo, ya que a las ocho de la tarde, en lugar de salir a sus ventanas, puertas y balcones a aplaudir a los que se estaban jugando la vida por ellos, a esa misma hora, se dedicaban en los distintos medios que tenían a mano a criticar esos mismos aplausos, con frases lapidarias “no es necesario aplaudirles, lo que hay que hacer es darles ánimos” “En lugar de aplaudir y saludarse todos desde el balcón lo que deben hacer es abuchear al gobierno”. Así fue desde el minuto uno.

En el justo momento que pasaron a la “Fase 1 de desescalada” según es conocido, lo que hicieron fue aprovechar y salir con sus cacerolas y ollas, que no sabían ni para que existían, pero conocían que eran productos que estaban en la cocina, algo debían hacer con ellas, y como no saben hacer otra cosa, cogieron un palo y a darle por detrás. Alguien debería decirles que sirve para hacer de comer y, si ellos no quieren, en lugar de tirarlo darlo a los que lo están pasando mal, algo de comer al hambriento no vendría mal, pero no era su objetivo.

No protestan por la falta de material a esos mismos sanitarios que no dejaban que le aplaudieran los otros, tampoco por los recortes que los gobiernos de todos los colores han perpetrado contra la sanidad, no, nada de eso, lo que realmente les molesta es no poder ir a tomar el vermú, como ellos le llaman al aperitivo, lo de la caña o la cervecita es de pobres, ellos son de vermú. Frases como “¡Estos comunistas nos van a prohibir a nosotros tomarnos el vermú!” o “¡Quién se cree que es Pedro Sánchez para decirme a mi a la hora que tengo que ir al bar!”. Por no decir otras de las “maravillosas” frases oídas en las manifestaciones de los barrios de bien de la gran capital, además de mostrar la molestia por que no pueden ir a su residencia de la sierra o su casa de la playa. 

49884675472_038342ac1e_bNo es que el gobierno lo esté haciendo bien, pero protestar porque no puedes dedicarte a perder el tiempo en otros lados y que te de igual la gente que se ponga mala, pero que tú puedas tomarte tu vermú e ir a la sierra o la playa da el nivel de quienes dirigen la oposición de ese país llamado España. Les da igual la vida de los demás, mientras ellos puedan seguir viviendo en sus mundos de parranda y pandereta.

Lo más triste de esto es que muchas personas les están siguiendo la corriente, no ven mal los insultos que se están convirtiendo en normal y, además, animan a que se insulte y se maltrate a quienes no están a su favor. Estamos viendo demasiados desvaríos en los actos de mucha gente, no olvidemos que esto ha pasado ya, hace algo más de ochenta años y acabó como acabó. 

Salud y suerte.

 

Publicado en Ronda Semanal el 29 de mayo de 2020

Fernando Simón

Fernando Simón

Ya vamos pasando de fases en esto del coronavirus o Covid19 o como quiera llamarlo cada uno, y se nota que estamos avanzando. Se están buscando héroes y culpables.

Ahora han salido de la derecha extrema y de la extrema derecha a insultar y menospreciar al Director de emergencias sanitarias y alertas por enfermedades, el Señor Fernando Simón, si con mayúsculas, ya que es una persona que en todo momento está dando la cara y exponiendo y exponiéndose como un magnífico profesional.

220px-fernando_simon_28cropped29Le están dando por todos lados ante la petición que ha salido por ahí de proponerlo para el premio Princesa de Asturias, claro que los de la extrema y los compinches ahora están viendo como se puede tambalear ese mismo premio que querían para algún empresario que hace donaciones al tiempo que se lleva la producción fuera de España, hay varios y a esos varios quieren agradar, no se sabe aún por qué.

Lo curioso de todo esto es que los mismos que lo critican ahora, cuando hubo la crisis del Ébola lo ponían en los altares. Fue nombrado para el cargo por el anterior presidente, carrerillas Rajoy, dada su valía, pero ahora los mismos del partido que lo pusieron en su momento se lo quieren quitar de en medio. 

De las pocas cosas que hizo bien Sánchez al llegar a la Moncloa fue mantener a este y otros profesionales en sus puestos y no cargárselo para darle el puesto a amigachos y enchufadetes, ahí tenemos la prueba de lo que ha pasado con el CIS y sus encuestas infumables.

En España tiene el personal la manía de repartir mamporros a quien menos lo merece y ahora le ha tocado a este hombre. Se rasgaban las vestiduras y criticaban al Sr. Simón por que decía una cosa y luego otra, en concreto de las mascarillas, se olvidan que con este virus todo ha sido así en todos lados. Es un virus nuevo y como tal hay cosas que se van descubriendo conforme se va estudiando, ahora dicen los expertos que no se trasmite por el tacto, cuando antes nos pedían guantes. Pero es así no porque no sean buenos profesionales los científicos, lo es por que aún está en estudio, y pueden variar varias cosas de un momento a otro, sea quien sea el que lo haga.

Lo que si tendrían que tener en cuenta estos políticos es que recortando en investigación, como hizo el Sr. Rajoy cuando era presidente y ha continuado el actual, no se llega a ningún lado, invertir en investigación y en sanidad es invertir en salud, a ver si se dan cuenta y dejan de privatizar servicios esenciales.

 

Salud y suerte.

 

Publicado en Ronda Semanal el 22 de mayo de 2020

D de despropósito

D de despropósito

Cuando todo estaba ya casi decidido, sólo nos quedaba buscar alguien que haya sido protagonista en esta pandemia, algún personaje que lo glorificara y pasara a la historia como esa persona que ha hecho más que nadie por esto y se ha significado, no creímos que nadie pudiera aprovechar todo esto para eso, para alzarse sobre los demás, para convertirse en el “personaje pandémico” y ahí hizo su aparición la Sra. D. Ayuso.

La D es de Díaz, no de Disease (que es cómo se escribe enfermedad en inglés) y que da nombre a la última letra del nombre del virus, no es de diciembre por mucho que lo dijera nuestra protagonista de la historia, a la que ha devorado su propio personaje.

No nos debería extrañar lo del episodio del ático en el hotel que no se sabe quién ni cuando se paga, ya que venimos de una extraña extirpe de políticos populares de la CAM que son dados al tema corrupto. Desde la lideresa Aguirre, aquella que llegó al poder gracias a todo el movimiento del Tamayazo, pasando por Cifuentes, la que robaba hasta maquillaje, sin olvidar a Ignacio González y sus chanchullos que lo llevaron de operación en operación corrupta hasta su caída en “gracia”.

Pero no es por esto por lo que nuestro personaje pandémico es la actual presidenta, es por otros muchos. Desde lo de la “D” que hemos comentado, pasando por sus shows en la clausura del hospital de campaña de IFEMA, por el que al menos pidió perdón. Sin olvidarnos de sus desplantes a las conferencias de presidentes para tomar decisiones, aunque esto no es lo suyo (ya lo demostró al principio, cuando adelantó a todo el mundo creando una crisis aún mayor) ya sea por ir a una misa en memoria de los fallecidos, o llegar tarde por hacerse una foto en un hospital, no la foto vestida de Dolorosa de Jueves Santo, esa es otra, su falta de respeto y su insulto a todos los cristianos es otro tema.

 

Ella sale continuamente, no para ofrecer soluciones que ahí no ha dado una, en los medios para decir que tienen que pasar de fase, aunque no haya presentado un solo informe que lo avale, se le suceden las dimisiones por su falta de empatía, pero le da igual, ha llegado a expresar que es “preferible que haya unos pocos muertos, a que sufra la economía” y todo esto sin despeinarse siquiera, igual que cuando dijo aquello de “IFEMA ha demostrado que los hospitales con techos altos sanan mejor a los enfermos” ante la cara de susto de los sanitarios. Aunque quizá lo más grave sea cuando se puso a ponerse medallas por un hospital de campaña que hubo que hacer ante el recorte que su propio partido ha realizado en sanidad en los últimos veinte años.

Es muy triste que incluso desde su propio partido la hayan tenido que frenar, pero para ella no hay nada de pararse, ya que el “Grandísimo, colosal e ingente Totem de la derecha” el (siempre sospechoso) expresidente Aznar, le ha dado su bendición. Ahí es cuando diríamos “virgencita, virgencita, que me quede como estoy” si no fuera porque nos recuerda a la foto de la portada de nuestro personaje y nos entran ganas de llorar.

Salud, a pesar de todo, y suerte.

 

Publicado en Ronda Semanal el 15 de mayo de 2020

Tuneando escudos

Tuneando escudos

Aprovechando que el Guadalevin pasa por Ronda… Así rezaba un dicho que significa que aprovechando la coyuntura, algunos hacen lo que quieren y así intentan pasar desapercibidos en sus tropelías, ya que la gente está pendiente de otra cosa. Pasó al principio de esta pandemia con la Casa Real y el repudio del padre del Rey y ahora está pasando con Juanma, el presidente pepero de la Junta de Andalucía.

Que no estaban de acuerdo con el reconocimiento de Andalucía como nación, lo teníamos claro desde antes de empezar la historia. Que no quieren ni siquiera que haya un poco de autonomía por parte de la nación más antigua de occidente, sí, Andalucía, también lo sabíamos. Pero que de ahí pasen a querer reírse de nosotros y de nuestros símbolos va un tramo que no estamos dispuestos a tragarnos muchos.

El Escudo de Andalucía está protegido por todos los estatutos y constituciones andaluzas desde su creación en 1918 en Ronda, precisamente. Y, al estar protegido legalmente, su uso no debe ser ni partidario, ni partidista ni, por supuesto, ejercer sobre el cualquier tipo de mal llamada “libertad de expresión” cuando lo que se está haciendo es un incumplimiento de una ley. Algo que deberían saber los actuales dirigentes de la Junta, igual que lo deberían haber sabido los anteriores cuando en la medalla pusieron estos mismos elementos.

Además del uso ilegal e inmoral del Escudo de Andalucía, es una falta de respeto a nuestra identidad como pueblo y a nuestra historia. El presidente de Andalucía tiene derecho a usar el escudo en sus comparecencias, pero no a tunearlo como si fuera cualquier pin de una panda de amiguetes. Es curioso que esto lo hagan, precisamente, los que se arrogan el papel de “constitucionalistas” pero se ríen y mofan de sus símbolos.

Todo esto lo están haciendo, quizá, porque querían que pasara desapercibido ante la grave crisis de esta pandemia, pero quizá lo que quieran es hacer justamente lo contrario, es decir, pasar a debatir sobre el tema del Escudo de Andalucía y así no se debate como se debería el tema de los muchísimos recortes que se están haciendo en Sanidad y en todo el estado del bienestar por parte del tripartido que gobierna Andalucía, que aunque sean tres para cobrar, para decidir reírse de Andalucía son uno, grande y libre.

Salud, mucha y con cuidado, y suerte.

 

Publicado en Ronda Semanal el 8 de mayo de 2020