Archivo de la etiqueta: sanidad

Otro año

Quedan horas para que se vaya el año 2017 y demos la bienvenida al siguiente, 2018. Y como todos los años, querremos hacer, nuestros propósitos de enmienda y pedir lo que nos gustaría para el nuevo año, a ello voy.

Me gustaría que en el nuevo año ningún miembro del Gobierno se pusiera un lazo en la solapa el día contra la violencia de género, mejor que no recortaran tanto, que la prevención es muy importante, pero no dedican lo suficiente.

final-anoMe gustaría que no salieran los responsables del tráfico a decir nada mientras no arreglaran las carreteras e hicieran un mayor gasto en promover las conciencias y hacer campañas para evitar que cada año suba el número de fallecidos en las infames carreteras que están dejando con sus recortes.

Me gustaría que ningún carguillo intermedio de la Junta de Andalucía saliera a decir que si se muere alguien en urgencias tras 12 horas sin ser atendida es porque no se le puede dejar sola en urgencias, no todo el mundo tiene quien esté con ella en los malos momentos. Se dará cuenta esa señora cuando deje de ser delegada y no la llamen ni para un café, la soledad es mala para encima culpar a los mayores que no tienen a nadie de los recortes en la sanidad andaluza.

Me gustaría que dejaran de enredar con el problema catalán para tapar sus fechorías ciertos políticos.

Me gustaría que nadie dijera que “tenemos lo que nos merecemos” porque nadie se merece tener la panda de políticos corruptos que campa por España, desde los catalanes con los de CIU (o como quiera que se llamen ahora) pasando por los andaluces con el PSOE de Andalucía, hasta los del PP de Madrid o Valencia.

Me gustaría que en Andalucía nos devolvieran las competencias en puertos, aeropuertos y centros comerciales, para no tener que mendigar en Madrid lo que es nuestro y se llevan desde hace muchísimos años. Seguimos colonizados.

Me gustaría que en Ronda se dejaran los políticos de peleitas que no conducen a nada y por fin se pusieran todos a pedir unas comunicaciones dignas. También que, al fin, hicieran algo con la variante de Arriate, con las ruinas de Acinipo (la expolian siendo la más importante de Andalucía) y un largo etcétera.

En fin, pido tanto y es tan sencillo, que veremos como para 2019 tenemos que pedir lo mismo. Feliz Año a todo el mundo y que sea mejor.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 30 de diciembre de 2017

Anuncios

¿Cómo han podido votarlo?

Estos últimos días se están preguntando muchos cómo ha podido el pueblo estadounidense votar como presidente a Donald Trump, lo raro es que también se lo preguntan muchos políticos de los partidos tradicionales. Así, sin anestesia.

Cuando la nueva administración de Trump deroga la ley de sanidad de su antecesor Obama, se lo preguntan, pero no cómo han podido votar en la Comunidad de Madrid al PP cuando están privatizando hospitales todos los días, como el americano o como el SAS en Andalucía que cada día privatiza más servicios y el PP sigue siendo el más votado en Madrid y el PSOE en Andalucía.

Se vuelven a preguntar lo mismo cuando dice lo del muro con Méjico, cuando en Ceuta y Melilla hay una supervalla con las famosas “concertinas” prohibidas en toda Europa, pero aquí las mantienen los gobiernos tanto de PSOE como de PP, sin preguntarse ninguno de ellos cómo es que les siguen votando.

imagesEn una de sus decisiones más criticadas, Trump ha devuelto a los bancos los mecanismos anteriores a la crisis, que fueron imprescindibles para llegar a ella y que Obama había prohibido por ley para que los bancos no siguieran estrujando la ley a su favor, mientras aquí se llevan las manos a la cabeza los políticos de los partidos tradicionales y con la otra mano le dan a las cajas quebradas 100.000.000.000 € (si, cien mil millones, dados y perdidos) además de permitirles cláusulas abusivas a diestro y siniestro que ni con las condenas de los tribunales europeos se atreven a quitar a los bancos, se vayan a enfadar.

Y así podríamos seguir y seguir, mostrándose los dirigentes españoles como mayordomos de Trump en Europa, ya lo son de la Merkel y como intermediarios con los países iberoamericanos, en lugar de ser sus defensores…pero claro es imposible poner el culo y la boca al mismo tiempo.

Uno de los muchos amigos que antes de las últimas elecciones me dijeron que iban a votar a cualquiera menos a PP y PSOE también se hace la pregunta de Trump, lo que me hace suponer que es verdad, puede que aun haya vida inteligente en este planeta.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda Semanal el 25 de febrero de 2017

Populismo

Los entendidos en la materia han elegido “populismo” como la palabra del año 2016. Todos sabemos que populismo significa dar soluciones fáciles a problemas difíciles, hablando de política, y se suele utilizar de modo peyorativo por quien lo utiliza contra otras formaciones o políticos rivales.

Últimamente se usa mucho contra quien está en contra del poder tal y cómo está establecido, es decir, se usa contra quien no cree que debamos seguir siendo mandados por las grandes empresas, multinacionales y los bancos. Se suele decir que son populistas los que están en contra de lo que es actualmente “lo que hay que hacer” según quien manda, la derecha tradicional y los neo liberales. La derecha siempre actúa con conservadurismo y es normal que siga las indicaciones de quienes ahora mandan. En frente solían estar los partidos socialdemócratas hasta que Tony Blair se inventó la tercera vía y por ahí entraron todos esos partidos llamados socialistas ¿Qué es esa tercera vía? pues simplemente es aplicar políticas liberales a la economía y, de vez en cuando, sacar alguna ley de carácter social para que los votantes socialdemócratas y, por supuesto, los afiliados más socialistas de esos partidos estuvieran controlados y contentos.

unknownHa sido un año de mucho populismo realmente. En Inglaterra se votó para seguir o salir de la Unión Europea, ganó salir, y lógicamente los que estaban en contra de lo que decían el gobierno y los grandes poderes, eran populistas. En Italia hubo un referéndum el cual perdió el primer ministro, constándole el puesto, quienes estaban en contra…populistas, lógicamente, sin tener en cuenta que quizá el pueblo le dio un voto de castigo a la clase política hartos de ellos, ya que llevan cinco presidentes en cuatro años y todos elegidos por los poderes fácticos y sin pasar por las urnas. Hasta en los Estados Unidos ha ganado un candidato populista, y eso que ha ido ganando primarias tras primarias y finalmente las elecciones, aunque éste quizá esté más preocupado de sus negocios que del país, lo que lo convierte no en populista sino en aprovechado, aquí tenemos experiencia, sino que se lo digan a Gil o Ruiz Mateos.

Que quieren que les diga, yo quiero una Sanidad pública, gratuita y universal, que nuestros mayores estén atendidos, que las pensiones estén garantizadas y suban el IPC para no perder poder adquisitivo, que haya un salario social mínimo para que todo el mundo tenga un plato de comida que llevarse a la boca y no le corten a nadie la luz o el agua… si todo eso es populismo, que le voy a hacer, yo también seré populista.

Salud y suerte

 

Publicado en Ronda semanal el 14 de enero de 2017

Habitación con vistas XI

Habitación con vistas al mar XI

 

El día 17 de mayo me dieron la “libertad condicional” ya que la prueba de fuego la tenía el 20, justo un mes después del ingreso, donde debían valorar como estaba tras tres días de contacto con el “mundo real” con mi ambiente y con la vida que llevaba y llevaré tras pasar todo esto.

 

Me hicieron una analítica, además de alguna prueba más, y me tomaron todas las medidas vitales, así que los nervios se volvieron a apoderar de uno ¿tendría que volver a ingresar? ¿Cómo habrá ido estos días? ¿Ha hecho uno todo lo que debía y como debía para que todo esté en orden? Muchas preguntas para tan solo un momento.

 

La consulta se hizo esperar unas horas, lo que tardó la analítica en llegar, pero al fin me llamó el hematólogo encargado del post-trasplante, llegaba el momento de saber cómo había ido todo, el momento crucial y el momento de mantenerse tranquilo y sereno, las noticias que tuvieran que darme serían las que fueran ¿a qué tener nervios o ponerse en lo peor o lo mejor?

 

Las noticias fueron inmejorables, las pruebas y analítica eran perfectas, todavía quedaba y queda por volver a tener los valores normales un tiempo, normal tras un trasplante, pero todo iba correctamente y siguiendo los pasos normales, las defensas subiendo poco a poco, pero eso es mejor para que no haya bajones y para que se estabilicen los números como debe ser, así que la alegría fue enorme. También redujeron muchas pastillas, a otras se les puso fecha de caducidad y algún fármaco se redujo la dosis. Me dieron el alta definitiva y sólo quedaba pasar a mi médico de referencia, en mi caso en el clínico, donde me deberían dar cita en 20 días y hacer todo el seguimiento y, sobre todo, donde me irían levantando restricciones de hábitos de vida y comida, ya  que ni puede hacer uno, aún, todo lo que quiere y en muchos lugares tiene que usar la mascarilla, ni puede comer uno muchísimas cosas, pero según vayan pasando los días y las analíticas vayan mostrando datos mejores, iremos recuperando detalles para hacer una vida totalmente normal.

 

pageDecía al principio que el aislamiento dejaba mucho que desear y es así. El personal que te atiende, salvo alguna excepción como en todos lados, ha sido magnífico. Unos profesionales como la copa de un pino, que se dice, y siempre pendientes de todo y dando ánimos y ayudando en todo. Sin embargo la habitación dejaba mucho que desear. De entrada tener que compartir habitación, donde uno a otro nos podemos pegar gérmenes, aunque nos hagan lo mismo, pero cada cuerpo tiene una recuperación y una asimilación distinta de los fármacos y de las células. Después pasa que la habitación no reúne, a mi entender, las condiciones que debería. Pero aquí no tiene culpa el personal, ya que ellos hacen lo que pueden y deben, pero los recortes en la sanidad pública andaluza han hecho estragos. Había mucha limpieza y muy detallada, pero hay cosas que no se pueden arreglar sólo con limpieza, hay que entrar más a fondo en muchas cosas, pero no quiero terminar esta serie con protestas hacía la sanidad en su conjunto, ya que es sólo una parte y no la más importante, aunque no deja de ser fundamental.

 

Lo único que me queda por hacer es dar las gracias a todo el personal de la sexta planta de Carlos Haya, la zona de trasplante, por su profesionalidad y por su cariño con los pacientes, se merecen todo lo bueno que pueda suceder. Así como el personal de pre-trasplante y post-trasplante ya que no paran de darte ánimos y hacerte todo el trance mucho más agradable y llevadero. Gracias a todo el personal, magnífico.

 

Hoy es 23 de mayo, ya ha pasado todo y espero que en adelante vaya todo bien. Gracias también a vosotros que me habéis seguido desde el primer momento y que habéis ayudado tanto con vuestros mensajes de ánimo, tanto por teléfono como por las redes sociales, sin vosotros no habría sido tan llevadero todo el proceso. Gracias.

Españoles de pacotilla

Hay españoles que son “muy españoles y mucho españoles” como diría el Presidente en funciones, Sr. Rajoy. También hay los “españoles de pacotilla” que son esos que son tan españoles para algunas cosas, que se dan golpes en el pecho, pero luego a la hora de pagar sus impuestos prefieren irse a otro lugar más beligerante digamos, como ejemplo tenemos a las hermanas de los Reyes que tenemos, tanto el emérito como el titular, que si algo tienen en común es hermanas a las que no les gusta pagar muchos impuestos, al menos en España, por mucho que la quieran y la defiendan. Luego están los españolitos de a pie, esos que no paran de pagar impuestos y a los que el Sr. Montoro, también Ministro en funciones, no para de perseguir como si fueran delincuentes, ahogados de pagar y encima sospechosos de defraudar.

 

Me hace especial gracia cuando en la barra del bar o en la plaza donde paseamos habitualmente, salen las discusiones defendiendo a tal o cual deportista o empresario e incluso a algún que otro político, como si nos fuera la vida en ello, cuando realmente esas personas a las que se defiende con tanto ahínco suelen ser más suizos, andorranos o, últimamente nos hemos enterado, panameños.

 

descargaLo grave no es sólo que esos que tanto dicen querer a su país y lo defienden en distintos ámbitos, no están dispuestos a mantener la sanidad, educación o las infraestructuras necesarias para que tengamos un bienestar más o menos adecuado a un país del primer mundo, me es más penoso que no sean capaces de colaborar con la Seguridad Social para pagar nuestras pensiones, ellos algún día la pedirán en España, pasando de los países donde actualmente están tributando, a esto se le llama “caradura” por emplear un adjetivo suave, que los tenemos peores.

 

Sólo espero que en la próxima discusión que tengamos para defender a según qué “representante” de los mejor del país, miremos antes si ellos están dispuestos a defenderlo, pero pasando por caja, que de “pacotilla” estamos hartos.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 09/04/2016

Aprender

Nos desayunábamos hace unos días con la noticia de que en el Ministerio de Fomento se han pagado diez mil millones de euros en sobrecostes en obras en los últimos seis años, mismo importe del recorte en 2012 en Sanidad, Educación y Dependencia.

Ésta noticia, que nos debería haber hecho reaccionar de algún modo, haber pedido alguna responsabilidad o solicitar que alguien se hiciera responsable de esto, ha pasado totalmente desapercibida por todos, es lo habitual en este país al que llaman España. No pasa así en otros lugares. En Arabia Saudí hay empresas españolas construyendo un tren de alta velocidad y ya les han avisado que de sobrecostes nada. Han renunciado empresas españolas a hacer obras en Colombia ante el aviso de que allí se paga lo que se oferta. Ya pasó en Panamá donde empezaron a salir sobrecostes y cuando llegó el primero no justificado convenientemente le dijeron a los españoles “mireusté, aquí se dijo que se pagaba esto y es lo que se va a pagar”

imagesHasta el país centroamericano se fue la Ministra de Fomento a explicar el tema, pero en ningún país del mundo entienden lo que sucede aquí. Si se hace una oferta para hacerlo por cien, se hace por ese dinero, si luego cuesta doscientos treinta, como ha pasado con algún tren en España, se apechuga y punto.

Hay una solución, o aprenden a hacer presupuestos o se enseñan a hacer obras. Ya está bien de pagar el doble o el triple de lo previsto. ¿O es qué aquí estamos haciendo el primo? El primo rico a costa de los impuestos que tanto trabajo nos cuesta pagar a los que pagamos, lógicamente. Que encima los que se lo llevan calentito y sobrevalorado les salen todas las declaraciones a devolver ¡Ay si supieran hacer los presupuestos y las obras como hacen los impuestos, cuanto ganaríamos todos!

Publicado en “La Voz de Ronda” 17/05/2014

Reformas

En la campaña electoral una de las promesas de Mariano Rajoy fue que harían reformas, que sería un Gobierno reformista y efectivamente, ha sido la única promesa que ha cumplido.

 

Se podrá dudar más o menos de la necesidad de las reformas, pero no se puede negar que se están haciendo, desde el tema laboral a la justicia, sanidad o educación. Menos la reforma electoral, tan necesaria, o la Constitución para actualizarla tras treinta años, lo van a reformar todo.

 

Ahora le ha tocado el turno a la Administración local. Ha dejado de lado la reducción de Concejales para entrar a saco en las dedicaciones exclusivas y sueldos. Una reforma que llevará a trabajar para sus Ayuntamientos a muchas personas sin cobrar, reduce las competencias y se las da a….. las Diputaciones.

 

ReformasLas Diputaciones son esas mastodónticas administraciones que no vota nadie, los diputados provinciales son escogidos por los propios partidos entre sus concejales en medida a los votos conseguidos en las elecciones locales. Las Diputaciones es ese cementerio de elefantes en el que dan una ocupación (magníficamente retribuida) a los jarrones chinos y concejales con antigüedad para no dejarlos en la estacada (no vaya a ser que algún político tenga que buscar trabajo ¡por Dios!) o también sirve como nido para los cachorros que empiezan y tienen en tan alta estima que les enseñan a vivir del cuento a cargo de la Administración.

 

En lugar de suprimir el coladero de colocaciones a dedo que son las Diputaciones, les amplían las competencias y les dan más poder para poder seguir con su chollo permanente. Y, como decíamos ayer ¡continuamos para bingo!

 

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 23/02/2013

Síndrome

Dicen que este año no la va a haber, no hablamos de la paga de navidad (que tampoco) ni de menos dinero en el bolsillo (que también) ni de tener que repagar por la sanidad y otros productos que antes, como ya están pagados, no teníamos que pagar (a pasar por ventanilla) nos referimos a la “depresión post vacacional”. Ese palabro que se refiere al mal humor, la bajada de interés y el desánimo propio del que vuelve de vacaciones no lo vamos a sufrir los españoles este año. No hay mal que por bien no venga, que diría el optimista, u otra cosa que nos quitan, que diría el pesimista, pero lo mejor es lo que dice el realista “hay que joderse”.

 

¿Cómo queréis que tengamos síndrome de eso? ¡Es que no se dan cuenta los muy estudiosos y precavidos de los sociólogos que es una cosa que es imposible que tengamos! Antes te ibas de vacaciones (el que podía, que tampoco éramos todos) e ibas al chiringuito a tomarte unos tintosverano y paellamarisco o unas cervezasfrías y pescaitofrito, pero los bares a pie de playa que tanto nos molaban ahora no están, pero tampoco nos hacen falta, no tenemos ni un mísero euro que llevarnos a la playa. Ahora lo que mola es la sandía metía en agua de la playa, que le da un saborcito que no veas, los filetempanao de toda la vida y la tortillapapa preparada con más calabacín que patatas (que para eso están más baratos) ¡Qué sería de un día de playa sin el chirriar de la arena entre bocado y bocado! ¿Síndrome? Si estamos todo el año amargados porque no llegamos a fin de mes y cada día tenemos algo menos o debemos algo más por arte y gracia de nuestra clase política.

 

Hablando de clase política ¿sabe usted que ellos tampoco tienen ese síndrome? Y la explicación es muy sencilla, trabajan tan poco (vean imágenes del pleno del Congreso) y tienen tantos meses inhábiles (julio, agosto, diciembre, enero) que lo que verdaderamente tienen es la cara más dura que el hormigón armao. Pero aún así le debemos dar las gracias, entre tanto recorte al menos nos van a ahorrar otra depresión ¡será por depresiones a lo largo del año!

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 04/08/2012

Pobre infancia

Según un informe presentado por Unicef-España el pasado lunes día 21 llamado “Infancia en España 2012/13” un total de 2,2 millones de niños viven por debajo del umbral de la pobreza en nuestro país (menos del 60%  de la media de los ingresos anuales por hogar) lo que significa el nada despreciable porcentaje del 26% de los menores españoles, un dato algo más que desalentador y por más agónico, que nos debería hacer pensar en muchas cosas.

¿Es necesario entregar a un solo banco 7.000 Mill. €? Un banco que ha nacido de la fusión de varias cajas de ahorros, cajas que han estado dirigidas por políticos nombrados por los de su propio partido y que se han ido con las manos llenas de billetes y dejado unos boquetes que ahora tendremos que tapar entre todos. Políticos que se quedan en sus puestos a la voz de “no dimito porque no me da la gana” con toda la razón del mundo, para eso fue nombrado consejero durante un tiempo y no tiene por qué dejar el puesto para que lo ocupe otro político de otro partido “antes de entrar dejen salir” y esperen a que llegue su turno, no tengan prisa por entrar en Consejos de Administración, total para lo que sirve.

¿Es necesario hacer recortes en educación y sanidad? Si nuestros niños están bajo el umbral de la pobreza, hacerles que tengan una peor educación o una sanidad donde para atenderlo un médico tengan que pagar no va a ayudar mucho ¿No sería mucho más normal ayudar a estos niños y ofrecerles comedor o revisiones médicas? Les ayudaríamos a ser un poco más felices que es el único objetivo al que deben aspirar nuestros infantes, y el único al que deberíamos entregarnos en cuerpo y alma.

Si continuamos con estas políticas no tendremos problemas futuros con el paro, porque no tendremos jóvenes a quienes mantener, nos habremos cargado la infancia. Puede que vivamos un poco mejor, pero de seguro que seremos menos felices.

 

 

Publicado en “La Voz de Ronda” 26/05/2012

Palabras

El castellano es un idioma tremendamente rico, podemos utilizar las palabras a nuestro antojo y además tenemos algunas que cambian de significado como si tuvieran vida propia.

Podemos decir una palabra, por ejemplo “listo”, y tener varios significados; no es lo mismo decir de alguien “es muy listo” que comentar “¡qué listo es! Al mismo tiempo nos encontramos con otras que dan lugar a la confusión, o pregúntense ¿Cuántas veces hemos confundido la palabra “actitud” con “aptitud”? Y no significan lo mismo.

También las tenemos que se ponen de moda, el año pasado pasó (ya lo comentamos en esta misma columna) con la palabra “indignado”, por cierto y como diría aquel “¿aonde andarán?”, todo el mundo estaba indignado con algo y por algo. Este año que acabamos de comenzar el vocablo de moda es “copago” ¿o habían oído antes tanto esta palabra? Todos los políticos están con ella en la boca, les parece una palabra tan interesante como si la hubieran descubierto, pero el problema es que la utilizan mal.

Parte del trabajo de los medios debe ser explicar lo que nos dicen nuestros gobernantes, hacernos ver lo que se lee entre líneas y que no terminamos de entender, porque yo no sé ustedes, pero yo no entiendo cuando hablan del copago de la sanidad, o ahora el nuevo Ministro de Justicia hablando del copago de la justicia. Copago significa agregarte a pagar algo es decir, si vamos a comer juntos e invitamos a alguien y lo vamos a pagar entre el resto, copagamos entre todos esa invitación. Pero a lo que se refieren nuestros políticos es a “repago” porque, y si no miren sus nóminas, la seguridad social ya la pagamos entre todos con la tremenda estocada que nos pegan en el sueldo cada final de mes.

Así que expliquémoslo porque lo que no puede ser es que los pobres curritos paguemos dos veces por lo mismo y no podamos ponernos malos o recurrir una sentencia, ya que no llegamos a fin de mes, mientras ellos se van de rositas con sus pensiones vitalicias, sus sueldos estratosféricos y su altanería a la hora de hacer unas leyes con la que nos están jodiendo, de joder, y bien.